1 de agosto de 2021, 16:33:55
Medio Ambiente


Valdemingómez se libera de la basura del Este

Por Lucía Martín


El Ayuntamiento de Madrid permite a 31 municipios del Corredor del Henares verter su basura en el Parque Tecnológico de Valdemingómez (PTV) desde diciembre de 2019 tras la colmatación del vertedero de Alcalá de Henares. La prórroga de este permiso expira el 1 de abril y, después de apurar el plazo al máximo, la Mancomunidad del Este comenzará a llevar sus deshechos al Complejo Medioambiental de Reciclaje (CMR) de Loeches ese mismo día. Fuentes de la Consejería de Medio Ambiente confirman a Madridiario que esta infraestructura estará operativa el Jueves Santo aunque aún faltan por completarse "un par de informes ordinarios del procedimiento".

Después de sucesivas demoras en la finalización de la planta de residuos y la consecución de las autorizaciones pertinentes, la Mancomunidad del Este recepcionó la obra concluida el sábado pasado. El coste del complejo asciende a 100 millones de euros y se erigirá como el más moderno de España de su tipología. La instalación ha sido diseñada para gestionar cinco líneas de tratamiento diferenciadas, las de las fracciones de resto, envases, comerciales, voluminosos y vegetales. En total, procesará hasta un total de 265.250 toneladas al año.

El Consistorio madrileño consintió que Valdemingómez albergara la basura del Este por petición expresa del Gobierno regional. Como condición, estableció una cláusula por la cual la capital enviará a Loeches el mismo volumen de residuos domésticos que acepte hasta el 1 de abril. Desde el área de Medio Ambiente y Movilidad señalan que "a partir de esa fecha empieza la etapa de reciprocidad en la que saldrán los residuos desde Vallecas". El presidente de la Mancomunidad del Este, Javier Rodríguez Palacios, ha declinado participar en este reportaje y no ha dado detalles de cómo se articulará este proceso.

Desde el departamento que dirige Borja Carabante exponen que desde el inicio del convenio, el 28 de diciembre de 2019, hasta el 28 de febrero de 2021 han entrado a Valdemingómez 234.503 toneladas de deshechos del Este. De estas, 153.466 se han destinado a vertedero. Las mismas fuentes recuerdan que el Ejecutivo municipal acordó que esta operación "no supondría la reducción de ni un sólo día de vida útil del vertedero de Las Dehesas del PTV". Por ello, la 'deuda' quedará saldada cuando Madrid traslade a Loeches esas 153.466 toneladas "más las que entren en vertedero en el mes de marzo".

Planta de residuos de Loeches. Fuente: FCC Medio Ambiente

Tecnología punta, control de olores y energía propia

Ecomesa, empresa filial de FCC Medio Ambiente, resultó adjudicataria de la ejecución del Complejo Medioambiental de Reciclaje de Loches en 2008. Desde entonces, el proyecto ha sido objeto de modificaciones para adaptarlo a la normativa y mejorar los procesos de esta planta que ocupa una extensión de 60 hectáreas y alberga la tecnología más puntera. Según cifras de la compañía, cada año recibirá 175.000 toneladas de la fracción resto, 45.000 de la fracción orgánica de recogida selectiva (FORS), 17.750 de fracción vegetal, 13.000 de envases ligeros, 12.000 de residuos comerciales y 2.500 más de residuos voluminosos.

La constructora ha desarrollado en el complejo una potente instalación de tratamiento biológico de aires basado en la biofiltración para minimizar los olores. Es decir, se emplearán algunos microorganismos aerobios naturales para descomponer las sustancias en CO2, H2O y diversas sales. La infraestructura se ha concebido de tal forma que todas las naves susceptibles de generación de olores se encuentran cerradas. Además, se han colocado elementos de monitorización, regulación y control centralizado para la automatización de la instalación, compuertas motorizadas y cortinas de aire en puertas rápidas para evitar fugas de olor. Así, el aire se extrae y se canaliza mediante conductos de prolipropileno hasta los espacios de desodorización.

