www.madridiario.es
Señales pintadas en el suelo en la entrada de Madrid Central.
Ampliar
Señales pintadas en el suelo en la entrada de Madrid Central. (Foto: Kike Rincón)

El año de la guerra contra la basura del Este y contra Madrid Central termina sin grandes soluciones

jueves 26 de diciembre de 2019, 07:45h

Del legado de Manuela Carmena ya queda poco en la capital más allá de la renaturalización del Manzanares, la reforma del protocolo del cierre del parque del Retiro o las obras, problemáticas, en el lago de la Casa de Campo-. Sin embargo, sí es destacable cómo la exalcaldesa puso encima de la mesa el debate de la contaminación, que todavía hoy perdura. Es más, las grandes batallas que se han librado en la ciudad y aún se libran están relacionadas con esa materia. Primero, Madrid Central. Pese a que comenzó a funcionar en noviembre de 2018, no ha sido hasta el 16 de marzo de este año cuando llegaron las multas -eso sí, no todas, ya que una vez que Ahora Madrid abandonó la Alcaldía las sanciones se multiplicaron-. Desde entonces, no ha dejado de estar en el punto de mira, pues la promesa más repetida por el Partido Popular en la campaña electoral de mayo fue la que versaba sobre la reversión total de la gran APR de Centro.

Sin embargo, a su llegada al Palacio de Cibeles, el nuevo alcalde, José Luis Martínez-Almeida, se dio cuenta de que no era tan fácil como había creído. Doce días después de tomar posesión, el delegado de Movilidad y Medio Ambiente, Borja Carabante, aprobó una moratoria por la cual la Zona de Bajas Emisiones dejaba de multar durante los meses de julio, agosto y septiembre. No obstante, nada más entrar en vigor, hasta tres juzgados la paralizaron gracias a las denuncias de la Plataforma en defensa de Madrid Central, constituida por asociaciones ecologistas y vecinales que llegaron a manifestarse en diferentes ocasiones en la Gran Vía.



Desde entonces, la promesa electoral se difuminó: si bien es cierto que el regidor presentó en septiembre una nueva estrategia de calidad del aire -Madrid 360- que descafeinaba en cierta medida la APR de Carmena, Madrid Central cerrará el año casi como lo empezó, con datos que refrendan su éxito: la contaminación ha bajado un 20 por ciento en la almendra central y un 11, en toda la ciudad. Eso sí, Almeida plantea en su plan anticontaminación reabrir la Gran Vía a los vehículos C, algo con lo que Ciudadanos, como dejó patente en la Jornada de Medio Ambiente de Madridiario, no está de acuerdo. Tampoco parece convencerle del todo reabrir la calle Mártires de Alcalá, "un tramo de apenas 100 metros donde se ponen el 20 por ciento de multas de Madrid Central". Queda saber si aceptará prorrogar el permiso a los padres cuyos hijos vayan al colegio dentro de la APR o el de los transportistas, así como crear uno nuevo para los policías, que han recibido multas por error.

Madrid 360, no obstante, no busca solo flexibilizar la entrada al centro de la capital, sino que también abarca otras medidas como la peatonalización de diversas zonas de la capital -Sol y Fuencarral, entre otras-, autobuses cero emisiones gratis, parkings disuasorios que ya han empezado a licitarse o la renovación de la flota de autobuses que anunció Almeida en la Cumbre del Clima, que ha tenido lugar en la capital. Tras las protestas que sacudieron el país, el Gobierno de Chile se vio obligado a ceder a Madrid el testigo. Con apenas un mes de margen, la capital se preparó para albergar la COP25, que estuvo marcada por la llegada de Greta Thunberg y la falta de acuerdo que se tradujo en una escasa ambición.

Sobre lo que no se debatió en Ifema fue sobre el futuro de los residuos, un problema que en la Comunidad de Madrid ha cobrado peligrosas dimensiones. Es el caso de la basura de los 31 municipios del Este, que puede terminar el año en la calle después de que el vertedero de Loeches no vaya a llegar a tiempo y de que la vicealcaldesa capitalina, Begoña Villacís, se haya negado a que más de 220.000 toneladas de residuos terminen en Valdemingómez, tal y como han hecho las autoridades de Toledo, otro posible destino temporal de la basura hasta que Loeches esté lista.

Riadas: la cara más amarga de la lluvia

Por otro lado, el Este y el Sur han sido dos de las zonas más castigadas este año por las lluvias que han azotado la región en varias ocasiones. La primera vez ocurrió a finales del mes de agosto, cuando granizó sobre la Comunidad paralizando carreteras, varias líneas de Metro y algunos vuelos. Los bomberos llegaron a gestionar más de 1.000 avisos y la AEMET registró más de 9.300 rayos en seis horas, siendo Arganda del Rey la ciudad más afectada, como también lo fue semanas después. A mitad de septiembre, volvió a tronar en la Comunidad y sus ciudadanos lo volvieron a sufrir en sus carnes: el 112 gestionó 103 expedientes. También en verano se registró el otro suceso catastrófico del año: el incendio de Cadalso. A finales de junio, las llamas devoraron 2.500 hectáreas de Cadalso de los Vidrios, Cenicientos y Las Rozas de Puerto Real en el que ya se ha definido como el peor incendio de las últimas dos décadas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • El año de la guerra contra la basura del Este y contra Madrid Central termina sin grandes soluciones

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    17507 | Ramon Cid Martinez - 26/12/2019 @ 10:32:51 (GMT+1)
    Los problemas de Madrid y su Comunidad , los años han demostrado que no saben , ni pueden los gobiernos de derechas que hemos sufrido .

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.