www.madridiario.es
    9 de diciembre de 2019

violencia filioparental

El 52 por ciento de los jóvenes, atendidos por Recurra, que agreden a sus padres ha padecido acoso escolar, como informa el programa Recurra Ginso.

La Universidad Complutense de Madrid, en colaboración con el programa recURRA–GINSO y por la Fundación Merck Salud, analiza en sus cursos de verano, en El Escorial, el problema de la violencia filio parental y la violencia de género. Ambas agresiones se han convertido en un motivo de alarma social y ha sido motivo de diferentes investigaciones.

La Universidad Complutense de Madrid analiza en sus cursos de verano, en El Escorial, la violencia filio parental y la violencia de género. Estas jornadas tendrán lugar el 27 y 28 de junio.

Las cifras de violencia entre padres e hijos siguen sin disminuir. Según la memoria de la Fiscalia General del Estado de 2015, 4.753 fueron los procedimientos que se abrieron en el 2014 frente a los 4.659 de 2013 y los 4.936 de 2012. Muchos padres no se atreven a denunciar a sus propios hijos porque les parece un paso difícil o simplemente tienen vergüenza en reconocer que están siendo agredidos por sus propios descendientes. Madridiario ha visitado Campus Unidos, un centro que ofrece otra alternativa: un tratamiento residencial para que los jóvenes puedan solucionar los problemas con sus padres y aprendan a convivir.

El psicólogo Javier Urra, autor de El pequeño dictador, ofrecerá este jueves una conferencia titulada “Bromas y novatadas, no siempre coincidentes”, en el marco del curso de verano de la Universidad Complutense de Madrid “Novatadas, un desafío para nuestra sociedad”.

Aunque parece un problema reciente, ya en los años ochenta había conocimiento, entre algunos profesionales, de la existencia de casos de violencia filio-parental. Desde el campo de la psicología, esta realidad se relaciona con una clara dificultad de base social, a pesar de que se tiende a culpar a los padres de la educación que dan a sus hijos. Javier Urra es una de las figuras fundamentales en el tratamiento de la violencia filio-parental. Como Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, cargo que ocupó hasta 2001, pudo dar voz a este problema y situar a España por delante del resto de países. Los españoles comenzaron a ser conscientes de la existencia de este asunto, el sistema se activó y, con él, la sociedad. Toda esta cadena de acontecimientos ha permitido a Javier Urra generar con GINSO un equipo de profesionales compuesto hoy por cien personas, entre ellas psicólogos, psiquiatras, abogados, etc., dando lugar a RecURRA-GINSO. En la actualidad, en sus centros tratan a noventa y seis jóvenes, el máximo que Sanidad les permite, de la que dependen por ser un centro terapéutico sanitario.

La Sociedad Española para el Estudio de la Violencia Filioparental (SEVIFIP) ha celebrado este jueves en Madrid un congreso para acercar a la sociedad este problema social que afecta a todo tipo de familias, aunque según los expertos, en un 60 por ciento de los casos, al menos uno de los progenitores es licenciado universitario, por lo que el prototipo  no es sólo el de hogares desestructurados, marginados o pobres.
  • 1