www.madridiario.es
    21 de octubre de 2019

gabilondo

Los equipos negociadores de PSOE y Más Madrid siguen adelante en su búsqueda de un programa de Gobierno para estar preparados en caso de que falle el pacto del triunvirato de derechas. Los socialistas se reunirán también con Podemos, que considera que "es obligación" del bloque de izquierdas "agotar las posiblidades". Este jueves, además, se reúne por primera vez la nueva -y cuestionada- Mesa de la Asamblea.

PP, Ciudadanos y Vox rompieron, por primera vez en democracia, la proporcionalidad que siempre había existido en el máximo órgano rector del Parlamento autonómico. Las izquierdas buscan ahora la fórmula para revertir dicha votación.

El artículo 12 del Estatuto de Autonomía establece que los grupos parlamentarios han de estar representados en los órganos parlamentarios "en proporción al número de sus miembros", pero Más Madrid y Podemos se han quedado fuera de la Mesa de la Asamblea que, por primera vez en democracia, se inclina claramente hacia la derecha: PP, Ciudadanos y Vox ocupan cinco puestos y el PSOE, solo dos. El cruce de acusaciones no se ha hecho esperar y Errejón ya ha anunciado que recurrirá al Constitucional la votación de este martes.

La permanencia del PP en la Puerta del Sol se da por hecha: Isabel Díaz Ayuso es optimista sobre su posible Presidencia de la Comunidad de Madrid tras el éxito logrado en la Mesa de la Asamblea. Aun así, la popular deberá manejar bien sus cartas para que Ciudadanos y Vox no rompan la baraja.

La Asamblea de Madrid se constituye este martes sin que el triunvirato de derechas haya alcanzado aún un acuerdo sobre la composición de la Mesa. Ignacio Aguado deberá definirse hoy: o repite la 'foto de Colón' junto a PP y Vox o perderá la Presidencia del máximo órgano de la Cámara regional, destinada, en principio, a Juan Trinidad.

La reunión entre los candidatos del PSOE y Unidas Podemos ha terminado con buena sintonía. No obstante, Gabilondo no confirma si cederá un puesto en la Mesa de la Asamblea a Serra, del mismo modo que se desconoce, todavía, si lo hará con el Más Madrid de Íñigo Errejón. Las tres formaciones seguirán manteniendo encuentros, al igual que PP, Ciudadanos y Vox -por separado-, para buscar un pacto antes de que se constituya la Cámara regional, este martes.

Rocío Monasterio sigue en su línea de hacer un llamamiento público a Ciudadanos para reunirse y ha instado al PP a liderar una negociación a tres. De su encuentro con Ángel Gabilondo, la candidata de Vox ha destacado su "grata sorpresa" por el tono cordial en el que ha discurrido. El socialista ha puntualizado que ambos han dejado claro que no tenían intención de negociar nada.

Los equipos negociadores de PP y Ciudadanos se reúnen mañana en la Asamblea mientras el candidato del PSOE lo hará con Íñigo Errejón, de Más Madrid. Los socialistas seguirán intentando alcanzar el Gobierno de la Comunidad de Madrid, aunque tras la negativa de Ayuso y Aguado, Gabilondo lo ve "mal".

PACTOS POSTELECTORALES

Ignacio Aguado tiene la llave del Ejecutivo de la Comunidad de Madrid pero parece no estresarse ante la premura de los plazos que obligan, como mínimo, a negociar los cargos de la Mesa de la Asamblea antes del 11 de junio. Tampoco se inmuta ante las presiones de Vox, por un lado, que exige una mesa a tres y la entrada en el Gobierno para aceptar el pacto PP-Cs. Por otro, de PSOE y Más Madrid, dispuestos a facilitar la Alcaldía de Begoña Villacís a cambio de que Gabilondo se haga con la Puerta del Sol. Él, de momento, ha hablado con Ayuso para constatar la necesidad de hablar y emplazarse para la próxima semana.

DEBATE ELECTORAL 26-M

Con un formato mucho más dinámico que el del domingo en Telemadrid, los cinco candidatos a la Comunidad de Madrid que acudieron a la sede del Colegio de Arquitectos de Madrid pudieron confrontar ideas, interrumpirse y hasta gritarse (casi) en el debate organizado por La Ser y El País. La división en bloques, como de los partidos de la derecha entre sí, quedó evidenciada. La gran ausente fue Isabel Díaz Ayuso, del PP, representada por una silla vacía colocada al lado de Monasterio. La candidata de Vox sí consiguió hoy provocar a sus interlocutores, especialmente, en los temas de feminismo y violencia de género. También la Educación suscitó el cruce de acusaciones.