www.madridiario.es
Valdemingómez (en la imagen) es la opción propuesta por la Comunidad de Madrid para acoger los residuos del este hasta la puesta en marcha de la nueva planta de Loeches.
Ampliar
Valdemingómez (en la imagen) es la opción propuesta por la Comunidad de Madrid para acoger los residuos del este hasta la puesta en marcha de la nueva planta de Loeches. (Foto: Gustavo San Miguel)

El vertedero de Alcalá entra en tiempo de descuento sin alternativa a la vista

martes 16 de julio de 2019, 07:33h

“Está todo parado”. “No hay novedad”. Así responden en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares y en la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid cuando se les pregunta por el futuro de las 230.000 toneladas de residuos que generan cada año los vecinos del este de la región.

El problema es que, sin solución a la vista y con la amenaza electoral cernida sobre la Comunidad de Madrid, el tiempo empieza a agotarse: en septiembre, el vertedero de Alcalá de Henares, que ahora acoge la basura de los 31 municipios del este, colmatará. Su ‘heredero’ será la nueva planta de tratamiento de Loeches: más moderna, más ecofriendly, más eficiente... pero que, prevista su puesta en marcha para junio de 2020, no llegará a tiempo para dar el relevo al viejo vertedero. Se necesita, por tanto, una medida transitoria que pasa por la capacidad de la Mancomunidad del Este y de la Comunidad de Madrid para negociar un destino provisional que acepte acoger esos residuos.

Sin embargo, con un Gobierno regional en funciones y un verano atípico en lo político, la situación no se mueve, según confirman a este digital fuentes del Consistorio alcaíno. Por su parte, desde Medio Ambiente insisten en que “es competencia de la Mancomunidad”.

Tiras, aflojas y tiempo añadido

No es la primera vez que este asunto genera tiranteces entre la Administración regional y el ente local del municipio. La última, a principios de año, se saldó con un balón de oxígeno –o un parche, según se mire- al enquistado conflicto: el Gobierno regional dio un ultimátum a la Mancomunidad para que estudiara y argumentara alternativas viables; el representante de los 31 municipios y alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, estalló entonces en críticas contra el departamento dirigido por Carlos Izquierdo, al considerar que la última palabra en cuanto a gestión de residuos es de la Comunidad.

Al final, un informe técnico de la Consejería amplió la vida útil del quinto –y último- vaso del vertedero, que ya no colmataría en abril sino en septiembre. Un recálculo que la Mancomunidad calificó de “triquiñuela” para llevarse el problema lejos de las elecciones del 26 de mayo y que podría, no obstante, volver a emerger en pleno periodo electoral, si Isabel Díaz Ayuso no logra poner de acuerdo a sus socios necesarios, PP y Cs, para ser investida presidenta regional antes de 10 del septiembre.

Valdemingómez, la opción más probable

La posibilidad de llevar los residuos del este al vertedero de Valdemingómez, en Madrid, es la primera que se puso encima de la mesa. Sin embargo, y a pesar de que la Comunidad presionó en distintas ocasiones al Consistorio madrileño, el Gobierno de Manuela Carmena y el Área de Medio Ambiente dirigido por Inés Sabanés rechazaron por activa y por pasiva erigirse como solución.

Ahora, con el cambio de signo político del Ayuntamiento, puede que el Ejecutivo de José Luis Martínez-Almeida se muestre más favorable a escuchar la propuesta de la Comunidad, aunque, por el momento, no hay comunicación al respecto, según fuentes del Gobierno municipal.

Este mismo lunes, la exdelegada de Medio Ambiente, Inés Sabanés, preguntaba al nuevo responsable, Borja Carabante, en la Comisión del ramo sobre los planes de Área para Valdemingómez en los próximos cuatro años, después de que el anterior equipo sugiriera 2025 como fecha de cierre del vertedero. El Gobierno de Almeida, que ha revertido algunas de las medidas estrella de sus predecesores en Medio Ambiente y Movilidad, ha pedido tiempo porque, ha defendido Carabante, el asunto "requiere un análisis sosegado, de expertos".

Mientras los nuevos –o aún en ciernes- Gobiernos aterrizan, el vertedero de Alcalá agoniza. En el horizonte, un mes y medio –agosto mediante- para buscar una solución que logre poner de acuerdo a las partes y pueda resolver durante el próximo año la gestión de los residuos de los 700.000 vecinos de las localidades del este de la región. Las situación entra ya en tiempo de descuento.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.