www.madridiario.es
    14 de octubre de 2019

Antonio Castro

"Priscilla", el autobús que da título a un gran musical, se pone en marcha en el Nuevo Teatro Alcalá. La próxima semana comenzarán las representaciones con la producción que, entre 2009 y 2011, pudo verse el teatro Palace de Londres. Mariano Peña da un sorprendente giro a su carrera de actor para meterse en la piel de la transexual Bernardette.

"El loco de los balcones" fue un profesor italiano, afincado en Lima, que emprendió una labor encomiable pero destinada al fracaso: salvar los balcones de las viejas casonas limeñas. Hermosos balcones despiadadamente destruidos por los modernos constructores. Mario Vargas Llosa escribió un cuento sobre el personaje con el envidiable dominio del idioma que posee. Solo que le dio forma de pieza teatral.

Si se cumplen los plazos anunciados hoy, el teatro de La Comedia abrirá sus puertas dentro de un año, en septiembre de 2015, inaugurando la nueva temporada. Pocos meses antes de las próximas elecciones generales. En ese momento se cumplirán trece años del cierre provocado por la situación del edificio. La Compañía Nacional de Teatro Clásico volverá a su sede, abandonando el Pavon, donde han estado alquilados los últimos años.

Rafael Amargo vuelve a Madrid -al teatro Gran Vía- con la reposición de uno de sus espectáculos más ambiciosos: Poeta en Nueva York. Han pasado más de diez años desde que se estrenara en el vecino Lope de Vega. Pero conserva en el montaje toda la fuerza audiovisual de entonces. "Poeta en Nueva York" es el único espectáculo de gran formato, con raíces españolas, que puede verse este verano en la capital española. 

En este teatralmente paupérrimo verano, la reposición de "La venganza de don Mendo", a los pies del Palacio Real, es un soplo de aire, no necesariamente fresco porque estas noches de julio son cualquier cosa menos frescas. El astracán de Muñoz Seca está servido por una compañía de lujo en la que aparecen, entre otros, Ángel Ruiz, María José Goyanes, Ramón Langa, José Pedro Carrión, Cristina Goyanes, Luis Perezagua, Karmele Aramburu... La dirección es de Jesús Castejón.

Con todo el verano por delante, los programadores de teatro de Madrid avanzan ya novedades para el mes de septiembre. El teatro Fernán Gómez acogerá, a partir del 11 de ese mes, el estreno absoluto de un musical de pequeño formato: "Excítame, el crimen de Leopold y Loeb". Es una obra original de Stephen Dolginoff, adaptada al castellano por Pedro Víllora. Hoy nos han ofrecido un adelanto del que ofrecemos las primeras imágenes.

La recuperación del antiguo hotel París en la Puerta Sol y su apertura como establecimiento informático permite contemplar la céntrica plaza sin obras, andamios, vallas o zanjas. Es una imagen desconocida para miles de madrileños, la generación que ha convivido con obras diversas en los últimos veinte años.

Hace más de cuarenta años se instaló a ambos lados de la Castellana, bajo el puente de Juan Bravo, una atractiva colección de esculturas. En este museo al aire libre, impulsado por Eusebio Sempere, se ven obras de Chillida, Serrano, Chirino, Amadeo Gabino, Andreu Alfaro... Pero la zona donde se encuentra la gran obra de Serrano se ha convertido en un aparcamiento de motos.

Hasta final de marzo se representa en el teatro Nuevo Apolo la adaptación de la novela 'El nombre de la rosa'. El gran texto de Umberto Eco está dirigido para la escena por Garbi Losada. Madridiario ha recorrido las entrañas del montaje antes de una representación. Hasta dos horas necesitan algunos actores para rematar su caracterización como monjes de una abadía de los Alpes.

Narros montó en 1990 un caballero de Olmedo para la Compañía Nacional de Teatro Clásico que resultó memorable. Tras la versión que ahora firma Lluis Pascual en Pavón, seguiremos recordando la de Narros. Lo cierto es que ambas tienen poco que ver en la puesta en escena. Pero El caballero es un monumento de la literatura dramática del Siglo de Oro y trivializarlo resquebraja su esplendor. Aunque le canten tangos y bulerías, como en esta propuesta.