www.madridiario.es
    29 de noviembre de 2020

Asamblea de Madrid

El expresidente de la Comunidad de Madrid, que cambió un puesto en el Parlamento Europeo con el PP por ir en las listas de Ciudadanos con Ignacio Aguado, se quedará, al menos, de momento, como diputado raso en la Asamblea.

Los equipos negociadores de PSOE y Más Madrid siguen adelante en su búsqueda de un programa de Gobierno para estar preparados en caso de que falle el pacto del triunvirato de derechas. Los socialistas se reunirán también con Podemos, que considera que "es obligación" del bloque de izquierdas "agotar las posiblidades". Este jueves, además, se reúne por primera vez la nueva -y cuestionada- Mesa de la Asamblea.

PP, Ciudadanos y Vox rompieron, por primera vez en democracia, la proporcionalidad que siempre había existido en el máximo órgano rector del Parlamento autonómico. Las izquierdas buscan ahora la fórmula para revertir dicha votación.

Los equipos negociadores de PP y Ciudadanos, encabezados por sus líderes, Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado, respectivamente, se han reunido este lunes en la Asamblea para empezar a negociar el futuro Gobierno de la Comunidad de Madrid. Tras el acuerdo alcanzado para la Mesa de la Asamblea, polémico por la cesión de la Vicepresidencia tercera a un diputado de Vox, ambas formaciones han decidido no hablar del tercer partido del triunvirato pese a que es imprescindible para sumar.

Los líderes sindicales de CCOO y UGT de Madrid, Jaime Cedrún y Luis Miguel López Reillo, respectivamente, fueron los encargados de analizar la actualidad política de la Comunidad de Madrid en una semana en la que ha quedado constituida la Asamblea de Madrid tras un acuerdo entre el Partido Popular, Ciudadanos y Vox. Ambos, ante la previsión de que las tres derechas lleguen a un acuerdo para gobernar la Comunidad de Madrid, avisaron en Com.Permiso, tertulia política de Constantino Mediavilla, presidente de Madridiario, en Madrid Directo, programa de Nieves Herrero en Onda Madrid, que el gobierno se encontrará en frente a los sindicatos si no hacen políticas que se correspondan con los problemas de los madrileños.