www.madridiario.es
    20 de septiembre de 2019

amianto

Días después de que se conociese la presencia de amianto en el suburbano y un informe desvelado por Madridiario que probaba que Metro conocía en 2003 que en un tercio de sus estaciones tenían este material, Podemos propone la creación de una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid.

El AMPA de la escuela infantil Jeromín de Leganés ha reclamado la retirada del amianto que contienen las cubiertas de los edificios del centro educativo.

Tribunal, Anton Martín, Sevilla, Embajadores... Hasta 64 estaciones de las 191 que tenía Metro de Madrid en 2003 contenían amianto. Y el suburbano lo sabía. Madridiario ha accedido en exclusiva a un informe que corrobora que la empresa pública conocía desde hace quince años el lugar donde estaba esta sustancia tóxica que ha sido la causante del cáncer de un trabajador y que aún existe en algunos metros de las líneas 1, 6 y 9. Por no llevar a cabo las medidas pertinentes desde entonces -el primer protocolo de actuación para los trabajadores fue enviado el pasado sábado-, Metro tendrá que hacer frente a una multa de 191.000 euros. Fuentes del suburbano se defienden explicando que recurrirán el requerimiento de la Inspección de Trabajo porque han llevado a cabo "protocolos de actuación" durante los últimos años para prevenir a los empleados.

AMIANTO

El consejero delegado de Metro de Madrid, Borja Carabante, ha informado esta mañana que la compañía sospecha de un segundo caso de enfermedad por inhhalación de fibras de amianto, pero que todavía no está confirmado. Asimismo, ha explicado que la inspección de trabajo ha propuesto sancionar a Metro con una multa de 191.000 euros por considerar que la empresa no tomó las mejores medidas de seguridad tras la prohibición del uso de este material en 2002. El consejero delegado ha aprovechado su comparecencia ante la prensa para presentar las medidas que está llevando a cabo el suburbano para demostrar que "no hay ningún peligro" ya que todas las mediciones practicadas han dado resultado negativo.

La semana pasada se dio a conocer la existencia de Amianto de alguno de los trenes de Metro de Madrid. Por esta polémica, Podemos ha pedido que el consejero delegado de la compañía, Borja Carabante, comparezca en la Asamblea.

Los trenes más antiguos de la red de Metro de Madrid (líneas 1, 6 y 9) contienen amianto en algunos de sus componentes. El suburbano asegura que no existe riesgo para la salud de usuarios y trabajadores, pero la Consejería de Transportes reconoce que un exempleado sufrió cáncer tras manipular estos elementos. Ciudadanos y Podemos ya han pedido responsabilidades.

La retirada del amianto que todavía quedaba de las obras de demolición del polideportivo San Isidro, en Getafe, ha terminado este sábado.

El sindicato alerta de la presencia de amianto en el Hospital Gregorio Marañón y el centro responde que es "algo común" en edificios de "esa edad".

Una indemnización de 360.000 euros es lo que la sentencia del Tribunal Supremo dicta que le corresponde pagar a la empresa Uralita en calidad de indemnización para los familiares de dos mujeres de trabajadores de la factoría de Getafe, fallecidas por inhalar el polvo de amianto tras lavar la ropa de sus maridos.

Comisiones Obreras ha denunciado la existencia de un foco de amianto en el polígono de Los Ángeles en Getafe provocado por el desmantelamiento de la antigua fábrica de COFRISA. Un problema medioambiental y también para la salud

CCOO ha denunciado la existencia de amianto, un material prohibido por su riesgo para la salud, en la inmensa escombrera que desde hace tiempo se han convertido varias fábricas abandonadas del polígono industrial Los Ángeles de Getafe.

El colegio San Gregorio de Galapagar respira aliviado. Y nunca mejor dicho. Los 400 alumnos de este centro de educación primaria podrán empezar el curso bajo un nuevo tejado libre de amianto, un material de construcción relacionado con la aparición de graves enfermedades como el cáncer de pulmón y cuyo uso está prohibido. La Comunidad de Madrid ya ha iniciado los trabajos de retirada de la cubierta tóxica tras años de presión vecinal.

El Tribunal Supremo ha confirmado indemnizaciones cercanas a 200.000 euros para tres mujeres por estar en contacto con el amianto al tener que lavar la ropa de sus maridos, trabajadores de las fábricas de Uralita de Getafe y Valdemoro, y sufrir los daños derivados de este material empleado por la compañía.

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a la empresa Uralita a indemnizar con 1,5 millones de euros a 14 trabajadores de la fábrica de Getafe y a la mujer de uno de ellos que resultaron afectados por la inhalación de amianto, de los que nueve ya han fallecido.