www.madridiario.es
Javier Ortega Smith en el Pleno de Cibeles en una foto de archivo.
Ampliar
Javier Ortega Smith en el Pleno de Cibeles en una foto de archivo. (Foto: Chema Barroso)

Vox reta a Almeida: negociará Presupuestos si suspende restricciones a los coches A

martes 27 de septiembre de 2022, 12:09h

Órdago temprano de Javier Ortega Smith a José Luis Martínez-Almeida. A tres meses vista de que termine el plazo para pactar unos Presupuestos y sin conocer los detalles de estos, Vox adelanta a septiembre su ultimátum: no negociará si el Gobierno municipal no accede a suspender las restricciones de circulación a los vehículos A e industriales, los más contaminantes. "Es una condición sine qua non y si desoye la petición nos veremos obligados a no sentarnos siquiera con quien es insensible a la realidad de los madrileños".

Y es que el portavoz de Vox justifica ahora su cruzada contra las zonas de bajas emisiones en la necesidad de responder a la inflación y la crisis energética que atraviesa el país. "Una familia que no llega a fin de mes no puede pagar multas de 600, 1.000 o 1.300 euros", ha defendido Ortega Smith. Acabar con las multas de Madrid Central contribuirá, entiende la formación que lidera Santiago Abascal, a paliar la "emergencia social" de la ciudad. "No es una petición en beneficio de este partido. La línea roja se la pone la situación de alarma en la que están los madrileños", inciden.

La exigencia de Vox se concreta en levantar las limitaciones a los vehículos sin etiqueta ambiental y los industriales hasta conocer la resolución judicial respecto al recurso contra la Ordenanza de Movilidad que su grupo presentó. Preocupa especialmente a Ortega Smith una medida de esta normativa que se aplicará a partir del 1 de enero: los coches de tipo A tendrán prohibido acceder y transitar por las vías públicas urbanas del interior de la almendra central y por la propia M-30. "Más del 60 por ciento de los vehículos van a ver imposibilitado entrar en Madrid y va a paralizar su economía y vida", denuncian.

José Luis Martínez-Almeida interpreta la 'amenaza' como una "estrategia perfecta" para replicar la actitud del año pasado y no sentarse a analizar los Presupuestos con Hacienda. "Quien pone líneas rojas es que no quiere negociar porque sabe que lo que plantea es imposible legalmente", ha señalado. Así, el regidor ha animado a Vox a explicar a sus votantes por qué opta por "ser muleta de la izquierda en el desgaste continuo al Gobierno" y no "útil" concediendo el apoyo que le presuponía a la bajada de impuestos que ultiman.

"Lo que nos han hecho es ponernos una pistola en el pecho para sentarse a negociar", ha afeado el primer edil a quienes considera sus socios prioritarios. No podrá someterse a sus presiones, ha recordado, porque "no es posible suspender una ordenanza por motivos políticos y la Justicia dijo que no se podía acordar una moratoria de las multas de Madrid Central". La lucha de Vox contra las zonas de bajas emisiones se topa, además, con la Ley de Cambio Climático y Transición Energética de ámbito estatal que obliga a todos los municipios de más de 50.000 habitantes a establecerlas.

Reeditar el pacto con el Grupo Mixto, "difícil"

Salvo rectificación de Vox, a Almeida se le tuerce ya en septiembre la aprobación de los últimos Presupuestos del mandato. Al menos el tiempo no le apremia todavía y por ello evita mirar hacia la izquierda en busca del comodín que en 2022 encontraron en los ediles carmenistas del Grupo Mixto. De hecho, los descarta por "una cuestión de irrelevancia aritmética". "Es difícil entenderse con el Grupo Mixto si no se entienden entre ellos. Una -Marta Higueras- ya ha dicho que no los apoya y los otros dos votos no son suficientes", ha indicado.

Por ahora, sus planes inmediatos pasan pasan por aprobar el proyecto presupuestario en el seno del Gobierno y después "someterlo a todos los grupos". Los ejes sobre pivotará, como ya ha avanzado, son la rebaja de la presión fiscal y la "profundización" en el gasto social. "Que se retraten y digan por qué no lo quieren apoyar", ha desafiado a la oposición.

El Grupo Mixto se ha borrado de nuevo del papel de "pagafantas del Gobierno". Su portavoz, José Manuel Calvo, ha condicionado su disposición a hablar sobre Presupuestos al cumplimiento de las 63 medidas acordadas en los del año pasado. Se han puesto en marcha solo la mitad y ya avisan al Ejecutivo madrileño que "o corren y cumplen o no se planteen sentarse de nuevo con nosotros".

Por su parte, Rita Maestre, que ya auguraba esta mañana un "paripé" entre el Gobierno municipal y Vox, no ve ningún atisbo de interés por parte de Almeida de abrirse a un pacto con Más Madrid. "Ni este año ni ningún otro la ha habido", ha incidido. En todo caso, resta trascendencia a la propuesta presupuestaria que pueda presentar la Concejalía de Hacienda, pues en los tres años de mandato "no han conseguido transformar nada".

Por su parte, el PSOE ya ha advertido que "no cuente" con ellos si su intención es "seguir en la misma línea presupuestaria de años anteriores teniendo en cuenta que las circunstancias de este año duro nada tiene que ver con el año pasado". Así, su línea roja para plantearse hablar de Presupuestos con el Gobierno la marcará "que se haga una inversión que responda a los problemas reales de los madrileños en la calle". "¿Qué va a pasar con la gente que no puede pagar los alquileres y la calefacción?", ha cuestionado la portavoz, Mar Espinar, al alcalde antes de urgirlo a "ponerse las pilas".

Villacís persigue otro Pacto de la Villa

La vicealcaldesa, Begoña Villacís apuesta por una propuesta paralela: firmar unos nuevos Pactos de la Villa. "Estando Madrid como está y los vecinos pasando problemas para llegar a fin de mes debería conseguir que los políticos fuesen más serios y entendiesen que estamos trabajando con la vida real de las personas", ha reflexionado invitando a todos los grupos a sumarse a su iniciativa. De vuelta en el universo Presupuestos, la líder de Cs sostiene que "vamos a abrirnos a negociar con todos".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
6 comentarios