www.madridiario.es
Recreación de cómo podría verse la plaza de la Duquesa de Sueca tras la reforma.
Ampliar
Recreación de cómo podría verse la plaza de la Duquesa de Sueca tras la reforma. (Foto: Ayuntamiento de Madrid )

La plaza de la Duquesa de Osuna recuperará el verde tras desbloquearse su reforma

jueves 28 de julio de 2022, 07:34h

El Palacio del Capricho linda en su fachada trasera con un espacio cuya degradación denuncian los vecinos desde hace una década. Se trata de la plaza de la Duquesa de Osuna, también conocida en Barajas como la Huerta Valenciana, ubicada en un entorno de alto valor cultural, pero condenada a un abandono del que ahora parece salir. Tal como avanzan fuentes municipales a Madridiario, la Junta de Gobierno aprobará de forma inicial este jueves el Plan Especial que reordenará el área tras una inversión estimada de 14,9 millones de euros y que servirá como puntal de una posterior reforma que convierta el recinto en "un enclave central para el distrito y para el vecindario".

El terreno se mantuvo integrado en el jardín histórico de El Capricho hasta 1949, año en que las tierras colindantes fueron segregadas de la finca de recreo. Asociaciones como Barajas BIC han pedido en la última década la recuperación de este enclave, que ahora luce como un secarral. El Gobierno de Manuela Carmena lo incluyó en su proyecto para regenerar 11 plazas de la periferia de la ciudad, pero no llegó a ejecutar ninguna obra. Ahora, el área de Desarrollo Urbano que dirige Mariano Fuentes sienta las bases para rehabilitar un ámbito de 23.342 metros cuadrados de superficie, de los cuales la mitad se destinarán a zonas verdes. En el espacio se construirán nuevos equipamientos y se mejorará la comunicación con las calles aledañas.

En concreto, se actuará en un área delimitada por el paseo de la Alameda de Osuna al sur, la calle de la Rambla al oeste, la calle de Monteverde al norte y la calle de Joaquín Ibarra al este. Asimismo, se prevén acciones complementarias exteriores de adecuación de la red viaria en la avenida de Logroño y las calles de Joaquín Ibarra, de la Carabela y de Benito Monfort con el objetivo de conectar todo este entorno protegido, pues forma parte del Conjunto Histórico Parque de El Capricho y de la Zona de Protección Arqueológica del Castillo de Barajas.

Foto: Ayuntamiento de Madrid.

Una nueva plaza cívica y conexión con la red ciclista

El Plan Especial al que el Ejecutivo madrileño ha dado luz verde esta mañana busca configurar una nueva centralidad en el distrito que sirva como punto de encuentro. La concejalía de Desarrollo Urbano plantea una nueva plaza cívica como antesala del Jardín Histórico mediante la creación de una nueva zona verde en el espacio que ahora ocupan la plaza de la Fuente y gran parte de la antigua Huerta Valenciana.

En la parte sureste, por su parte, se configura una parcela de equipamiento básico que dará respuestas a la demanda de dotaciones públicas del barrio. En las calles aledañas indicadas anteriormente se soterrará un tramo de la línea de alta tensión y el ámbito se conectará con la infraestructura ciclista de la zona. Asimismo, se asegura la protección de varios elementos históricos situados en la plaza, como un 'viaje' de agua, una galería de escape de la Guerra Civil, el muro de contención de la Casa de Oficios, el muro de las antiguas caballerizas de la yeguada de la villa de los Duques de Osuna y una fuente, restituyéndola a su ubicación original.

La calificación del suelo es de usos dotacionales de servicios colectivos, nivel básico, y uso dotacional para la vía pública. En cuanto a la edificabilidad, se mantiene la de la parcela en la que se ubica la Casa de Oficios (1.172,00 metros cuadrados), actualmente destinada a Escuela Municipal de Música. Por su parte, se reduce la edificabilidad de la manzana dotacional del sur (de 16.532,28 metros cuadrados pasa a 7.367,86), para ganar zonas verdes, que en total ocuparán 11.115 metros cuadrados.

La aprobación de este Plan Especial, paso previo fundamental para poder acometer las obras, llega apenas unos días después de que el Ayuntamiento de Madrid haya iniciado la rehabilitación del Palacio del Capricho. Cuando concluyan los trabajos, a finales de 2023 o principios de 2024, albergará un museo en recuerdo a la figura de Josefa Pimentel, IX duquesa de Osuna, la mujer ilustrada que lo ordenó levantar en el siglo XVIII junto al jardín del Capricho. La intención de Cibeles es "devolver al inmueble el carácter patrimonial que le corresponde, poniendo en valor los elementos que han sobrevivido a años de abandono".

Una plaza similar a la de Lucero

La propuesta para la plaza de la Duquesa de Osuna se asemeja, salvando las distancias, a la presentada para la plaza de Lucero, en Latina. El Plan Especial para reordenar ese área se aprobó la semana pasada en Junta de Gobierno y contempla la mejora de las conexiones del ágora con las calles adyacentes y la plantación de nuevo arbolado. De hecho, como en el caso de Barajas, la mitad del ámbito, de unos 28.000 metros cuadrados, se reserva para zonas verdes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
3 comentarios