www.madridiario.es
Ubicación de la planta de tratamiento de residuos, vertedero, cerca del futuro complejo de ocio de Cordish en Torres de la Alameda.
Ampliar
Ubicación de la planta de tratamiento de residuos, vertedero, cerca del futuro complejo de ocio de Cordish en Torres de la Alameda. (Foto: MDO)

El macroproyecto de ocio de Torres de la Alameda tendrá un vertedero a un kilómetro

lunes 12 de diciembre de 2016, 10:18h

El mayor espacio de ocio de Europa que Cordish construirá en Torres de Alameda tendrá a un kilómetro escaso una planta de tratamiento de residuos que se construirá en el término municipal de Loeches.

A un kilómetro de los terrenos que Cordish ha comprado en Torres de la Alameda para construir el centro de ocio más grande de Europa, la Mancomunidad del Este tiene aprobado levantar una planta de reciclaje de basuras en Loeches. Esta planta pretende ser el recambio del vertedero de Alcalá de Henares, donde depositan actualmente la basura los municipios que pertenecen a la Mancomunidad del Este y que llegará al límite de su capacidad en 2018.

La Mancomunidad del Este, entidad integrada por una treintena de municipios del Corredor del Henares y encargada de la gestión de residuos que generan los más de 750.000 habitantes de la comarca, aprobó el pasado 30 de junio la construcción de una planta de tratamiento de residuos en Loeches tras la tramitación definitiva del Plan Especial en la Comisión de Urbanismo de la Comunidad de Madrid.

La nueva infraestructura se sitúa a una distancia de 3 kilómetros del casco urbano residencial de Loeches; a 3,5 kilómetros de áreas residenciales de los núcleos urbanos de Torrejón de Ardoz y Torres de la Alameda; a 5 kilómetros de áreas residenciales del casco urbano de Mejorada del Campo; a 3,5 kilómetros de la urbanización Mariblanca en Torres de la Alameda y a 3,5 kilómetros de la urbanización de El Viso en Villalbilla. Además de estas áreas residenciales en suelo urbano, al oeste del complejo existen otras urbanizaciones más cercanas, como son la de Aldovea de San Fernando de Henares, situada a 2 kilómetros de la planta de residuos y las del Balcón de Mejorada y Villaflores, a una distancia aproximada de 1.750 metros del complejo. La planta ocupará una superficie de 507.000 metros cuadrados y sustituirá al vertedero al aire libre de Alcalá de Henares, cuya colmatación está prevista para 2018. Pese a que aún debe tener el visto bueno del Gobierno regional, el presidente de la Mancomunidad, Javier Rodríguez, también alcalde complutense, ha manifestado a Madridiario que esta autorización integral ambiental conlleva un periodo de un año, por lo que tanto la Comunidad de Madrid como la Mancomunidad del Este trabajarán para que las máquinas inicien los trabajos a lo largo de 2017.

El vertedero de Alcalá de Henares tiene que estar cerrado para el año 2018. Actualmente, la ciudad complutense es la receptora de basura de los 31 municipios pertenecientes a la Mancomunidad del Este. "Es necesario tener una planta de residuos que cumpla con la normativa Europea sino sería imposible la implantación de este macrocomplejo de ocio", explica el Javier Rodríguez. "Tienen que cumplir la normativa europea en materia de la gestión de los residuos, y a día de hoy, si se continuara en el año 2020 con un vertido al aire libre, tal y como se hace en Alcalá de Henares, pues no serviría, por tanto es imprescindible que haya una planta de esas características en la zona", agrega.

El alcalde complutense manifiesta que la Comunidad de Madrid tiene claro como encajar ambos proyectos. "Es una cuestión de cumplir la ley. Necesitamos un vertedero para todos estos municipios antes del 2018 y esto ya lleva aprobado desde el 2011”. “Además, el macrocomplejo de Torres de Alameda está situado en un sitio sin valor medioambiental. Lo que hay hacia fuera no es lo que le da valor. No es que esté enmarcada en un gran paisaje, con lo cual la cercanía o no a la planta de tratamiento de residuos no creo que sea un problema", añade Fernández.

Situar en otro lugar la planta de reciclaje antes de que se colmate la planta de Alcalá de Henares es casi imposible. “No hay ninguna alternativa posible antes de 2 años que es cuando el vertedero de Alcalá llegará a su fin. Para llegar al punto que hgoy nos encontramos con la planta de Loeches han pasado cuatro años con la tramitación mediambiental y aún queda otro año más. Una licencia de estas características tarda 4 o 5 años. La opción no es estar 3 años sin un lugar donde verter, eso es imposible y el que esté dispuesto a tolerar que se vulnere la ley puede tener un problema muy gordo", concluye Javier Fernández.

Fuentes del Gobierno regional manifiestan a este periódico digital que Cordish aún no ha presentado ningún proyecto, y que el único proyecto que hay encima de la mesa es el de la planta de tratamientos de residuos de Loeches, aunque algunos medios afirmaron a principios de diciembre que Cordish había registrado su proyecto el pasado 30 de noviembre. Además, han insistido que el macrocomplejo de ocio tendría que cumplir con todos los criterios que la normativa les exige.

Consecuencias para la zona

A raíz de la proximidad de ambos proyectos muchos se preguntan si seguirá adelante la construcción de esta planta de tratamiento de residuos. "Si el vertedero se pone en esta zona, no creo que los de Cordish siguieran adelante con el macroproyecto de ocio. ¿Cómo van a venir los turistas al lado de un macrovertedero?”, comenta a Madridiario Rosa Domínguez, activista de la Plataforma No Macrovertedero, Sí Residuos 0 y concejal de Somos Torres.

Esta planta "traerá muchas consecuencias negativas para la población de esta zona”, explica Rosa. El proyecto "no contempla la incineración pero, sin embargo, se va a poner en marcha una antorcha para eliminar los gases del vertedero, con el peligro que tiene la incineración de gas de vertedero". Esta técnica emite a la atmósfera sustancias peligrosas como: mercurio (procede de baterías, pilas, fluorescentes, mecanismos eléctricos, ermómetros y pinturas: neurotóxico), dioxinas y furanos (producen cáncer y alteran el sistema hormonal), difenil éter polibromados (producen cáncer y son neurotóxicos). "Estas sustancias van a contaminar las aguas, que en esta zona hay un montón de aguas subterráneas y de pozos”, recalca.

Además, la activista resalta que hay estudios, como el del Instituto Carlos III, que revelan que la posibilidad de morir por cáncer es mayor para las personas que viven a menos de 5 kilómetros de vertederos, y en este caso hay población que se encuentra a tan solo 1.750 metros.

"Con todas las consecuencias negativas que ocasiona tener un vertedero, de estas características, al lado, no creo que Cordish invierta más de 2.000 millones de euros para la construcción de hoteles, centros comerciales, salas de conciertos y casinos", concluye Dominguez.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • El macroproyecto de ocio de Torres de la Alameda tendrá un vertedero a un kilómetro

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    3361 | pepep - 13/12/2016 @ 18:02:46 (GMT+1)
    Cuanta ignorancia, No es un vertedero. Es un centro de tratamiento de residuos, como los que hay en los países escandinavos, convierte la basura en energia electrica, gas y compostaje, de hecho, si la periodista se quiere informar, Suecia importa basura para reciclarla...

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.