www.madridiario.es
    9 de diciembre de 2019

amianto

La Fiscalía Provincial de Madrid ha incoado diligencias para investigar si existe delito contra los derechos de los trabajadores por la presencia de amianto en algunos de los materiales de Metro de Madrid.

El Comité de Empresa de Metro de Madrid reclama el cese de los cargos directivos de la compañía del área de seguridad y explotación ferroviaria por poner en "riesgo" la salud de los trabajadores ante la presencia de amianto en los trenes.

No será hasta 2021 cuando no quede nada de amianto en Metro de Madrid. El consejero delegado del suburbano ha explicado hoy que lo retirarán de las 23 estaciones en las que sigue presente en el marco de su plan de renovación de infraestrucuras que concluirá en 2021.

La Inspección de Trabajo ha remitido a la Fiscalía su acta sobre falta de medidas adoptadas ante la exposición de los trabajadores al amianto existente en las infraestructuras de Metro, por lo que se ha suspendido temporalmente el procedimiento sancionador que conllevaba una multa de cerca de 200.000 euros. En cuanto al segundo caso, el suburbano alegará que no hay relación causal con su desempeño laboral. Además, este viernes se ha confirmado que los trenes que se vendieron a Argentina tienen amianto "encapsulado" y revisará la transacción. Con todo, el consejero delegado, Borja Carabante, ha descartado dimitir y ha negado que vaya a firmar ningún documento sobre seguridad, como le pide el sindicato de maquinistas para parar su huelga.

Rosalía Gonzalo ha informado en la Asamblea de Madrid que el Gobierno va a investigar la venta de trenes de Metro de Madrid con amianto a Argentina. La información ha salido del informe que publicó Madridiario en el que se explicaba que 115 convoys tenían esta sustancia y varios de ellos fueron vendidos a este país, según han destacado la Cadena Ser y El Mundo.

Nueva piedra en el camino para Borja Carabante, consejero delegado de Metro de Madrid, por el escándalo del amianto. El Sindicato de Maquinistas ha convocado paros parciales para marzo y han pedido el cese de Carabante por la presencia de este material cancerígeno en el suburbano, del que la empresa conocía su existencia desde 2003.

Ciudadanos se volverá a aliar con Podemos y apoyará la creación de una Comisión de Investigación sobre la presencia de amianto en Metro de Madrid. El PSOE, que dice "no haber escuchado" la propuesta, no la dificultará porque les parece "muy razonable" que se den explicaciones. Por su parte, el PP se queja de que se abran comisiones "por cualquier problema".

Un trabajador que realizó labores de mantenimiento desde la década de los 80 en Metro de Madrid ha desarrollado un cáncer de pulmón que ahora el suburbano estudiará si se debe al contacto con el amianto.

Días después de que se conociese la presencia de amianto en el suburbano y un informe desvelado por Madridiario que probaba que Metro conocía en 2003 que en un tercio de sus estaciones tenían este material, Podemos propone la creación de una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid.

El AMPA de la escuela infantil Jeromín de Leganés ha reclamado la retirada del amianto que contienen las cubiertas de los edificios del centro educativo.

Tribunal, Anton Martín, Sevilla, Embajadores... Hasta 64 estaciones de las 191 que tenía Metro de Madrid en 2003 contenían amianto. Y el suburbano lo sabía. Madridiario ha accedido en exclusiva a un informe que corrobora que la empresa pública conocía desde hace quince años el lugar donde estaba esta sustancia tóxica que ha sido la causante del cáncer de un trabajador y que aún existe en algunos metros de las líneas 1, 6 y 9. Por no llevar a cabo las medidas pertinentes desde entonces -el primer protocolo de actuación para los trabajadores fue enviado el pasado sábado-, Metro tendrá que hacer frente a una multa de 191.000 euros. Fuentes del suburbano se defienden explicando que recurrirán el requerimiento de la Inspección de Trabajo porque han llevado a cabo "protocolos de actuación" durante los últimos años para prevenir a los empleados.

AMIANTO

El consejero delegado de Metro de Madrid, Borja Carabante, ha informado esta mañana que la compañía sospecha de un segundo caso de enfermedad por inhhalación de fibras de amianto, pero que todavía no está confirmado. Asimismo, ha explicado que la inspección de trabajo ha propuesto sancionar a Metro con una multa de 191.000 euros por considerar que la empresa no tomó las mejores medidas de seguridad tras la prohibición del uso de este material en 2002. El consejero delegado ha aprovechado su comparecencia ante la prensa para presentar las medidas que está llevando a cabo el suburbano para demostrar que "no hay ningún peligro" ya que todas las mediciones practicadas han dado resultado negativo.

La semana pasada se dio a conocer la existencia de Amianto de alguno de los trenes de Metro de Madrid. Por esta polémica, Podemos ha pedido que el consejero delegado de la compañía, Borja Carabante, comparezca en la Asamblea.

Los trenes más antiguos de la red de Metro de Madrid (líneas 1, 6 y 9) contienen amianto en algunos de sus componentes. El suburbano asegura que no existe riesgo para la salud de usuarios y trabajadores, pero la Consejería de Transportes reconoce que un exempleado sufrió cáncer tras manipular estos elementos. Ciudadanos y Podemos ya han pedido responsabilidades.

La retirada del amianto que todavía quedaba de las obras de demolición del polideportivo San Isidro, en Getafe, ha terminado este sábado.

El sindicato alerta de la presencia de amianto en el Hospital Gregorio Marañón y el centro responde que es "algo común" en edificios de "esa edad".

Una indemnización de 360.000 euros es lo que la sentencia del Tribunal Supremo dicta que le corresponde pagar a la empresa Uralita en calidad de indemnización para los familiares de dos mujeres de trabajadores de la factoría de Getafe, fallecidas por inhalar el polvo de amianto tras lavar la ropa de sus maridos.

Comisiones Obreras ha denunciado la existencia de un foco de amianto en el polígono de Los Ángeles en Getafe provocado por el desmantelamiento de la antigua fábrica de COFRISA. Un problema medioambiental y también para la salud

CCOO ha denunciado la existencia de amianto, un material prohibido por su riesgo para la salud, en la inmensa escombrera que desde hace tiempo se han convertido varias fábricas abandonadas del polígono industrial Los Ángeles de Getafe.