www.madridiario.es
    13 de noviembre de 2019

CCOO Enseñanza

Educación entregará en plazo 26 de las 33 obras que afectan a la escolarización en centros educativos. El curso, asegura el consejero Rafael van Grieken, será "tranquilo" y solo ha hecho falta crear un plan B para 800 estudiantes de siete centros, el 0,1 por ciento de todo el alumnado madrileño. La Comunidad blande estas cifras para salir al paso de críticas como las de CCOO, que eleva el número de afectados por el retraso de los trabajos a 15.000 menores.

CCOO ha anunciado que da por finalizado el encierro que sus delegados mantenían desde el pasado jueves en protesta por el incumplimiento del acuerdo sectorial después de que hayan acordado reanudar las negociaciones con la Consejería. Advierten, eso sí, que volverán a movilizarse si no se logran mejoras.

Coincidiendo con el final del curso escolar, además de las carencias y necesidades de la Educación pública de cara a 2018/2019 denunciadas por los sindicatos, la Plataforma por la Defensa de Centros Educativos Públicos de Calidad en la Comunidad de Madrid ha mapeado los centros educativos que afrontarán el nuevo curso con más necesidades sin resolver encima de la mesa.

La Comunidad de Madrid ha anunciado que destinará 900.000 euros el próximo curso a la lucha contra el absentismo escolar, una inversión que, además, permitirá la contratación de profesores y la adopción de medidas complementarias, en colaboración con los municipios de la región. Esta dotación económica permitirá crear pautas de prevención y una comisión de absentismo en cada uno de los centros donde se instaure.

Recta final en los institutos de la Comunidad de Madrid. Con las recuperaciones de septiembre adelantadas por primera vez a junio, llega el temor a que Raíces, el nuevo sistema informático en el que los profesores deben registrar las notas, dé algún problema. Ya hay antecedentes y, por eso, la Comunidad ha permitido que se emplee el programa antiguo. Ahora bien, eso conlleva un problema: quien se decante por esa opción tendrá que adelantar aún más las repescas.

El curso comezó con nuevo calendario escolar pero su novedad más importante se ha hecho esperar hasta el final: junio es el nuevo septiembre. Este viernes, los alumnos de ESO, Bachillerato y FP recibirán su boletín de notas, aunque las clases no acabarán hasta final de mes. Quienes hayan suspendido alguna materia tendrán por delante dos semanas de refuerzo para poder presentarse a los exámenes de recuperación, que los centros deberán celebrar cualquier día de este periodo. Quienes pasen limpios al siguiente curso deberán asistir a actividades "de ampliación". La idea divide a los implicados. Mientras la Comunidad habla de ahorro para las familias, las academias ponen el grito en el cielo y los padres creen que abre la puerta al absentismo.

Tras dos años de reuniones en el marco de un proceso de participación, el Gobierno regional y los sindicatos se sentaban al fin a negociar el 'Acuerdo por la Educación Madrileña 2017-2020' el pasado 6 de noviembre. Lejos aún de un pacto, las conversaciones no parecen de momento halagüeñas: las organizaciones sindicales con representación en la enseñanza pública exigen a la Comunidad de Madrid, entre otras cosas, la firma del 'Acuerdo sectorial' ratificado el pasado mes de junio y ahora paralizado.

Fueron semanas de "negociaciones arduas y mucho trabajo" que desembocaron en un acuerdo que, al final, satisfacía a todos. "Algo así nace de la negociación, lo que significa que todas las partes tenemos que dialogar y ceder", explica Isabel Galvín, de CCOO, a Madridiario. Dos meses después de haber comenzado el curso, los profesores siguen esperando. Ya no son solo centros inacabados, barracones y alumnos desplazados: la falta de un 'Acuerdo sectorial' que regule sus condiciones laborales, advierten, perjudica seriamente a los estudiantes y, por tanto, a todo el sistema educativo madrileño.

Obras paralizadas, centros inacabados, alumnos trasladados, proyectos que ni siquiera han comenzado a construirse… Casi dos meses después de haber comenzado el curso 2017-2018, la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras de Madrid publica la radiografía del estado de las construcciones, una situación que ya denunció entonces y que ahora detalla recorriendo la comunidad de norte a sur y de oeste a este.
  • 1