www.madridiario.es
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, junto a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, han presentado el proyecto de mejora de las Cercanías de Madrid.
Ampliar
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, junto a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, han presentado el proyecto de mejora de las Cercanías de Madrid. (Foto: Kike Rincón)

La mitad del dinero se irá en trenes y las otras cifras 'ocultas' del Plan de Cercanías

sábado 14 de abril de 2018, 08:00h
El esperadísimo plan para revitalizar el servicio de Cercanías en Madrid esconde un dato poco conocido: lejos de construir decenas de nuevas estaciones o ampliar a lo largo del mapa la red ferroviaria, la mitad del presupuesto que prevé gastar el Ministerio de Fomento hasta 2025 se irá en comprar trenes. La idea de Renfe es, con esto, reducir el número de incidencias que sufre el sistema, que ha visto cómo cae su puntualidad (y su imagen) año a año. Estas son las cifras más relevantes que se esconden entre las casi 200 páginas de plan.

1.- Los trenes se llevarán dos mil millones

El ambicioso plan de Cercanías se divide en varios ejes. El que más dinero va a consumir de los cerca de 5.100 millones de euros que se ha comprometido a presupuestar hasta 2025 el Ministerio de Fomento es el relativo a la compra de nuevo material rodante. En concreto, el operador quiere adquirir 172 trenes de gran capacidad para ampliar la oferta en las líneas que hoy están "saturadas", como reconoce el operador. Aunque la previsión es comenzar a licitar ya estos convoyes -quieren que sean todos accesibles, lo más altos y largos posible y que se "maximicen" las plazas sentadas-, hasta 2021, como mínimo, no empezarán a circular los primeros. Mientras tanto, Fomento se ha comprometido a sustituir la vetusta serie 446, que circula por la línea C-5.

A este dinero hay que sumar los 324 millones de euros que el Ministerio quiere dedicar a ir reparando las unidades del parque actual (compuesto por 277 trenes), cuya antigüedad es responsable de muchas de las incidencias que sacuden la red. En total, ambos ejes monopolizan el 51 por ciento de la inversión.

2.- Cada año, más dinero

El Plan para Cercanías contempla, en concreto, un gasto total de 5.089 millones de euros repartidos en siete años. Aunque se ha anunciado que hasta 2019 la inversión se englobará en un plan de choque para los elementos más urgentes, lo cierto es que el monto más importante de la factura se concentrará en los últimos años de esta estrategia. No hay que olvidar que se trata de un plan que se debe presupuestar anualmente. Esto significa que si cambian las prioridades del actual inquilino de Moncloa o del que le pueda reemplazar, toda la estrategia se quedará en vía muerta, como ocurrió, por otra parte, con docenas de planes durante la crisis.

3.- A medias entre Renfe y Adif

El Ministerio de Fomento pretende que la cuenta total la paguen casi a medias Renfe y Adif a la espera de que alguna administración local más pueda aportar un dinero extra a patas cruciales del plan como los aparcamientos disuasorios. Fuentes de Cercanías niegan, por cierto, que financiar todo esto vaya a requerir una subida del precio del billete.

4.- Sí, Cercanías es cada vez menos puntual...

El plan dibuja un completo diagnóstico de la situación actual. La puntualidad es uno de los principales quebraderos de cabeza para Renfe. El operador, sin embargo, sostiene que en Madrid obtiene una buena media si se compar con lo que ocurre en París o Londres. Ahora bien, pese al 96 por ciento de veces que cada tren llegó a cada estación en 2017 con un retraso inferior a los tres minutos (esa es la unidad de medida de la puntualidad), es un hecho que el reloj le va ganando la batalla a Cercanías año a año.

5.- ...Y nos quejamos poco...

Uno de los datos más llamativos del análisis de Fomento es que, pese a la sobredosis de incidencias y mensajes rabiosos en Twitter, a la hora de formalizar las quejas, los madrileños son claramente perezosos. En 2017, se registraron cien reclamaciones por millón de viajeros en una tendencia, eso sí, a la alza.

6.- ...Y eso que Renfe sabe que ha empeorado su imagen

Pese a las buenas cifras de puntualidad y la diversidad en el origen de las incidencias -muchas tienen que ver, por ejemplo, con activaciones del freno de emergencia innecesarias-, Cercanías es absolutamente consciente de que su imagen ha empeorado en poco tiempo. Aunque la satisfacción global de los usuarios -el Índice de Calidad Percibida (IQP)- ha crecido unas décimas en los últimos cinco años hasta el 7,42 que obtuvo en 2017, el detalle de los datos demuestra que la tendencia en la percepción de las distintas manifestaciones de la calidad del servicio es a la baja.

7.- Uno de cada siete euros irá para reformar estaciones

Los tornos, las escaleras, los teleindicadores... El estado de las estaciones es objeto recurrente de lamento entre alcaldes o asociaciones de vecinos. El plan reserva 345 millones de euros para remozar 88 paradas. Este dinero se centrará especialmente en cada estación de la C-5, la que presenta una mayor demanda de viajeros. La gran beneficiaria serán Atocha, que se llevará el 25 por ciento de todo el dinero, destinado a edificar, principalmente, un nuevo vestíbulo. Esta estación, junto a Chamartín -gestionada por Adif-, espera otro plan de choque por parte de Fomento. Méndez Álvaro, Alcalá, Aluche y Recoletos, que cerrará en 2019 por reforma, completan el 'top 5' de los trabajos más relevantes.

