www.madridiario.es
Pedro Rollán, presidente de la Comunidad, y Manuela Carmena, alcaldesa, en la misa de San Isidro.
Ampliar
Pedro Rollán, presidente de la Comunidad, y Manuela Carmena, alcaldesa, en la misa de San Isidro. (Foto: Chema Barroso)

Un parto y dos escraches, pero ninguna gallineja en la Pradera

miércoles 15 de mayo de 2019, 17:14h
La Pradera de San Isidro ha vuelto a ser el centro de la festividad de este 15 de mayo. Como es pertinente, lo más granado de la política madrileña se ha paseado por las castizas casetas en un día que ha vuelto a estar marcado por las encuestas, que vaticinan una importante victoria de la izquierda tanto en la Comunidad como en el Ayuntamiento. Eso sí, ni Ciudadanos niel PP les dan credibilidad, pues confían en una gran movilización que les dé ambos gobiernos. La que no estará en la segunda semana de campaña para intentar ganar votos será Begoña Villacís, portavoz y candidata naranja, que ha sido protagonista por anunciar su parto para este viernes. Doloroso también ha sido el escrache que le ha organizado la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) a ella y a Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez-Almeida. La alcaldesa Manuela Carmena, sin embargo, ha caminado más tranquila bajo un incesante sol y con gritos de "la Alcaldía se te queda pequeña, presidenta". Eso sí, no ha comido ninguna gallineja.

Madrid celebra su patrón más electoral. Si el día de San Isidro ya es especial de por sí, cuando coincide con la campaña electorial previa a unas elecciones municipales y autonómicas, es el sumun. Y se nota. Tras asistir a la entrega de las Medallas de Oro de la Ciudad -que este año no se han otorgado por unanimidad como es habitual-, los políticos se han dispersado para volver a aparecer, cada uno con su equipo, en el parque de Carabanchel.

Todos lo han hecho con el ánimo de recoger los máximos votos posibles de cara al próximo domingo 26 y con la vista puesta en las encuestas publicadas hoy. El diario El Mundo ha sacado sendos sondeos en los que le da a la izquierda todo el poder territorial, como ya hiciera el CIS hace unas semanas. Es decir, al PSOE la Comunidad si suma con Unidas Podemos y Más Madrid, y a Manuela Carmena la Alcaldía si se pone de acuerdo con el socialista Pepu Hernández.

Sin embargo, de cara a la galería todos han sido muy prudentes. La regidora ha dicho no querer comentar las encuestas porque “no es socióloga” y ha sacado a relucir la última realizada por Observatorio Municipal, que la ponía casi a la altura de Alberto Ruiz-Gallardón en sus épocas de mayorías absolutas. Íñigo Errejón, compañero de plataforma y candidato a la Presidencia regional, sí ha ido un poco más allá y se ha atrevido a asegurar que están “muy cerca” de lograr algo histórico: hacer que el PP pierda la Comunidad después de 25 años, “cuando no existía ni Google ni los teléfonos móviles”. Eso sí, ha pedido estar “alerta” para “no confiarse”.

Otro que se ha mostrado seguro y feliz ha sido Pepu Hernández. La apuesta de Pedro Sánchez para la Alcaldía ha debutado en las fiestas del patrón -aunque a él, dice, no le gusta llamarle así-, donde se le ha acercado “mucha gente” para darle ánimos. Incluido una señora que, antes de que hiciera declaraciones a la prensa, le ha espetado un “lucha”, como si tuviera por delante alguna batalla de Juego de Tronos. Aunque a juzgar por la gran cantidad de gente y por el sudor que se respiraba en los campos cercanos al tanatorio de San Isidro podría haberse dado alguna.

Sudor también ha habido en la caseta del PP. Pese a contar con los precios más altos de las de los partidos políticos -el agua, por ejemplo, valía un euro más que en la de Más Madrid-, ha estado a rebosar. Allí, Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez-Almeida han comido con parte de su equipo -Borja Carabante, actual consejero delegado de Metro; Carlos Izquierdo, consejero regional de Medio Ambiente; o Andrea Levy, diputada electa y número dos del candidato municipal- y han recibido el cariño de Pablo Casado, único líder nacional junto con Albert Rivera que se ha acercado a Carabanchel. El candidato, además, ha escoltado en todo momento a sus candidatos. Incluso, cuando una delegación de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) les ha realizado un escrache con gritos de “ladrones” o “el PP roba”. Entonces, varios militantes populares han contestado con un “a Galapagar a okupar”. Y todos tan contentos.

Peor ha respondido Begoña Villacís. La candidata de Ciudadanos ha tenido que abandonar la caseta de su partido -repleta de banderas europeas, españolas y LGTBi- cuando esa misma gente se le ha enfrentado. Todo, minutos antes después de soltar la que ha sido una de las noticias de la jornada: los médicos le han programado el parto para este viernes y se perderá lo que queda de la campaña.

Ella, por si las moscas, le ha pedido a San Isidro que “todo salga bien”. Un deseo similar al de Carmena, que se ha focalizado en su intención de repetir. “Al santo le voy a pedir que sea para Madrid todo lo mejor y el santo me va a decir: ‘Manuela, quédate tú’”, ha declarado ante las risas de varios ciudadanos y periodistas, a los que más tarde ha contado que no le gustan las gallinejas y los entresijos y que, por eso, no ha comido.

Los que no le han solicitado nada al patrón, pese a ser Carlos Sánchez Mato católico, han sido los de Unidas Podemos Madrid en Pie. El concejal de Latina y Vicálvaro ha preferido ser positivo para hacer como que no necesitan un milagro para conseguir representación en el Ayuntamiento. Por su parte, Sol Sánchez, la candidata autonómica, ha aclarado que ellos no le piden nada “ni a los Reyes Magos ni al PSOE” al ser preguntada por si tienen preparada la lista de exigencias para, como dicen las mencionadas encuestas, posibilitar un gobierno del cambio en la región. “Poner la vida en el centro de las políticas es lo que le vamos a pedir a las instituciones”, ha concluido.

Quien sí parece que obtendrá concejales será VOX, cuyos líderes le han compuesto un chotis a la alcaldesa. “Carmena, qué poco te queda aquí. Limpiaremos las aceras ya por fin y abriremos esa almendra que cerraste arruinando al comerciante que solo quería vivir”, han cantado al unísono Iván Espinosa de los Monteros, Rocío Monasterio, candidata a la Comunidad, y Javier Ortega Smith, al Ayuntamiento. Tras ellos iba Íñigo Henríquez de Luna, que se ha reencontrado con sus excompañeros del PP, que, además, han vuelto a ver a Ángel Garrido tras su dramática marcha a Ciudadanos. Con todo, San Isidro también va de idas y venidas, como la política.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.