www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Antonio Vega murió el 12 de mayo de 2009, a los 51 años.
Antonio Vega murió el 12 de mayo de 2009, a los 51 años. (Foto: EP)

Cuando la voz de la nostalgia de los ochenta se dejó llevar: diez años sin Antonio Vega

domingo 12 de mayo de 2019, 09:00h
El 12 de mayo de 2009 moría el compositor madrileño Antonio Vega, miembro de Nacha Pop y autor de himnos como La chica de ayer, El sitio de mi recreo, Se dejaba llevar por ti o Lucha de gigantes.

Fue un 12 de mayo de hace ahora diez años: Antonio Vega, la voz de la nostalgia de los ochenta, autor de grandes himnos como La chica de ayer (junto a su primo Nacho García Vega en el mítico Nacha Pop), El sitio de mi recreo o Se dejaba llevar por ti, fallecía a los 51 años en el Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda a causa de un cáncer de pulmón. Un desenlace tristemente anunciado desde hacía años el de este músico madrileño, uno de los poetas del pop español de los ochenta, sobresaliente exponente de la Movida Madrileña, al que se le ha llegado a apodar como 'el novio de la muerte'. Su adicción a la heroína -'musa' precisamente de su éxito Se dejaba llevar por ti- dejó de ser pronto un secreto y le llevó a un proceso imparable de demacración física que ahondó en su imagen de 'músico maldito', genio intimista, introspectivo y sin remedio.

Nacido -el 16 de diciembre de 1957- en el seno de una familia de clase media-alta con cinco hijos más, Antonio Vega ya tenía un halo especial desde pequeño. De gran inteligencia -en unas pruebas psicológicas puntuó 168 de cociente intelectual-, destacó en toda disciplina, intelectual o físcia, que tocaba. Sin embargo, no llegó a terminar ninguno de los estudios -desde arquitectura a sociología o pilotaje de aviones- que empezó.

El compositor madrileño formó en 1978 junto a su primo Nacho García Vega la banda Nacha Pop, creadora de canciones consideradas un clásico en el pop español, como La chica de ayer que se convirtió en un himno de la movida madrileña de los 80. También fueron míticos otros temas como Lucha de gigantes, Una décima de segundo, Cada uno su razón o Relojes en la oscuridad.

Muchos seguidores de Nacha Pop consideran que el segundo LP de la banda, Buena disposición, es su gran obra, disco que contiene la gran canción Atrás, que Antonio Vega resucitó después en sus últimos conciertos. Dibujos Animados fue el tercer LP de la banda y abrió el paso a la época bajo la protección del sello DRO, donde se editó el mítico mini-LP Una décima de segundo, que junto al mini que abrió la carrera de los míticos Golpes Bajos. Sin duda alguna, los dos mejores minis del pop español.

El dúo terminó separándose en 1988 y en 1991 vería la luz el primer disco en solitario: No me iré mañana, considerado por muchos una obra maestra repleta de títulos como Se dejaba llevar o Tesoros. En su segundo trabajo Océano de sol destacan temas como Vapor, Palabras o una segunda versión más trabajada de El sitio de mi recreo. Tras un silencio de cuatro años Antonio publica el disco Anatomía de una ola, más acústico y tranquilo que los anteriores, en el se recogen temas como Ángel caído, dedicada a Vincent Van Gogh, o Como la lluvia al sol.

Desde 2001 hasta 2004 realizó una serie de trabajos entre los que destaca un disco de colaboraciones con varios artitas como Amaral, con los que canta Cómo hablar; Jarabe de Palo, haciendo dueto con Pau Donés en el tema Completo incompleto; o Elefantes, con los que hace una versión de Que yo no lo sabía. Ese mismo año murió Margarita del Río, compañera sentimental de Antonio Vega y coautora de algunos temas, lo que le sumió en una profunda depresión en la que compuso 3000 noches con Marga su último disco en solitario, editado en 2005.

Su último concierto tuvo lugar el 28 de marzode 2009 en el Kafe Antzokia de Bilbao. .Antes, una de sus últimas apariciones públicas en Madrid fue en la puesta de largo (que no inauguración) de los Teatros del Canal. Nacho Cano, amigo suyo, le pidió que formase parte de la presentación del musical 'A', con el que los Teatros levantaron por primera vez su telón. En una fugaz aparición, Antonio cantó apenas una notas en el momento culmen de la ceremonia para desaparecer después tras el telón, sin que los asistentes ni la prensa pudieran acceder a él. En el recuerdo queda el último abrazo emocionado con Cano encima del escenario, tras la cual recibió una de sus más especiales ovaciones.

Tras su muerte, han sido numerosos los homenajes que el músico madrileño ha recibido, desde conciertos y discos o versiones de sus temas, hasta un documental, entre otros. En Madrid, se puso su nombre a una plaza de Malasaña, cerca de su querido 'Penta' y otros bares representativos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.