8.- Las novedades: cuatro estaciones, dos intercambiadores y dos líneas

Entre las novedades más esperadas siempre están las ampliaciones que, esta vez, huyen de grandilocuentes anuncios. El plan solo incluye la construcción de cuatro estaciones nuevas: Las Rejas y Recintos Feriales -al noreste de Madrid-, Imperial -entre Pirámides y Príncipe Pío- y La Tenería -entre Getafe Industrial y Pinto-. Esta última será, presumiblemente, la primera en llegar.

Junto a ellas, Renfe pretende tender dos nuevas líneas. Por un lado, la actuación más ambiciosa es la creación de la línea transversal, que unirá San Fernando de Henares con Leganés o San José de Valderas -eso se decidirá más adelante-, pasando por Avenida de América y Príncipe Pío en lugar de hacerlo por Atocha o Nuevos Ministerios. Para ello, hará falta convertir las estaciones de Metro de Alonso Martínez y Canillejas en intercambiadores. La conexión entre San Fernando y Príncipe Pío, la única que entra en el ámbito de este plan, se comerá 750 millones de euros.

Por otra parte, Cercanías cuadruplicará las vías de la Vía de contorno -antigua salida hacia Barcelona y hoy usada para mercancías y algunos trenes de pasajeros- para aumentar el tránsito de Cercanías entre Chamartín y San Fernando. Aquí entran en juego las nueva estaciones de Las Rejas y Recintos Feriales, que, junto a Fuente de la Mora, completan el trazado. Esto costará 235 millones de euros.

9.- En el aire, una docena de desarrollos

Con esta decisión, Renfe deja en el aire una serie de ampliaciones que no decidirá hasta que no conozca los resultados de la nueva encuesta de movilidad, o sea, hasta finales de 2019. "No queremos cometer errores del pasado", reconocían recientemente fuentes del operador ferroviario, que quieren pactar cada nueva ampliación con el Consorcio y la Comunidad. Estas opciones son la prolongación Línea C-4 desde Alcobendas/S.S. Reyes a San Agustín de Guadalix y Algete, de Colmenar Viejo a Soto del Real y de Parla-Torrejón de la Calzada o Torrejón de Velasco; la prolongación de la C-5 de Humanes a Griñón e Illescas; y la extensión a Mejorada del Campo, Villaviciosa de Odón, Boadilla del Monte, además de una variante por el centro urbano de Majadahonda y Las Rozas. La que seguro no entrará como candidata es la frustrada conexión con Navalcarnero, impulsada hace años por la Comunidad y sometida a un contencioso judicial eterno.

EXTRA: Todo será inviable sin nuevos trabajadores, según CCOO, y faltan millones por presupuestar, según la oposición

Pese a que del acuerdo se ha ido informando a los sindicatos, CCOO ya ha puesto en duda esta semana que pueda llegar a cumplirse en su literalidad. El plan, que califican de "fundamental" y "ambicioso", descarrilará si no se contratan "al menos 2.000 nuevos trabajadores y trabajadoras". La central reclama un plan específico de empleo para Cercanías con ingresos "muy por encima de la tasa de reposición" con el objetivo de "recuperar el empleo perdido durante la crisis" en Renfe y Adif.

Por su parte, algunos partidos como el PSOE y UPyD han dado la voz de alarma al comprobar que en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para este año no se contemplan todas las partidas que propone el Gobierno. Desde Adif, por contra, insisten en que existe un montante muy importante por asignar, pero que se irá incluyendo en "anualidades posteriores" (1.600 millones de sus 2.300). Todo dependerá, eso sí, de la voluntad futura.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • La mitad del dinero se irá en trenes y las otras cifras 'ocultas' del Plan de Cercanías

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    9684 | Ana Sánchez - 14/04/2018 @ 21:09:00 (GMT+1)
    Enorme el plan de mejora del Cercanías madrileño. Ojalá aprendieran ciudades como Barcelona, aunque pinta poco probable.
    9682 | victor - 14/04/2018 @ 11:34:56 (GMT+1)
    Muy buen análisis Javier. Creo que por primera vez Fomento reconoce, con la boca pequeña, que el servicio de Cercanias Madrid se ha dejado deteriorar. Una gran parte de las inversiones se destinan para reposición y mantenimiento de material que no se han realizado en los últimos años. Echo de menos que el ministerio no hable de reposición o aumento de plantillas. Los que usamos a diario el tren, sabemos perfectamente que ese 96 % de puntualidad no es cierto. Coincide exactamente con el compromiso que tiene Cercanias Madrid con los viajeros y que ha certificado AENOR. http://www.renfe.com/EN/viajeros/cercanias/madrid/conocenos/index.html. Imagino que quedaría mal que la operadora reconociese públicamente un porcentaje menor. En la memoria del plan integral, http://www.adif.es/es_ES/infraestruc...ral_Madrid.pdf, se dice claramente que parte del gasto se irá más allá de 2025, probablemente hasta 2028. En mi opinión es muy razonables que operaciones complejas como el eje transversal se planifiquen con 10, 15, incluso 20 años vista. Lo que no tenía sentido era el fantasioso plan de ampliación 2008-2015 que se inventaron Blanco y Aguirre. Un saludo

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.