www.madridiario.es
Vaivenes culturales en un año centrado en centenarios y homenajes
Ampliar
(Foto: Kike Rincón)

Vaivenes culturales en un año centrado en centenarios y homenajes

miércoles 25 de diciembre de 2019, 09:10h

Un vídeo mapping en la fachada de Goya, una aplicación con diferentes efectos visuales, música en directo, la invitación a los visitantes a que dejen sus mensajes para el futuro y jornadas de puertas abiertas han sido algunas de las acciones conmemorativas para celebrar sus 200 años.

El Real Museo de Pintura y Escultura, que en 1868 pasó a denominarse Museo Nacional de Pintura y Escultura y posteriormente Museo Nacional del Prado, abrió al público el 19 de noviembre de 1819 con 311 pinturas de la Colección Real, todas de autores españoles, colgadas en sus muros.

Un bicentenario que ha homenajeado estos meses a una de las principales instituciones culturales a nivel nacional. Y lo ha hecho con la vista puesta en el futuro, reflexionando sobre los próximos proyectos e iniciativas que continuarán manteniendo a la pinacoteca en los primeros puestos.

7.988 pinturas catalogadas, de las que solo están expuestas 1.290, el 16 por ciento, en más de 14.000 metros cuadrados de superficie expositiva repartidos en 121 salas. El Prado posee las mejores colecciones del mundo de autores europeos de entre los siglos XVI y XIX, especialmente de las escuelas española, holandesa e italiana.

Las estrellas del museo son, entre otros, Velázquez, el Greco, el Bosco, Tiziano, Rubens y Goya, este último el pintor con más obras en los fondos del Prado. Su 'Autorretrato' es la obra más prestada de la institución y actualmento se encuentra en La Habana.

Las Meninas (Velázquez) –el único cuadro que no presta el museo- rivaliza con El jardín de las delicias (El Bosco) como el cuadro más famoso de la pinacoteca según sus visitantes, que en 2018 fueron 2.892.937, lo que sitúa al Prado como líder de los museos españoles.
La exposición más vista de la historia fue la del Bosco (2016) que consiguió reunir a 589.692 de visitantes -seis veces el aforo del estadio del F.C. Barcelona- y gracias a la cuál el museo superó ese año los tres millones de visitas.

El Madrid de Galdós

El 2020 será el Año Galdós en la Comunidad de Madrid. Sin embargo este año, el Gobierno regional, junto a varias instituciones públicas y privadas, ya han comenzado a prever una agenda de actos y actividades con la que poner en valor la figura del autor, que será gestionada y coordinada por Juan Carlos Pérez de la Fuente.

El exdirector teatral asegura que “no se puede entender Madrid sin Benito Pérez Galdós”. A pesar de que el autor es canario de nacimiento, la capital se convirtió en protagonista en su monumental obra -en especial en sus novelas cortas en las que relata la historia y la sociedad de la España del siglo XIX-.

El dramaturgo será nombrado, por fin, Hijo Adoptivo de Madrid. Así lo han acordado todos los grupos municipales. El primer paso de una larga lista de conmemoraciones que el Ayuntamiento llevará a cabo. Como el conjunto de estatuas que se distribuirán por la ciudad y recordarán al escritor en el centenario de su fallecimiento y el cambio de nombre a la biblioteca pública de Conde Duque que llevará el nombre del novelista. Un espacio con un significado especial por convertirse en el barrio donde transcurre su novela 'Miau'. Además, la relación de Galdós con el barrio de Universidad va más allá dado que desde la imprenta De la Guirnalda, en el 12 de la calle Pozas, salió impresa su primera novela, 'La fontana de oro'.

Otros centenarios

El Palacio de Cibeles celebró también este 2019 su centenario. Cumplió 100 años a lo grande y lo conmemoró con una gran verbena gratuita con conciertos, exposiciones y varias actividades. Una obra arquitectónica y un proyecto faraónico de los arquitectos Antonio Palacios y Joaquín Otamendi que se ha convertido en estos años en símbolo de modernidad y en un espacio cultural.

El Metro también ha soplado -este 2019- velas de un centenario. Poco queda de aquel Madrid que un mes de octubre en 1919 veía nacer un tranvía subterráneo. Un medio de transporte que transporta cada día a más de dos millones de viajeros a lo largo de casi 300 kilómetros de arterias subterráneas. Y uno de los metros más grandes de Europa, por detrás de Londres y Moscú, pues su red tiene una extensión de 294 kilómetros y cuenta con 301 estaciones.

