www.madridiario.es
    20 de septiembre de 2019

amianto

Este viernes se celebra en la Asamblea madrileña una nueva sesión de la Comisión de Investigación sobre la presencia de amianto en Metro de Madrid.

La uralita corona hasta 571 viviendas del barrio de San Pascual. En los últimos años los edificios han sufrido desperfectos y los inquilinos buscan una solución para retirar el amianto de los tejados. El coste es prohibitivo para un entorno de clase obrera y las ayudas del Ayuntamiento de Madrid solo cubren el 35 por ciento. Los vecinos denuncian que el Consistorio les da largas para enviar técnicos evaluadores, hecho que el Área de Desarrollo Urbano Sostenible desmiente.

La red suburbana de transportes madrileña registra, una vez más, un nuevo caso de amianto en sus trenes. Esta vez, en vehículos modelo 5000 de las líneas 6 y 9. Metro ha suspendido los trabajos de mantenimiento en las unidades, aunque afirma que no hay riesgo de exposición para trabajadores ni usuarios.

703 empleados de Metro de Madrid se han sometido a varios reconocimientos médicos para detectar posibles problemas derivados de la exposición al amianto. De 832 pruebas realizadas, todas han dado negativo.

COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

Eugenia Martín, la mujer del trabajador de Metro que ha fallecido esta semana, ha asistido a la comisión de investigación sobre la presencia de amianto en Metro, donde ha pedido “justicia” para resarcir el “daño” que se le hizo a su marido.

El ex consejero delegado de Metro de Madrid, Juan Bravo, ha negado conocer durante su etapa al frente del suburbano la presencia de amianto en los trenes de la compañía. Además, asegura que los únicos lugares que sabía que presentaban este material cancerígeno eran los túneles de la línea 1 -que se reformó bajo su mandado- y en las cocheras de Plaza Castilla, que derribó “con las condiciones de seguridad pertinentes”.

Hasta 13 coches que circulan por la línea 1 de Metro están afectados por un recubrimiento de pintura aislante con amianto. Dichas unidades han sido paralizadas de manera cautelar. No obstante, parece que no han supuesto riesgo para trabajadores y usuarios.

En la madrugada de este viernes ha fallecido el que fuera el primer enfermo reconocido por exposición al amianto en Metro de Madrid. Fue oficial de mantenimiento de trenes durante varias décadas.

Tras el amianto en la línea 5, Metro de Madrid ha detectado más amianto en trenes de la línea 6 y ha paralizado tanto la actividad como el mantenimiento de los vehículos afectados. La red de transporte ha emitido un comunicado en el que explica que la pintura degradada puede convertirse en friable, es decir, puede emitir fibras.

Metro de Madrid ha decidido suspender "temporalmente" el mantenimiento de los coches VAI y las unidades 2000 A al detectar amianto en la pintura aplicada como recubrimiento de paneles de chapa interior. Se han retirado de la circulación seis trenes de la línea 5, que han sido susituidos por otro modelo. Según el suburbano, no ha afectado a los viajeros.

Los vecinos de Retiro llevan años reclamando la reapertura del túnel peatonal que hay bajo la calle Doctor Esquerdo, pero en su lucha se han topado con un inesperado enemigo: el amianto. Pese a que el Ayuntamiento de Madrid reconoce a Madridiario que "estudia" volver a abrir el paseo cerrado en los años 80, la dificultad de los trabajos prevé alargar una medida que también reclama el PP y que ha visto frustrada su vuelta a la vida en varias ocasiones. Actualmente, es el almacén de una empresa de limpieza.

Aunque los trenes seguirán sin parar en Gran Vía hasta abril de 2019, el tramo entre las estaciones de Metro de Tribunal y Sol volverá a estar operativo desde este jueves, día 30.

Metro de Madrid ya ha realizado 653 reconocimientos médicos específicos a trabajadores de la compañía de los 1.000 previstos antes de 2019 para detectar la posible presencia de amianto. Todos ellos, hasta ahora, han dado resultado negativo. El suburbano también ha informado que ya se ha eliminado casi la mitad del amianto de los cofres de uno de los modelos de trenes donde se detectó.

Material móvil y equipos de trabajo de mantenimiento del Metro de Madrid serán desamiantados en un plazo de dos años, según el nuevo contrato que ha licitado la empresa para continuar con la retirada de amianto en las instalaciones del suburbano.

La Asamblea de Madrid acoge este jueves un Pleno Extraordinario, el último hasta que comience en septiembre el nuevo período de sesiones, en el que se debatirá sobre la posibilidad de que la Comunidad de Madrid haga un inventario de la presencia de amianto en los centros educativos y de trabajo, los servicios centrales y las universidades antes de que acabe 2018.

Un maquinista de Metro ya jubilado se convierte, según el Sindicato de Maquinistas del suburbano, en el quinto empleado con cáncer por su exposición al amianto.

AMIANTO

Los trabajadores de Metro de Madrid podrán sometere a un TAC gratuito para descartar posibles problemas de salud tras su exposición al amianto. La empresa asegura que este ofrecimiento va "más allá" de lo estipulado en la normativa de Riesgos Laborales, mientras los sindicatos aseguran que continuarán perseverando en otras reivindicaciones.

La Inspección de Trabajo obliga ahora a Metro a realizar reconocimientos médicos “continuados” a los trabajadores que estuvieron expuestos al amianto tras acreditar que la empresa incumplió las leyes que establecen disposiciones mínimas de seguridad y salud.