www.madridiario.es

La violencia filioparental no solo ocurre en familias desestructuradas, según los expertos

jueves 20 de febrero de 2014, 12:52h
La Sociedad Española para el Estudio de la Violencia Filioparental (SEVIFIP) ha celebrado este jueves en Madrid un congreso para acercar a la sociedad este problema social que afecta a todo tipo de familias, aunque según los expertos, en un 60 por ciento de los casos, al menos uno de los progenitores es licenciado universitario, por lo que el prototipo  no es sólo el de hogares desestructurados, marginados o pobres.
  • Congreso Sociedad Española para el estudio de la violencia filioparental

    Congreso Sociedad Española para el estudio de la violencia filioparental
    Kike Rincón

  • Congreso Sociedad Española para el estudio de la violencia filioparental

    Congreso Sociedad Española para el estudio de la violencia filioparental
    Kike Rincón

  • Congreso Sociedad Española para el estudio de la violencia filioparental

    Congreso Sociedad Española para el estudio de la violencia filioparental
    Kike Rincón

  • Congreso Sociedad Española para el estudio de la violencia filioparental

    Congreso Sociedad Española para el estudio de la violencia filioparental
    Kike Rincón

  • Congreso Sociedad Española para el estudio de la violencia filioparental

    Congreso Sociedad Española para el estudio de la violencia filioparental
    Kike Rincón

  • Congreso Sociedad Española para el estudio de la violencia filioparental

    Congreso Sociedad Española para el estudio de la violencia filioparental
    Kike Rincón

"El contexto socio-cultural actual propicia estas situaciones, que son problemas muy graves. Venimos de una época de estado de bienestar malentendido, donde imperaba el 'lo veo, lo quiero, lo tengo", ha manifestado el psicólogo, Luis Alcolea, que desarrolla su labor en la sociedad y que trata con niños y padres que atraviesan estas situaciones, que ha señalado que "los padres llegan (al programa) con un nivel de desesperación muy grande, y la mayoría de los chavales han pasado por psicólogos y terapias, sin conseguir ningún resultado".  "Un 95 por ciento de las familias que reconocen este problema y buscan solución se involucran y participan en la resolución de estos conflictos", ha aseverado la vicesecretaria de SEVIFIP y directora del centro cabañal de la fundación Amigó (Valencia), María José Ridaura.

Según el vicepresidente de SEVIFIP y director de Euskarri, Roberto Pereira, "las denuncias por violencia filioparental en los juzgados se han multiplicado por cuatro en los últimos cinco años". Un estudio de cuatro años, realizado en Vizcaya entre 2.700 adolescentes ha desvelado que el 3,2 por ciento de estos admiten haber agredido físicamente a sus padres más de seis veces en el último año, y un 14 por ciento aceptan haber empleado violencia psicológico en más de seis veces en los últimos doce meses, unos datos que han sido corroborados casi al 100 por ciento por los padres. "Chicos y chicas cometen violencia por igual, aunque los varones suelen hacerlo de forma física y las mujeres psicológica, además este problema afecta más a madres que padres, porque estas pasan normalmente más tiempo con los hijos", ha indicado Pereira.

Por su parte, el vocal de Justicia de la asociación, Francisco Romero, ha explicado que desde que se judicalizó la violencia filioparental con la reforma de la ley 5/2000 , "cambió no solo la legislación sino también la percepción de la realidad". En 2011, del total de delitos cometidos por menores, un 18,5 por ciento correspondían a este tipo de conducta, y en el año 2012, representaron un 16 por ciento de los procedimientos. "Es fundamental que estos temas no se queden en privado sino que se visibilice esta problemática y se conciencie a la sociedad, porque para educar un niño hace falta toda la tribu", ha expresado Romero. "Es imprescinble actuar pronto, porque cuando llegan a la justicia estos casos llevan una larga trayectoria de alrededor de un año y medio de conflicto antes de que se produce la denuncia, por eso lo importante es la tarea preventiva de estos conflictos".

"La violencia filioparental es interclasista, y aunque no hay un prototipo definido, el perfil de las familias suele ser el de aquellas en las que los padres son sobreprotectores, delegativos o permisivos, y el de los hijos es de adolescentes de 16 y 17 años que siguen una conducta de 'lo veo, lo quiero, lo tengo', con rendimientos bajos en la actividad que desarrollan, y con una gestión inapropiada del dinero y el tiempo libre", ha señalado el director de Amalgama-7, Jordi Royo. Por último, María José Ridaura ha afirmado que "la violencia filioparental tiene solución, ya que se debe conductas aprendidas por lo que el trabajo es conseguir que los chicos las 'desaprendan'".

El presidente de SEVIFIP y doctor en Psicología, Javier Urra ha hecho hincapié en que se trata de un problema social, y no un problema de padres e hijos y que pese a ser un tema tabú es real  que se extiende cada vez más en nuestro país". Desde la asociación pretenden promover el estudio, la enseñanza, la investigación, la regulación deontológica y la intervención de y en este tipo de violencia.

 

Más información:

Urra: "Los educadores cogemos miedo al contacto por casos como el de Valdeluz" 

Machistas de 15 años

Una escuela para 'dictadores' de 16 años

 


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.