www.madridiario.es
    23 de enero de 2020

Desamiantado

La uralita corona hasta 571 viviendas del barrio de San Pascual. En los últimos años los edificios han sufrido desperfectos y los inquilinos buscan una solución para retirar el amianto de los tejados. El coste es prohibitivo para un entorno de clase obrera y las ayudas del Ayuntamiento de Madrid solo cubren el 35 por ciento. Los vecinos denuncian que el Consistorio les da largas para enviar técnicos evaluadores, hecho que el Área de Desarrollo Urbano Sostenible desmiente.

Metro de Madrid ya ha realizado 653 reconocimientos médicos específicos a trabajadores de la compañía de los 1.000 previstos antes de 2019 para detectar la posible presencia de amianto. Todos ellos, hasta ahora, han dado resultado negativo. El suburbano también ha informado que ya se ha eliminado casi la mitad del amianto de los cofres de uno de los modelos de trenes donde se detectó.

Material móvil y equipos de trabajo de mantenimiento del Metro de Madrid serán desamiantados en un plazo de dos años, según el nuevo contrato que ha licitado la empresa para continuar con la retirada de amianto en las instalaciones del suburbano.

El suburbano madrileño ha empezado a desmontar los techos del aparcamiento de su sede en la calle Cavanilles, una de las medidas incluidas en su plan de desamiantado.

El suburbano madrileño ha revelado que ha detectado nuevas piezas con amianto en las cabinas de conducción de la misma serie de trenes en la que ya se había encontrado esta sustancia cancerígena.

El plan de desamiantado de Metro de Madrid se llevará a cabo en tres fases, que afectarán a las 53 estaciones donde todavía tiene presencia este material cancerígeno.
  • 1