www.madridiario.es
Ubicado en Barajas, El Capricho cuenta con un importante número de elementos originales.
Ampliar
Ubicado en Barajas, El Capricho cuenta con un importante número de elementos originales. (Foto: Kike Rincón)

"Si El Capricho abre como parque, nos quedamos sin Jardín"

viernes 28 de diciembre de 2018, 07:42h
"Aforo máximo: mil personas. El acceso de animales, incluso atados, no está autorizado. El acceso con bicicletas y patines no está permitido. No se puede jugar a la pelota. No está permitido comer en el interior". ¿Y si ahora la esencia cambia y se permiten las visitas diarias al Jardín El Capricho?

Las normas que rigen las visitas al Jardín El Capricho, que solo abre al público sábados, domingos y festivos en horario limitado, son estrictas. ¿La razón? Proteger un rico patrimonio original, que incluye figuras romanas y especies botánicas de la época de la duquesa de Osuna. "Alguien tiene que vigilar; es un jardín de mucho valor que requiere cuidados especiales", advierte la arquitecta María Isabel Pérez Hernández.

Dicen que lo que no se nombra no existe, y quizás ahí residan los 'males' de El Capricho para que el también arquitecto José Luis Rayos considere que el conjunto "está muy desmerecido". Tal vez tenga que ver que, como apuntan ambos expertos, "es un jardín histórico, y no un parque, como indica la señalética, incluso la de Metro". Lo que es seguro, insisten, es que "es impensable e inviable que abra todos los días".


"No es restrictivo porque sí, sino por sus características"

Hace tiempo que las luces de alarma se encendieron en Barajas; primero, por la reforma del Palacio, que se convertirá en museo; en las últimas semanas, por la posibilidad de que se levanten las restricciones que permiten cuidar el Jardín El Capricho con un "mantenimiento intensivo, como en su origen".

"Si el fin de semana está bien, es porque toda la semana se trabaja en él", explica la arquitecta, que aplaude la labor de los operarios. En conversación con Madridiario pone varios ejemplos, entre ellos, que "hay parterres de flores que se cambian cada pocos días". También que "si algo se estropea el fin de semana, el lunes se arregla".

Por eso El Capricho resiste. Por eso y porque "existe un Plan Director que hay que respetar", recuerda Rayos. Por todo ello, y porque "no es un parque, sino un museo al aire libre con elementos originales que hay que proteger", Pérez Hernández rechaza que se modifiquen las condiciones de acceso, como pide un 'Proyecto de gasto ganador' de los Presupuestos Participativos de 2018 que aboga por la apertura diaria del recinto.

"Sería maravilloso, pero no está preparado. El Jardín El Capricho no es restrictivo porque sí, sino por sus características", sostiene la experta, que considera que "si la gente lo supiera, no se habría realizado esa propuesta".


Los expertos piden "un informe riguroso" que atienda a la capacidad de carga

"Es un tema suficientemente importante como para que expertos en su gestión valoren la posibilidad de elaborar un informe riguroso donde se expongan si abrirlo todos los días es compatible con su capacidad de carga y con el necesario mantenimiento diario", defienden los expertos consultados por este periódico. Porque, advierten, "si el jardín se usa como parque, El Capricho tiene los días contados".

Desde Barajas, Pérez Hernández traza un paralelismo: "Me encantaría acceder a Altamira, pero prefiero que esté ahí, que siga existiendo, a entrar y que desaparezca. Desgraciadamente, no todo es posible".

"Se valorará con Medio Ambiente y Cultura"

En el Pleno de distrito de diciembre, Ciudadanos preguntó "si se van a mantener las limitaciones de horas de apertura y de afluencia simultánea de visitantes en el Jardín El Capricho tras la apertura del museo".

Fuentes municipales consultadas por Madridiario remiten al literal de esa pregunta y aseguran que "el jardín no abrirá entre semana como consecuencia de la apertura del museo". Es decir, "seguirá recibiendo las mismas visitas que hasta ahora, ya que el fin de semana hay un control de acceso". Ese número, insisten, "se mantiene": "Por abrir el Palacio como museo no se va a incrementar el número de personas ni los días de apertura".

Pero, ante la coyuntura provocada por una propuesta de los Presupuestos Participativos de 2018 que ya ha recibido luz verde, las mismas fuentes explican que "se valorará con las áreas de Medio Ambiente y Cultura" del Ayuntamiento de Madrid. Ambos departamentos "elaborarán sus respectivos informes, que se debatirán para tomar una decisión". "Algunas propuestas de Presupuestos Participativos no se ejecutan", intentan tranquilizar desde el Gobierno.

Las explicaciones no convencen al partido naranja, que considera que "los informes que ya existen son igual de válidos tanto para un proyecto como para otro". "Si los técnicos desaconsejan un mayor uso del Jardín El Capricho, eso ha de aplicar en todas las circunstancias. Es pura lógica: si no se puede ampliar la apertura por el museo, tampoco se puede hacer por los Presupuestos Participativos", ahonda Belén Ortiz.

Por ello, la portavoz de Cs en Barajas pide al Ejecutivo local "asumir que fue un error que ese proyecto pasara todos los filtros" y "rectificar" para salvaguardar "un jardín histórico que merece una protección y que no se puede abrir más de lo que se abre ahora".

Una idea que hila con la de los expertos: "Lo primero es proteger el patrimonio, que es de todos", sostiene Ortiz. "No tenemos derechos sobre él, solo deberes", remacha Pérez Hernández. Barajas sigue suspirando por El Capricho...

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.