www.madridiario.es

Un jardín de Capricho

jueves 03 de enero de 2019, 11:31h

Hay que entender que el de El Capricho, no es un parque público al uso, y que no se puede utilizar como se utilizan los parques urbanos en general. El Capricho es más que una zona creada para disfrute y paseo de los vecinos, es un jardín histórico y como tal está catalogado. Su patrimonio merece protección, si no se quiere correr el riesgo de que se deteriore. Tiene elementos que lo hacen único, como especies botánicas que datan de la época de su impulsora, la duquesa de Osuna, figuras romanas y labores vegetales propias de una artesanía ornamentar en el ámbito de la jardinería. Por eso su acceso es restringido, con un aforo máximo de 1.000, en horario limitado y sólo abierto al público sábados, domingos y festivos.

Ahora, parece, que pretenden convertirlo en un parque, abrirlo sin tasa (¿y sin control?), lo que supondría que estaría expuesto a factores de riesgo, a una desprotección evidente. Madrid debe conservar las joyas de su patrimonio histórico-artístico, y el jardín de El Capricho lo es. Esta ciudad es la segunda con más zonas verdes del mundo, y ello significa que siempre hay un parque cerca de casa, y no es necesario ampliar esa superficie con un jardín histórico que es un bien protegido. No hay razones que lo justifiquen. Espero que se apacigüe ese desafuero por convertirlo en un parque común, y no es que sea un capricho mantener El Capricho como está, sino algo de sentido común para proteger un patrimonio, que no siempre hemos sido capaces de proteger en esta ciudad de los disparates históricos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.