www.madridiario.es
    18 de febrero de 2019

Mancomunidad del Este

La Mancomunidad del Este debe remitir en un plazo máximo de 10 días una carta a la Comunidad de Madrid sobre la situación del vertedero de Alcalá y las opciones sobre la futura prestación del servicio de recogida y tratamiento de residuos.

La Comunidad no ha contestado hasta la fecha al escrito enviado por el Ayuntamiento de Madrid en el que señalaba que el planteamiento regional para Valdemingómez es "inviable", según ha explicado Rita Maestre, portavoz del Gobierno capitalino.

La basura generada en los municipios del este se repartirá entre otros vertederos de la región o, incluso, de otras Comunidades de forma temporal, entre el colapso definitivo del de Alcalá, previsto para la primera mitad de próximo año, y la entrada en funcionamiento de la nueva planta de Loeches en 2020. Aunque todavía está en fase de estudio y concreción, es la solución más probable al conflicto de los residuos en el este, tras la reunión mantenida este lunes entre la Mancomunidad y la Consejería de Medio Ambiente, desde donde adelantan que la Mancomunidad del Sur (Pinto) y el propio Ayuntamiento de Madrid (Valdemingómez) están encima de la mesa como "posibles alternativas".

La Mancomunidad del Este y la Consejería de Sanidad se reúnen el próximo lunes después de semanas de polémica para abordar las alternativas ante el cierre del vertedero de Alcalá y mientras entra en funcionamiento la nueva planta de tratamiento de Loeches.

La nueva Estrategia de Residuos de la Comunidad contempla el cierre de tres vertederos, que serán sustituidos por plantas de tratamiento de residuos. Las mismas serán financiadas hasta en un 50 por ciento por el Gobierno autonómico, que defiende optar por "alternativas diferentes a la incineración" en la eliminación de los residuos.

El recurso del Ayuntamiento de Loeches contra la construcción, aprobada por la Comunidad, de un vertedero en el municipio ha sido rechazado por el TSJM.

Según CCOO la situación en la Mancomunidad del suroeste por la paralización de los acuerdos en servicios sociales entre los municipios y la Comunidad de Madrid está derivando en situaciones de emergencia social desatendidas e impagos a los trabajadores.

El mayor espacio de ocio de Europa que Cordish construirá en Torres de Alameda tendrá a un kilómetro escaso una planta de tratamiento de residuos que se construirá en el término municipal de Loeches.

La Comunidad de Madrid ha garantizado la financiación para la gestión de residuos en la Mancomunidad del Este gracias a una partida aprobada esta semana en Consejo de Gobierno por un importe de 498.442 euros para el presente año.

A dos años de que el vertedero de Alcalá de Henares rebose su vida útil, la Mancomunidad del Este cree que no hay tiempo para alternativas. El organismo ya ha votado que Loeches acoja sí o sí la planta de tratamiento de residuos en la que deberán vertir los camiones de treinta municipios orientales. Según los primeros cálculos, estas infraestructuras empezarán a construirse en primavera. Sin embargo, la localidad, arropada por consistorios de izquierdas y colectivos ecologistas, no se resigna y anuncia que contratará un bufete para parar la decisión.
  • 1