www.madridiario.es
    21 de agosto de 2018

El Capricho

Las controvertidas obras en el Palacio de El Capricho se mantienen. Este miércoles han llegado al Pleno del Ayuntamiento, que, no obstante, ha acordado por unanimidad de los cuatro grupos con representación en el Consistorio que el Área de Desarrollo Urbano Sostenible elabore un informe que determine que los trabajos se ajustan al Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOUM), en el que el recinto, calificado como Bien de Interés Cultural, tiene un nivel de protección 1 singular. El Área de Medio Ambiente y Movilidad también emitirá un informe.

La polémica en torno a las obras que se están ejecutando en el Palacio de El Capricho han llegado este lunes a la Comisión de Cultura del Ayuntamiento de Madrid. Unos días después de que Madridiario se hiciera eco de las quejas de los expertos y de que la oposición exigiera, a través del Pleno de Barajas, la paralización de los trabajos, el equipo municipal ha defendido la gestión del asunto.

PSOE, PP y Ciudadanos votan en bloque para paralizar las obras de reforma de El Capricho porque, como ya recogió Madridiario, los trabajos en uno de los nueves jardines BIC de la capital pueden, incluso, vulnerar la ley.

Con Ahora Madrid en el Gobierno de la capital no solo cambia la Gran Vía y, con ella, la fisonomía y la forma de moverse por la ciudad. A unos kilómetros del centro, en el distrito de Barajas, El Capricho está siendo sometido a una profunda remodelación. Tan profunda que los expertos advierten: uno de los nueve jardines BIC de la capital sufre unas obras que consideran que no solo dañan en parte un lugar histórico, sino que, incluso, vulneran la ley.

El parque de la Quinta de los Molinos reabre sus puertas este sábaro tras la retirada de árboles caídos tras los fuertes vientos. El Ayuntamiento también ha reabierto la zona del auditorio del parque Juan Carlos I.

Mientras que los Jardines de Sabatini y el parque de la Fuente del Berro ya están abiertos, el Retiro, la Quinta de los Molinos, Torre Arias, El Capricho y el Paseo de la Rosaleda seguirán cerrados hasta que se revise todo el arbolado. Además, el Consistorio aconseja precaución a los visitantes de la Dehesa de la Villa y el Parque del Oeste, que han sufrido muchas incidencias.

Menos de un año después de abrirse al público, el búnker del parque de El Capricho ha vuelto a cerrar de forma temporal para, según ha informado el Ayuntamiento, "reorganizar" las visitas ante la "gran demanda". Se prevé que vuelta a estar disponible a las visitas guiadas en el mes de abril.
  • 1