www.madridiario.es
Junta de Gobierno para aprobar el proyecto de Presupuestos Municipales para 2023.
Ampliar
Junta de Gobierno para aprobar el proyecto de Presupuestos Municipales para 2023. (Foto: Ayuntamiento de Madrid)

IBI al mínimo legal y 1.130 millones de gasto social en los Presupuestos de Cibeles de 2023

jueves 27 de octubre de 2022, 10:00h

Partido Popular y Ciudadanos rematan la paulatina rebaja del Impuesto sobre Bienes e Inmuebles (IBI) que han ejecutado a lo largo de la legislatura y que con carácter previo incluyeron en su acuerdo de investidura. En las Ordenanzas Fiscales que han aprobado este jueves en Junta de Gobierno plantean cobrar el tipo mínimo permitido por ley, un 0,4 por ciento que en capitales de provincia solo aplican Santander y Zaragoza. Los Presupuestos de Madrid para 2023, por su parte, contemplan un refuerzo del gasto social, que sobrepasa por segundo año consecutivo la barrera de los 1.000 millones de euros, elevándose hasta los 1.130. Las cuentas para el año que viene crecen hasta los 5.703 millones, un 2,9 por ciento más que en 2022.

Según calculan en Cibeles, la disminución generalizada del IBI beneficiaría a 2,2 millones de recibos. De ellos, más de dos millones se corresponden con inmuebles con un valor catastral inferior a 200.000 euros. De hecho, 1,5 millones de bienes estarían por debajo de los 100.000 euros de valor catastral. En el lado opuesto, 17.000 inmuebles que sobrepasan el millón de euros también se favorecerán de la bajada de este impuesto. En términos prácticos, por inmuebles con un valor catastral de 120.000 euros se pagarán 485 euros y no los 619 que debían abonarse con el tipo al 4,56 por ciento actual. "Esa diferencia de dinero será muy útil par pagar el gas, la luz o la gasolina", ha destacado la vicealcaldesa, Begoña Villacís. En suma, el área de Hacienda que dirige Engracia Hidalgo plantea una rebaja fiscal -concentrada en el IBI- que se cifra en 121 millones de euros. Así, el Gobierno municipal calcula que al final del mandato habrá ahorrado a los madrileños 730 millones de euros.

Sube el gasto social y baja la inversión

El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, ha puesto en valor que el proyecto de Presupuestos del que hoy han presentado las líneas maestreas -aún no se ha aprobado- "es creíble, solvente y ahonda en el modelo económico asentado hace décadas en Madrid que nos permite crecer incluso en momentos de recesión". La principal premisa de las cuentas para 2023, ha subrayado el regidor, "es que todos debemos tener las mismas oportunidades de salir adelante, especialmente las personas más vulnerables a los que no hay que cronificar con subsidios y paguitas", en una crítica velada al Gobierno central. Así, el líder del PP ha puesto en valor que el gasto social se incremente en 76 millones respecto al año pasado y se dispare hasta los 1.130 millones. El aumento de esta partida permitirá ampliar el umbral de renta por unidad familiar por el que se concede la la Tarjeta Familias, pasando de 1.400 euros a 2.000. Además, sube en un millón de euros la cuantía destinada a las becas infantiles.

En el capítulo inversor, para 2023 se aprecia un descenso con respecto al ejercicio anterior. Pese a ello, la inversión prevista es la segunda más alta desde 2009. Si el año pasado destacaban los nuevos proyectos, los 511 millones de este se reservan principalmente para rematar las obras ya en marcha: la remodelación de la Puerta del Sol, la cubrición de la M-30 a su paso por el derribado Vicente Calderón o el desmontaje del paso elevado de Pedro Bosch y la reforma de su entorno. Entre las nuevas actuaciones se encuentra una intervención aún no detallada en el eje Prado-Retiro, otra en el Paseo de Santa María de la Cabeza y la segunda fase de la obra en la Avenida de la Ilustración.

Asimismo, las cuentas municipales para 2023 contemplan 245 millones de euros dedicados al nuevo contrato de recogida de basuras, que aumenta la frecuencia de vaciado de residuos como el cartón, 13 millones extra para limpiar los espacios interbloques olvidados en el contrato de limpieza aprobado en 2021 y 45 millones más para que BiciMAD llegue a todos los distritos.

