www.madridiario.es
    17 de junio de 2021

Susana Díaz

La portavoz del Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, ha asegurado este lunes que el presidente de EE.UU, Donald Trump, "es machista", pero "no tanto" como lo es, en su opinión, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

El concejal socialista del Ayuntamiento de Madrid, Antonio Miguel Carmona, ha asegurado este sábado que se presentará a la secretaría general del PSOE madrileño si lo quieren los militantes.

Varios centenares de personas, entre ellas Odón Elorza y Zaida Cantera, han presentado este lunes una plataforma llamada 'Primarias y Congreso ya'. El objetivo es pedir a la gestora que dirige el PSOE la convocatoria inmediata de primarias y un congreso que se celebre en torno al 21 de marzo.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes ha pedido "disculpas" por sus declaraciones sobre Andalucía "si alguien se ha sentido ofendido". La responsable regional ha hecho estas declaraciones en Roma, donde acompaña a Carlos Osoro antes de que sea creado cardenal por el Papa, y ha calificado de "mezquino" que se quiera sacar de contexto sus afirmaciones.

Javier Fernández ha conseguido construir el relato de la abstención como una ‘penitencia’ a la que el propio PSOE -la culpa, ya saben, es de Pedro Sánchez- está irremediablemente condenado. La mayoría está servida para que el Comité Federal tome hoy una decisión que puede marcar el fututo del partido para los próximos. Pero el presidente de la gestora no ha conseguido convencer y tanto él como su mentora, Susana Díaz, también han puesto su destino en juego.

Varias docenas de personas se han concentrado durante la mañana de este sábado a las puertas de la sede del PSOE en Madrid, en la calle Ferraz, para criticar una posible abstención ante Mariano Rajoy, como defiende buena parte de la actual gestora presidida por Javier Fernández. La protesta evidencia la división en el partido en vísperas de un nuevo y decisivo Comité Federal.

CRISIS EN EL PSOE

El PSOE-M, una de las federaciones que más claramente había respaldado las tesis del dimitido Pedro Sánchez y que se ha quedado sin representación en la gestora que ahora conduce el partido, está en el filo de la navaja. Su secretaria general, Sara Hernández, se enfrenta a sus propios críticos atomizados alrededor de las caras visibles de Tomás Gómez, por un lado, y Antonio Miguel Carmona, por otro. Ambos desafían prácticamente desde el minuto cero el poder de la alcaldesa de Getafe y ahora podrían querer darle la estocada. Sin embargo, todo apunta a estas horas a que nadie se moverá en la federación. La prioridad es contener la hemorragia que desangra a todo el PSOE y los madrileños siguen apostando este domingo por no facilitar el poder a Mariano Rajoy.

La sede del PSOE en la calle Ferraz, que este sábado vivió uno de sus comités federales más tensos que se recuerdan y que terminó con la dimisión de Pedro Sánchez, ha amanecido este domingo con evidentes signos de descontento entre la militancia. Las dos puertas de acceso han sido 'bombardeadas' con huevos y un cartel colgado en una ventana califica a Susana Díaz, la gran rival del ya ex secretario general, de "trepa".

De madrugada y con los partidarios de Pedro Sánchez ya en casa, el Comité Federal del PSOE aprobó prácticamente por unanimidad la composición de la gestora que dirigirá el partido hasta la celebración de un Congreso que elija un nuevo secretario general. En teoría se trata de un órgano plural en el que hay incluso una persona próximas incluso a César Luena, desde anoche también otro ‘ex’. Además del presidente, el asturiano Javier Fernández, los críticos -o sea, Susana Díaz, controlan sobradamente la mayoría: dos andaluces, dos extremeños y un valenciano la completan.

La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, ha negado este jueves que en el PSOE haya "bandos" y ha defendido que el partido, que atraviesa una situación "dura y dolorosa", merece de una reflexión en "profundidad y sin prisas", por lo que ha rechazado que se celebre un congreso "con prisas" porque alguien lo considere favorable para "sus propios intereses personales".

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, quiere reunir este viernes en Ferraz a sus 'barones' territoriales, para tener un encuentro privado antes del Comité Federal del sábado, en el que se aprobarán las listas para las elecciones del próximo 26 de junio. Sánchez ha convocado a los dirigentes territoriales para una primera reunión más informal antes del cónclave del sábado, que no se hará con el margen habitual para el debate, ya que se reunirá a las 9.30 en Móstoles y a las 11.00 horas comenzará un acto en el que el líder del partido presentará a su candidatura por Madrid.

Casi media hora invirtió Pedro Sánchez en recorrer los trescientos metros que separan, en el inmenso hotel Auditorium, la entrada del recinto hasta una salita en la que se reunió con Susana Díaz, Felipe González, Rubalcaba y otros dirigentes del PSOE. Aclamado por sus muchas 'fans' como 'Pedrou', como si de un oscarizado Almodóvar se tratase, Sánchez repartió abrazos, besos y selfies a lo largo de esa casi media hora de trayecto agobiante.

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha mostrado este jueves el apoyo de los socialistas madrileños a la presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria del PSOE-A, Susana Díaz, para que sea ella quién dé el paso y se ponga al frente del PSOE, han informado fuentes socialistas.

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, visitó 'La Terraza de Gran Vía' para tratar varios temas de actualidad con el presidente editor de Madridiario, Constantino Mediavilla. Entre otros asuntos, anunció que quiere presentarse a las primarias del PSOE para ser candidato a la Alcaldía de Madrid en 2015.