www.madridiario.es
    14 de noviembre de 2019

elecciones 2019 Comunidad

Los equipos negociadores de PSOE y Más Madrid siguen adelante en su búsqueda de un programa de Gobierno para estar preparados en caso de que falle el pacto del triunvirato de derechas. Los socialistas se reunirán también con Podemos, que considera que "es obligación" del bloque de izquierdas "agotar las posiblidades". Este jueves, además, se reúne por primera vez la nueva -y cuestionada- Mesa de la Asamblea.

Después de que este lunes Vox decidiera romper conversaciones con el PP en la Comunidad de Madrid y Aguado insinuara que la puerta a unas nueva elecciones estaba abierta, Isabel Díaz Ayuso ha advertido a ambos partidos de que sus votantes no entenderían ese escenario de la repetición electoral. Aguado ha insistido en que el único Gobierno de coalición que contemplan es con el PP y ha criticado la "pataleta" de Rocío Monasterio y lo suyos.

PP, Ciudadanos y Vox rompieron, por primera vez en democracia, la proporcionalidad que siempre había existido en el máximo órgano rector del Parlamento autonómico. Las izquierdas buscan ahora la fórmula para revertir dicha votación.

El candidato de Ciudadanos a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, no ha decartado el escenario de la repetición electoral si Vox insiste en "boicotear" su pacto con el PP, después de que Rocío Monasterio haya anunciado la ruptura de la negociación con Isabel Díaz Ayuso en protesta por no haber visto sus pretensiones cumplidas en el Ayuntamiento.

Los equipos negociadores de PP y Ciudadanos, encabezados por sus líderes, Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado, respectivamente, se han reunido este lunes en la Asamblea para empezar a negociar el futuro Gobierno de la Comunidad de Madrid. Tras el acuerdo alcanzado para la Mesa de la Asamblea, polémico por la cesión de la Vicepresidencia tercera a un diputado de Vox, ambas formaciones han decidido no hablar del tercer partido del triunvirato pese a que es imprescindible para sumar.

A los naranjas no les basta con haber situado a Begoña Villacís como segunda del Ayuntamiento de la capital. Una vez que el popular José Luis Martínez-Almedia tiene en sus manos el bastón de mando de Madrid, Ciudadanos pone encima de la mesa un cambio de cromos en la esfera regional que sitúe a su candidato en la Comunidad, Ignacio Aguado, al frente del Gobierno de Sol.

Ángel Gabilondo, cabeza de la lista más votada en las elecciones autonómicas del pasado 26 de mayo, ha confirmado que se presentará a la investidura y que después, cuando previsiblemente decaiga su candidatura por el pacto PP-Cs-VOX, pensará en su futuro y se pondrá "a disposición" de su partido, el PSOE.

Los diputados de Podemos han prometido su cargo este martes en la Asamblea de Madrid de una forma muy particular -muy 'al estilo Podemos'- y los guardaespaldas de los miembros de Vox han protestado porque, al parecer, no estaba registrado su acceso a la Asamblea. Estas son, entre otras, las anécdotas que deja la sesión constitutiva del Parlamento madrileño.

Tras la composición de la Mesa de la Asamblea, en la que VOX entra con la Vicepresidencia tercera, Rocío Monasterio ha asegurado que ya tiene firmado un acuerdo de Gobierno con la candidata popular, Isabel Díaz Ayuso, que le otorgará a los de Abascal entes de la Comunidad y peso en los presupuestos en función de su representación en la Cámara (12 escaños). Por el contrario, Ignacio Aguado no ha querido firmar ese documento por lo que Monasterio, asegura, se ha levantado de la mesa. Desde el PP niegan que este acuerdo recoja la entrada de esta formación en un futuro Gobierno regional y han aclarado que de lo que se habla es de "proporcionalidad en entes y presupuestos" en base al número de escaños.

El artículo 12 del Estatuto de Autonomía establece que los grupos parlamentarios han de estar representados en los órganos parlamentarios "en proporción al número de sus miembros", pero Más Madrid y Podemos se han quedado fuera de la Mesa de la Asamblea que, por primera vez en democracia, se inclina claramente hacia la derecha: PP, Ciudadanos y Vox ocupan cinco puestos y el PSOE, solo dos. El cruce de acusaciones no se ha hecho esperar y Errejón ya ha anunciado que recurrirá al Constitucional la votación de este martes.

La permanencia del PP en la Puerta del Sol se da por hecha: Isabel Díaz Ayuso es optimista sobre su posible Presidencia de la Comunidad de Madrid tras el éxito logrado en la Mesa de la Asamblea. Aun así, la popular deberá manejar bien sus cartas para que Ciudadanos y Vox no rompan la baraja.

La Asamblea de Madrid se constituye este martes como primer paso para que la XI Legislatura eche a andar. Ignacio Aguado deberá definirse hoy: o repite la 'foto de Colón' junto a PP y Vox o perderá la Presidencia del máximo órgano de la Cámara regional, destinada, en principio, a Juan Trinidad.

Preguntada por las declaraciones de Esperanza Aguirre en La Sexta Noche el pasado sábado -en las que la expresidenta regional aseguraba que no vería "tan mal" que el PP se abstuviera en la investidura de Pedro Sánchez-, la candidata del PP a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha afirmado que "preferiría" que si el sociaista se mantiene al frente del Gobierno no sea con los votos de los independentistas. Poco después, la dirección nacional del PP se aventuraba a corregir a Ayuso: no solo no se facilitará la permanencia de Sánchez en Moncloa, sino que se "dificultará" su investidura, ha dicho el secretario general del PP, Teodoro García Egea.

A menos de 24 horas de que se constituya la Asamblea de Madrid, los partidos entran en modo sprint para negociar un acuerdo que les posicione lo mejor posible de cara a la nueva Legislatura. Por el momento, parace que la primera condición de Ciudadanos para apoyar un Gobierno presididio por Isabel Díaz Ayuso ha sido bien recibida por los populares y será uno de los de Aguado quien presida la Mesa de la Asamblea. De hecho, los naranjas ya le han puesto nombre a la silla: el diputado electo Juan Trinidad. Mientras, Ayuso asegura no haber cerrado la puerta a que también haya en ella un puesto para Vox e insiste en la idoneidad de una reunión a tres con Ciudadanos y los de Abascal.

PACTOS POSTELECTORALES

Después de la reunión mantenida el juves, en la que las candidatas del PP y Vox a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso y Rocío Monasterio, se mostraron dispuestas a convencer a Ignacio Aguado (Ciudadanos) para gobernar la región, los equipos negociadores de ambos partidos han vuelto a sentarse este sábado para buscar puntos de encuentro entre sus programas.

"Malos y muy decepcionantes". Así ha calificado Pablo Iglesias los resultados electorales de Podemos en las elecciones municipales y autónomicas del pasado 26 de mayo, en las que el partido morado quedó como última fuerza en la Comunidad de Madrid. Para Iglesias, el problema es "de todos" y pasa por no haber logrado afianzar un liderazgo territorial -salvo excepciones como la de Kichi en Cádiz o la de Ada Colau en Barcelona- debido, en buena medida, a la "confusión" que genera el popurrí de siglas con el que concurren en los distintos territorios.

Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado han protagonizado el primer encuentro fructífero entre candidatos a presidir la Comunidad de Madrid. El líder de Cs ha destacado la "voluntad de llegar a buen puerto" en sus negociaciones con la popular y ambos partidos se han emplazado a otra reunión el próximo lunes con el objetivo de llegar a acuerdos programáticos.

Ángel Gabilondo, el candidato socialista a la Comunidad de Madrid y cabeza de la lista más votada el pasado 26 de mayo, continúa su ronda de contactos con los líderes del resto de partidos y lo hace con Íñigo Errejón, de Más Madrid, con el que ha acordado la configuración de una mesa técnica para aliar fuerzas para repartir la Mesa y otra de trabajo en torno a cinco grandes puntos.