En cuanto al gasto por áreas, se aprecia un incremento importante en la de Seguridad y Emergencias, que crece en 104 millones, casi un 13 por ciento, para poder asumir la incorporación de más de 1.000 nuevos efectivos de Policía, Bomberos y Samur-PC de las últimas ofertas de empleo público. Medio Ambiente y Movilidad sigue a la cabeza como la concejalía que más dinero recibe y en 2023 roza los 1.700 millones. Sin embargo, dos áreas ven reducido su presupuesto, acaparando la merma más significativa la de Obras y Equipamientos (62 millones menos), seguida de Desarrollo Urbano (17 millones menos).

Presentación del proyecto de Presupuestos y Ordenanzas. Foto: Ayuntamiento de Madrid

Más dinero para los distritos

Los distritos experimentan un aumento de financiación. Recibirán 865 millones de euros, 26 más que en 2022. Tan solo Chamartín ve como su presupuesto para el año que viene se aminora. En el lado opuesto, Chamartín y Hortaleza, cuya asignación se incrementa en 3 millones, la mayor por demarcaciones. Durante el conjunto de la legislatura, la partida que se aparta para las juntas distritales se ha engrosado en un 32,3 por ciento. Si se atiende solo a los del sur y del este, la ampliación de crédito se cifra en un 36 por ciento con respecto a 2019.

Las empresas públicas tampoco quedan al margen del aumento presupuestario, percibiendo 224 millones más que el curso anterior. Así, los cuatro organismos dispondrán de 1.415 millones en el cómputo global. La Empresa Municipal de Transportes (EMT) se lleva 1.014 millones, de los cuales 234 se otorgan para inversiones como la adquisición de 255 autobuses eléctricos, de gas y pila. La Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) contará con 216 millones -62 más que en 2022- para completar la construcción de 3.077 viviendas protegidas en alquiler. Madrid Destino, que gestiona parte de la actividad cultural, percibirá 123 millones y la Funeraria Municipal 62.

Bonificaciones de impuestos

De vuelta en el apartado impositivo, las Ordenanzas Fiscales para 2023 proponen eliminar hasta 10 tasas y ocho precios públicos, aunque su supresión solo evita gestiones y apenas afecta al bolsillo de los ciudadanos. Entre esas tasas aparecen la que se pedía por alquiler para eventos de centros públicos como el Galileo. Su anulación respondería a que los precios resultan antieconómicos en muchos casos, pues es más cara la gestión del cobro que la recaudación. Por su parte, la tarifa del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) se mantiene igual.

Sí generan un ahorro más sustancial las bonificaciones propuestas para estimular el empleo y la sostenibilidad medioambiental. Cualquier empresa que inicie su actividad estará exenta del pago de la cuota del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) durante los dos primeros ejercicios impositivos y se prorrogará la bonificación del 50 por ciento de la cuota municipal a estos empresarios durante los periodos impositivos tercero, cuarto y quinto posteriores al comienzo de su actividad.

Asimismo, continúa un año más la bonificación del 50 por ciento del IBI para los inmuebles que instalen paneles solares y otra bonificación del mismo importe sobre la cuota del IAE para la instalación de sistemas de aprovechamiento de la energía solar y geotérmica. Las empresas que adquiera bonos anuales de transporte público para al menos un 20 por ciento de su plantilla se beneficiarán de una bonificación de entre el 10 y el 50 por ciento en el IAE.

Deuda y sueldos congelados

La rebaja fiscal de 121 millones que se plantea no implica una menor recaudación. De hecho, si los cálculos no fallan los ingresos no financieros subirán en torno a 160 millones de euros, alcanzando los 5.702 millones. El área de Hacienda lo justifica en el empuje de la actividad económica en Madrid que ha conseguido superar el Producto Interior Bruto (PIB) prepandemia. Así, creen que ingresarán más por impuestos como los que se gravan a la construcción. Además, los ingresos se disparan gracias a los 207 millones de euros que se embolsan de los fondos europeos Next Generation, con los que se sufragarán proyectos como la ampliación de BiciMAD.

Por su parte, la deuda no variará un euro en 2023 con respecto a 2022. Se mantendrá en 1.903 millones de euros. Pese a ello, en los cuatro años de Gobierno de PP y Cs se reducirá en 302 millones. Tampoco se mueve el salario del alcalde, la vicealcaldesa y los concejales, pues se repite por tercer año consecutivo la congelación salarial para ellos. Según datos de la concejalía de Hacienda, el ahorro del Consistorio en este concepto asciende a 387.000 euros en lo que va de legislatura.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios