www.madridiario.es
    20 de agosto de 2022

Cruz Roja

El Gobierno de la Comunidad Madrid contrató el año pasado a Cruz Roja para extraer toda la sangre donada en las unidades móviles de la calle. Es decir, privatizó la recogida de sangre. La medida ha sido muy polémica y criticada por plataformas en defensa de la sanidad pública. El lunes Cruz Roja tomó la decisión de "apartar de sus funciones" a Emma Castro, la gerente de su Centro de Transfusión porque, según ha explicado a Madridiario un portavoz, quieren "revisar absolutamente todas las líneas de trabajo, protocolos y cómo se está aplicando" un convenio que está generando "mucha opinión en la calle".

El Ayuntamiento de Getafe, a través de la delegación de Asuntos Sociales, Familia, Dependencia e Integración, ha reubicado en escuelas infantiles de Getafe a 21 niños del Centro de Atención a la Infancia de Cruz Roja que cerró el pasado 31 de marzo por falta de recursos.

El Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha, con la colaboración de Cruz Roja Española, la Campaña de primavera de donación de sangre en la Universidad, con el objetivo de "alcanzar las 5.000 donaciones, superando así el número de donaciones realizadas en la campaña de 2013 (4.879)".

Trabajadores del Centro de Transfusiones de la Comunidad de Madrid han iniciado este lunes un encierro para protestar contra el convenio que rubricó la Consejería de Sanidad y Cruz Roja para la recolecta voluntaria de sangre en la calle.

Jesús Mora, presidente de Cruz Roja en la Comunidad de Madrid desde 2007, ha sido suspendido cautelarmente de su cargo por supuestas "faltas graves" que han sido denunciadas por el comité de empresa de la ONG.

La decisión de la Comunidad de Madrid de servirse de Cruz Roja para recolectar toda la sangre que se done en la vía pública ha sido muy criticada. En foros públicos o en pancartas en manifestaciones incluso se ha acusado al Gobierno regional de privatizar el servicio para comerciar con la sangre donada. ¿Qué pasa con la sangre que se dona en Madrid?

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha autorizado el convenio entre el Servicio Madrileño de Salud y Cruz Roja a través del cual la ONG recolectará toda la sangre que se done en en la vía pública y el Centro de Transfusión de Valdebernardo la procesará.

Los trabajadores del Centro de Tranfusiones de la Comunidad de Madrid se han manifestado este viernes en la Puerta del Sol contra por la inminente firma de un nuevo convenio de cooperación entre la Consejería de Sanidad y la Cruz Roja.

El convenio entre la Comunidad y Cruz Roja para que esta organización social asuma completamente la labor de recolección de sangre en la calle entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2014, según ha indicado la viceconsejera de Asistencia Sanitaria, Patricia Flores. Trabajadores del Servicio Madrileño de Salud (Sermas) creen que se perderán 130 puestos de trabajo con el cambio de gestión.

Trabajadores del Sermas han registrado este martes en la Asamblea de Madrid hasta 20.000 firmas contra el convenio firmado por el Gobierno regional por el que Cruz Roja recolectará las transfusiones de sangre en la Comunidad.

La recolecta y tratamiento de la sangre que se done va a cambiar de gestión en Madrid. La Consejería de Sanidad ha informado este miércoles que está trabajando en un convenio con Cruz Roja para "evitar duplicidades". Los trabajadores del centro de transfusión de la Comunidad creen que el cambio conllevará "despidos y traslados forzosos". IU sospecha que es el primer paso para la "privatización total de la donación".

Solicitantes de asilo, mochileros, indigentes, mujeres maltratadas, desahuciados, jóvenes en proyectos de reinserción, grupos religiosos... son algunos de los huéspedes que han pasado por el Hostal Welcome, un establecimiento muy 'social' ubicado en un polígono industrial de Vallecas.

Cruz Roja ha presentado este lunes la memoria sobre los datos de su actividad en el año 2012, que recoge un crecimiento del 12 por ciento en el número de personas atendidas por la organización en la Comunidad de Madrid durante el pasado año. La puesta en marcha del llamamiento 'Ahora más que nunca' ha hecho posible que casi 99.000 personas se beneficiaran de su ayuda social.