www.madridiario.es
    9 de diciembre de 2019

CSIT Unión Profesional

El Colectivo Profesional de Policía Municipal (CPPM) y CSIT Unión Profesional han registrado este miércoles en el Ayuntamiento de Madrid un escrito de reclamación administrativa previa a la vía judicial ante lo que entienden "una evidente mala fe" negociadora por parte de la Administración en la negociación del acuerdo de condiciones de trabajo del Cuerpo de Policía Municipal.

Según han explicado fuentes sindicales a Madridiario, en la mesa de este viernes el Ayuntamiento ha presentado "un documento nuevo" y concede "media hora" a los sindicatos para que "valoren" el texto, que ha sido firmado por UPM, CCOO y UGT. No lo han hecho CPPM y CSIT Unión Profesional.

El sindicato CSIT critica el nuevo sistema informático en las Urgencias de La Paz. Aseguran que las caídas en la red son constantes, lo que provoca una "sobrecarga" de trabajo para los profesionales, así como una "pérdida de tiempo" para estos mismos y los pacientes.

Con el proceso enquistado desde hace meses, la negociación entre el Ayuntamiento de Madrid y la Policía Municipal parece estar completamente bloqueada. La reunión de este jueves no solo no ha aportado luz al desencuentro, sino que uno de los sindicatos, CPPM, anuncia que pone el asunto en manos de sus abogados "para que los juzgados paren la discriminación y el abuso" hacia el Cuerpo.

REUNIÓN POLICÍA-AYUNTAMIENTO

El Gobierno de Ahora Madrid y los sindicatos de Policía Municipal retoman la negociación del convenio colectivo este jueves. La cita viene marcada por el "sí" de UPM, el "no" de los demás sindicatos y la carta enviada a la alcaldesa en las horas previas.

ESTE JUEVES, NUEVA REUNIÓN

El Ayuntamiento de Madrid y los sindicatos con representación en la Policía Municipal vuelven este jueves a la Mesa de Negociación en busca de un nuevo convenio colectivo que sustituya el caducado desde 2015. En las horas previas, y en medio de un fuerte desencuentro, dos de las organizaciones sindicales han enviado a la alcaldesa una carta que gira en torno a la "buena fe negociadora"... y su ausencia en este proceso.

En la recta final de la negociación con la Policía Municipal y con la última oferta encima de la mesa, el Ayuntamiento ha recabado este viernes el primer "sí" de un sindicato: el 76,25 por ciento de los afiliados de UPM aceptan el texto que se convertiría en el nuevo convenio colectivo del Cuerpo.

CONFLICTO AYUNTAMIENTO-POLICÍA

Con la última propuesta del Gobierno local encima de la mesa, este viernes uno de los sindicatos somete el texto a consulta. Recuerda a la del rotundo rechazo de junio, pero esta vez solo pueden votar los afiliados de UPM, que es quien la convoca: el resultado será vinculante para este sindicato en su última palabra al Ejecutivo de Ahora Madrid. El tiempo de negociación se agota.

Las plazas de Cibeles y de Neptuno, la Puerta de Alcalá, Atocha o la Castellana son algunos de los puntos en los que Madrid ha amanecido este viernes con lazos azules. La iniciativa, en la que participan los sindicatos CPPM y CSIT Unión Profesional, busca "apoyar el trabajo de la Policía Municipal" y pedir "un convenio justo".

"Primar la seguridad de los ciudadanos y de los policías como un factor esencial de cualquier actuación policial". Es el principal objetivo de una instrucción sobre la venta ambulante no autorizada emitida por el comisario general de la Policía Municipal de Madrid, Teodoro Pérez García. El texto, fechado el 10 de agosto, y al que ha tenido acceso Madridiario, recoge medidas de evaluación de riesgos y autoprotección.

CONFLICTO POLICÍA MUNICIPAL

El 'Oso moroso' que los sindicatos en el Ayuntamiento de Madrid crearon hace 25 años en protesta contra el entonces alcalde José María Álvarez del Manzano vuelve ahora de la mano de los policías municipales para clamar por un "convenio colectivo justo".

Dos semanas después de su último encuentro, el Ayuntamiento de Madrid y la Policía Municipal se han vuelto a reunir este jueves. Pero poco o nada ha cambiado: sigue sin producirse el más mínimo acercamiento entre las partes y, por tanto, continúa el bloqueo.

El Ayuntamiento de Madrid y los sindicatos de Policía Municipal han vuelto este jueves a las negociaciones para intentar desbloquear la enconada situación a la que han llegado en la búsqueda de un nuevo convenio colectivo que sustituya al 'caducado' desde 2015. CPPM y CSIT Unión Profesional han convocado, además, una marcha ciclista y una donación de sangre.

Es tímido, pero un avance al fin y al cabo. Y llega cuando las negociaciones entre el Ayuntamiento de Madrid y la Policía Municipal parecían abocadas al fracaso. La fractura no está salvada y aún queda mucho por hablar, pero los sindicatos han logrado este miércoles, entre otras mejoras, que se mantenga el número de jornadas en todos los turnos del Cuerpo.

Consistorio y sindicatos de policía volverán a reunirse el próximo miércoles 4 de julio ante la incapacidad de llegar a un acuerdo sobre el convenio colectivo este lunes.

A través del Área de Salud, Seguridad y Emergencias, el Ayuntamiento de Madrid abre una "nueva fase" en la difícil negociación por un nuevo colectivo en la Policía Municipal. Así lo ha anunciado este miércoles el delegado Javier Barbero, que se ha mostrado "optimista" con respecto a este nuevo paso "para poder llegar a acuerdos".

El sindicato CSIT Unión Profesional ve en la medida tomada por el Ayuntamiento de Madrid "una represalia contra el Cuerpo" por el resultado del referéndum del pasado viernes, en el que arrasó el "no" al preacuerdo por el nuevo convenio laboral.

Los agentes que han participado en el referéndum celebrado este viernes han rechazado de manera tajante el preacuerdo alcanzado hace unos días entre el Ayuntamiento y tres de los cinco sindicatos con representación en la mesa de negociación del Cuerpo: el 85 por ciento ha votado en contra.

La noticia saltaba el pasado martes: las negociaciones entre el Ayuntamiento de Madrid y la Policía Municipal para un nuevo convenio llegaban a un punto de difícil retorno. Desde entonces no ha hecho más que crecer algo que se viene gestando desde hace meses: las diferencias entre ambas partes en la redacción de un nuevo marco colectivo que venga a sustituir el 'caducado' desde 2015.