www.madridiario.es
Rosalía Gonzalo, en un simulacro en Metro de Madrid.
Ampliar
Rosalía Gonzalo, en un simulacro en Metro de Madrid. (Foto: Irene Yuste)

Rosalía Gonzalo, el momento de la lealtad

La nueva consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras lleva ahí, en la escena política madrileña, tanto tiempo como Cristina Cifuentes. Su otra mitad. Su designación ha sido la menos ruidosa de todas las de la crisis de gobierno, pero la tarea que tiene por delante es del tamaño de una tuneladora -o dos: la que tendrá que ampliar la Línea 11 y la que tendrá que conectar Sol con Gran Vía-. Es de Guadalajara, católica, exigente y detallista. Pero, sobre todo, es leal a la presidenta. Dicen que ese valor cuenta tanto como su familia. Cifuentes ha sabido premiar esa fidelidad dosificando atenciones, desde que la eligiera como jefa de gabinete en su turbulenta Delegación de Gobierno hasta la Consejería, la última parada de un recorrido que ha servido para engordar, también, su currículo orgánico.

Rosalía Gonzalo López (Guadalajara, 1969) es la nueva consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras. La noche en la que Cristina Cifuentes arrasó en las primarias del PP de Madrid, ella estaba ahí, en su cuartel general, esperándola para brindar con la copa de champán en alto junto a las caras más conocidas de Ángel Garrido, Jaime González Taboada, Pedro Rollán o Ángeles Pedraza.

Pero, en realidad, Gonzalo llevaba mucho tiempo ahí, en el círculo de fieles de la presidenta. Formaba parte de él antes de que Cifuentes empezara a gobernar a los madrileños. La lealtad, dicen quienes conocen a la nueva consejera, es uno de sus valores más altos junto a la familia.

El gabinete de la primera Cifuentes

A ambas, el primer cargo de responsabilidad les llegó casi a la vez. Tras las generales de 2011, el 'marianismo' convenció al campante 'aguirrismo' para elevar a aquella diputada tuitera con discurso propio al altar de la Delegación del Gobierno. En cuanto pudo poner por primera vez a alguien bajo su brazo, Cifuentes eligió a Gonzalo como jefa de su gabinete.

Aquella estancia fue agitada. "Turbulenta", en palabra de la propia presidenta, la mujer que hace unos años llevaba a la carga a la Policía contra mareas, marchas y rodeas. Gonzalo seguía sus pasos en la sombra. También, los de los líderes estudiantiles que estaban detrás de las pancartas y que acabarían solidificándose en Podemos.

Ahí, según Cifuentes, puso a prueba su fidelidad. Como su "eficacia, prudencia y sacrificio". Pero no solo. Como jefa del gabinete de Cifuentes, Gonzalo supo sacar brillo a la agenda tradicionalmente gris de un delegado del Gobierno y puso los raíles para que el vagón del cifuentismo lanzara su carrera política.

Poder en el PP

Cuando ese vagón llegó a la Real Casa de Correos en 2015, Gonzalo pasó a formar parte de la Mesa de la Asamblea de Madrid. Un cargo de los menores en el reparto que hizo la presidenta pero que sirvió para mantener viva la afinidad entre ambas a la espera de nuevas oportunidades. A fin de cuentas, Gonzalo ya había sido parlamentaria en la legislatura anterior. Un conocimiento que, sin embargo, no está reflejado en el contador de iniciativas de la Cámara, en el que aparece como una de las pocas diputadas sin actividad registrada.

Católica, exigente y detallista con los suyos, Gonzalo es socióloga por la Universidad Complutense de Madrid y tiene dos másters, uno en Dirección de Recursos Humanos por el Centro Universitario de Investigación y Formación Empresarial de la Universidad Autónoma de Madrid y otro en Marketing por la Complutense. De joven, pasó por el Ayuntamiento de Madrid gobernado por el PP y luego a la empresa privada a trabajar de lo suyo. Tiene medio piso a su nombre en la capital y uno, heredado, en Guadalajara.

Gonzalo posee carné del PP desde que aterrizara en Nuevas Generaciones hace más dos décadas. Figuró en varias agrupaciones y su florecimiento en el partido ha brotado en paralelo al de Cifuentes. Estuvo en su Gestora y el Congreso de marzo consolidó su poder como vicesecretaria de Electoral, un puesto más que relevante en el organigrama.

Fichaje silencioso con ruidosos deberes

Pese a toda esa experiencia, su aterrizaje en la Consejería ha sido el más silencioso de los nuevos fichajes. No le precede ni el mediático carisma de Jaime de los Santos ni representa el celebrado recambio que para algunos ha supuesto Enrique Ruiz Escudero.

Pero su relevo a Pedro Rollán no es solo la consecuencia del sudoku de favores. La querencia del exalcalde de Torrejón de Ardoz por su tierra al frente de Transportes había creado suspicacias entre algunos alcaldes del PP menos favorecidos por su mano. En este sentido, Gonzalo llega inmaculada, ya que ella es presidenta de los populares en el ya ultracomunicado distrito Centro de la capital.

Ahora, tiene poco más de un año y medio para desarrollar el plan de carreteras, la accesibilidad de Metro, el proyecto de los cooperativistas de Cuatro Caminos y, sobre todo, la más que ambiciosa ampliación de la Línea 11 y la interconexión de Gran Vía y Sol anunciadas en el Debate del Estado de la Región.

Su equipo se prepara ya para explotar la política del diálogo y de los consensos con ciudadanía, sectores y oposición. Harán falta. Si, como dijo Gonzalo el día que juró su cargo, Cifuentes es de los políticos que "crean escuela", ella es la alumna de la primera fila.

Gonzalo, junto a Cifuentes en una reunión de la Gestora del PP de Madrid.
Ampliar
Gonzalo, junto a Cifuentes en una reunión de la Gestora del PP de Madrid. (Foto: Kike Rincón)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Rosalía Gonzalo, el momento de la lealtad

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    8022 | Borja - 14/12/2017 @ 10:20:22 (GMT+1)
    No es presidenta de Centro, está en gestora e impide que haya elecciones. Es el único distrito que no tiene elecciones para que ella no pierda.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.