En este tipo de complejos el consumo principal de energía deriva de las bombas de alta presión que alimentan cada módulo. A fin de optimizar el consumo energético, Ecomesa ha implantado una instalación fotovoltaica que cubrirá una parte "significativa" de las necesidades eléctricas requeridas por el CMR de Loeches. Vinculado a este punto se ha habilitado una estación de recarga de vehículos eléctricos con dos tomas de 22 kilovatios.

La reutilización de los residuos juega un papel determinante en el complejo, donde se producirán más de 66.000 toneladas anuales de combustible derivado de residuos (CDR). Para ello, la fracción resto pasa el filtro de dos separadores ópticos que separan tanto papel y cartón como plásticos. Después, estos deshechos se dividen en pesados y ligeros. Los primeros se prensan y enfardan en un plástico aislante que disminuye los gases y lixiviados antes de almacenarlos en una celda de rechazos. Los segundos, por su parte, se destinan a CDR después de reducirse aún más su tamaño en un triturador.

Asimismo, la planta de Loeches cuenta con un parque automático de tratamiento de materia orgánica procedente de recogida selectiva (FORS). Una vez mezclada esta fracción con el estructurante, la mezcla se dirige a la nave de bioestabilización y compostaje. Por su parte, los residuos vegetales también se convierten en compost después de desmenuzarse cantidades equilibradas de fracciones verdes (hojas o hierbas) y leñosas para conseguir un material heterogéneo adecuado. Tras las fases de fermentación, latencia y crecimiento de los microorganismos la mezcla madura y se criba. Completada esta operación, se obtienen dos productos: el rebose, que puede utilizarse para realizar 'acolchados' en superficie de plantación de parques o jardines, o compost listo para su almacenamiento en silos y posterior expedición.

Planta de residuos de Loeches. Fuente: FCC

Largo proceso hasta la apertura

La Estrategia de Residuos de la Comunidad de Madrid 2017-2024 contempla el cierre de los vertederos de Alcalá de Henares, Pinto y Colmenar Viejo y su sustitución por plantas de gestión de residuos. La Mancomunidad del Este, gestora del primero, impulsó la creación del Complejo Medioambiental de Loeches mucho antes, en 2008, ante la previsión de que el basurero colmatase en abril de 2019. No obstante, la planta no recibiría la Autorización Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente hasta el 22 de marzo de 2018.

La vida útil del vertedero de Alcalá debía agotarse en el primer semestre de 2019, pero la Consejería de Medio Ambiente le lanzó un 'balón de oxígeno' al ampliar su operatividad hasta septiembre. La colmatación definitiva se fijaría más tarde para el mes de diciembre. Llegada esa fecha, la infraestructura aún no estaba lista para el tratamiento de los deshechos domésticos y no se habían emitido todos los permisos necesarios.

Ante esta circunstancia, el presidente de la Mancomunidad del Este y alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, apeló al Ejecutivo autonómico para encontrar una alternativa. Tanto Pinto como Madrid ya se habían posicionado años atrás en contra de recibir la basura de los 775.000 habitantes del Corredor del Henares. Toledo ofreció entonces su vertedero por tres meses, pero esta opción quedó descartada después de que la Comunidad ratificara a Valdemingómez como la única solución al conflicto.

Al conocerse esta decisión, Más Madrid interpuso medidas cautelarísimas contra lo que consideraban hacerse cargo de la "irresponsabilidad" de la Mancomunidad del Este, incapaz de cumplir con los plazos pese a su conocimiento de la colmatación. El Pleno de Cibeles se manifestó también contrario a que Vallecas saliera damnificado e incluso Ciudadanos se desmarcó del PP para paralizarlo al considerar que era "injusto e insolidario". Los vecinos se opusieron con concentraciones en la calle.

Pese a esto, el Consistorio matritense acabó cediendo a la presión del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso y firmó un convenio de diez meses, prorrogable seis más, para recepcionar un máximo de 220.000 toneladas de deshechos al año. El vertido de los municipios del Este en Valdemingómez empezó el 28 de diciembre de 2018 y, tras ser necesaria la prórroga prevista, el Ensanche se liberará de esta carga adicional de residuos este 1 de abril.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es