www.madridiario.es
    22 de agosto de 2019

vertedero de Alcalá de Henares

El deadline era en apenas un mes y aún no había una solución transitoria para los residuos del este hasta que esté operativa la futura planta de Loeches. Sin embargo, nuevos cálculos de la Consejería de Medio Ambiente dan un margen de "cuatro o cinco" meses al vertedero de Alcalá, cuya vida útil se prolongará hasa septiembre.

En la misma línea que Sabanés, el concejal presidente de Puente y Villa de Vallecas, Paco Pérez, se ha mostrado en contra de que los residuos del vertedero de Alcalá de Henares, a punto de colmatarse, se depositen en Valdemingómez hasta que entre en funcionamiento la planta de Loeches (como mínimo a mediados de 2020).

A punto de colmatarse el vertedero de Alcalá de Henares y sin que exista aún una solución clara hasta que esté lista la planta de Loeches, la Comunidad ha pedido "solidaridad" al Ayuntamiento de Madrid para que acoja en Valdemingómez la basura de los municipios del este.

La basura generada en los municipios del este se repartirá entre otros vertederos de la región o, incluso, de otras Comunidades de forma temporal, entre el colapso definitivo del de Alcalá, previsto para la primera mitad de próximo año, y la entrada en funcionamiento de la nueva planta de Loeches en 2020. Aunque todavía está en fase de estudio y concreción, es la solución más probable al conflicto de los residuos en el este, tras la reunión mantenida este lunes entre la Mancomunidad y la Consejería de Medio Ambiente, desde donde adelantan que la Mancomunidad del Sur (Pinto) y el propio Ayuntamiento de Madrid (Valdemingómez) están encima de la mesa como "posibles alternativas".

La Mancomunidad del Este y la Consejería de Sanidad se reúnen el próximo lunes después de semanas de polémica para abordar las alternativas ante el cierre del vertedero de Alcalá y mientras entra en funcionamiento la nueva planta de tratamiento de Loeches.

VERTEDERO DE ALCALÁ

Pedro Rollán, vicepresidente, consejero de Presidencia y portavoz de la Comunidad de Madrid, ha anunciado que para marzo podría estar colmatada la ampliación del vertedero de Alcalá de Henares, por lo que ha instado al Ayuntamiento a que asuma sus competencias en cuanto a gestión de residuos.

La Comunidad de Madrid ha propuesto la ampliación del vertedero de Alcalá de Henares para dar cabida a los residuos del Corredor hasta que entre en funcionamiento la planta de tratamiento de Loeches. El alcalde complutense, del PSOE, rechaza de forma rotunda esta posibilidad y cuenta con el apoyo de Ciudadanos en su negativa. Ambos partidos coinciden en la "mala gestión" de la Consejería de Medio Ambiente y en que esta medida solo conllevaría nuevos olores y malestar a los vecinos.

Hace unos días, los huéspedes del nido de cigüeñas más visto de la red, el instalado por SEO/BirdLife en uno de los tejados de Alcalá de Henares, se arroparon con una negra y brillante bolsa de la basura. Los comentarios de alerta de los espectadores de este 'gran hermano' impidieron que los polluelos se cocieran en directo. La anécdota, que no es la única de las últimas semanas, deja ver un problema de gran envergadura. En solo un mes, bomberos y forestales han intervenido para salvar de serios apuros a estas afortunadas aves.

El mayor espacio de ocio de Europa que Cordish construirá en Torres de Alameda tendrá a un kilómetro escaso una planta de tratamiento de residuos que se construirá en el término municipal de Loeches.

A dos años de que el vertedero de Alcalá de Henares rebose su vida útil, la Mancomunidad del Este cree que no hay tiempo para alternativas. El organismo ya ha votado que Loeches acoja sí o sí la planta de tratamiento de residuos en la que deberán vertir los camiones de treinta municipios orientales. Según los primeros cálculos, estas infraestructuras empezarán a construirse en primavera. Sin embargo, la localidad, arropada por consistorios de izquierdas y colectivos ecologistas, no se resigna y anuncia que contratará un bufete para parar la decisión.
  • 1