Metro conmemoró sus 100 años con una amplia programación de propuestas y actividades. Una exposición de fotografías de grandes dimensiones en las estaciones del recorrido original de Cuatro Caminos a Sol en la Línea 1 y que ofrece un viaje por la historia de Metro. Los trenes clásicos en la estación de Chamartín han permitido comprobar cómo se viajaba en el suburbano desde los inicos de la historia hasta los años 70 del siglo pasado, a través de cuatro coches clásicos completamente restaurados; y un tren vinilado ha circulado por la red de Metro. Talleres, eventos deportivos y otras muestras exposictivas han completado un año de celebración para Metro de Madrid.


Cese de directores teatrales

El cambio de color del Gobierno municipal de Madrid provocó este año un 'terremoto' en la gestión cultural de la ciudad. En casi cinco meses, la delegada de Cultura, Andrea Levy, relevó a los directores de cuatro de los principales centros culturales.

 Natalia Álvarez-Simó, directora del Centro Cultural Conde Duque

Isla Aguilar y Miguel Oyarzun fueron destituidos como máximos responsables del Centro Cultural Conde Duque. La nueva dirección recayó en Natalia Álvarez-Simó quien a su vez fue destituida de forma unilateral de los Teatros del Canal hace apenas cuatro meses por la Consejera de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid, Mara Rivera de la Cruz (Cs).

Los cambios también alcanzaron al Teatro Español. La dramaturga Natalia Menéndez relevó a Carme Portaceli, elegida por concurso público en septiembre de 2016 para dirigir este espacio escénico como ocurrió con Mateo Feijóo, ex responsable teatral de las Naves del Matadero. El Ayuntamiento decidió este año fusionar ambos escenarios con Menéndez a la cabeza.

Tras estos relevos, le llegó el turno al Teatro Fernán Gómez. Laila Ripoll se convirtió -hace menos de dos meses- en la nueva directora teatral de este espacio junto a Ignacio Marín que pasó a desempeñar el cargo de director musical.

De paseo por el mejor arte

Pero no todo fueron cambios, ceses e inestabilidad política. Algunas de las mejores exposiciones hicieron parada en Madrid y otras muestras todavía continuarán en 2020. Es el caso de 'Intangibles, Una exposición digital de la Colección Telefónica’, que puede verse -hasta el 23 de febrero- en Espacio Fundación Telefónica. Una exposición diferente que nace como un proyecto innovador y experimental que da respuesta al reto que está surgiendo de la revolución digital y sus imparables cambios. Inspirados en piezas emblemáticas de la Colección Telefónica, esta iniciativa cuenta con experiencias digitales que se exhiben de forma simultánea en ocho ciudades de América Latina y España.

El mundo del videojuego también encontró en 2019 su hueco en la capital - en la Fundación Canal de Isabel II- con la mayor exposición internacional. Más de 400 piezas originales y 150 títulos jugables podrán ser disfrutados por los visitantes hasta mayo de este año entrante. Game on es el título de una muestra que ocupa 2.500 metros cuadrados con primeros videojuegos y arcades, pasando por juegos de simulación, infantiles, portátiles, multijugador, hasta un repaso por las tecnologías que han ido conformando nuevas posibilidades de juego.

Y de los videojuegos a entrar en la que es -probablemente- la tumba más famosa de todos los tiempos: la del faraón egipcio Tutankhamón, descubierta por el arqueólogo Howard Carter y su equipo en 1922. Financiadas por Lord Carnavon, las excavaciones realizadas entonces por el equipo resultaron infructuosas durante cinco años. El pabellón 51 de IFEMA Madrid invita a ver lo que el Howard Carter y su equipo vieron a través de una espectacular recreación del interior de la tumba, sus interiores y sus objetos.

Madrid se rinde a la Navidad

La ciudad ha celebrado por todo lo alto la Navidad. Con más belenes de lo previsto, como prometió el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, y con una programación variada y festiva comenzó la época más luminosa del año. Las luces se encendieron en el mes de noviembre y con ellas se inició la programación navideña. El Naviluz, después del retraso en su puesta en funcionamiento, recorrió de nuevo las calles con vehículos menos contaminantes.

La magia de la Navidad también llegó al Jardín Botánico. Una iniciativa innovadora con experiencias similares en otras ciudades europeas. Un espectáculo que puso de relieve una impresionante flora y originales figuras en un lugar mágico. Un kilómetro y medio de recorrido con puntos de luz iluminaron la noche invernal del Botánico. Una experiencia novedosa que convirtió este pulmón verde que esconde interesantes rincones con más de dos siglos de historia en un mundo de fantasía y luces. Declarado Jardín Artístico en 1942, entre sus colecciones destacan un herbario con más de un millón de pliegos, la biblioteca y el archivo, con cerca de 10.000 dibujos, así como la muestra de 5.000 especies de plantas vivas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.