www.madridiario.es
    21 de octubre de 2019

Procés

El juicio del procés roza su fin, después de 52 sesiones y leídos los alegatos finales de las acusaciones y defensas. Los doce acusados han ejercido su derecho de última palabra para reiterar que el conflicto catalán no encontrará solución fuera de la política, al tiempo que han reiterado su convicción y compromiso con sus ideas.

La abogada del Estado, Rosa María Seoane ha presentado sus conclusiones definitivas en el juicio del procés, después de que lo hiciera la Fiscalía General del Estado, y ha dejado en evidencia las claras diferencias de criterio respecto a los delitos que se juzgan. Mientras la Fiscalía ha asegurado que en Cataluña hubo un golpe de Estado "con violencia", la Abogacía del Estado limita a sedición el principal delito y considera que la violencia "no fue un elemento estructural del plan de los acusados".

El Tribunal Supremo ha trasladado a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet la decisión de suspender a los diputados presos del 'procés', y ha insistido en que ya le apuntó cómo proceder. La Sala que juzga a los independentistas en el Tribunal Supremo ha respondido a Batet que su auto de la semana pasada ya apuntó la forma de proceder con respecto a los diputados presos y que no le remitirá ningún informe sobre la aplicación del artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal porque es "inviable".

SESIÓN CONSTITUTIVA EN EL CONGRESO

Los cinco presos independentistas del procés catalán que fueron candidatos electorales las pasadas generales han acudido este lunes a firmar sus actas de diputados gracias al permiso especial del Tribunal Supremo. El protagonista más destacado ha sido Oriol Junqueras, quien estuvo acompañado de sus compañeros de partido y otros diputados independentistas tanto vascos como catalanes.

Políticos y ciudadanos catalanes han viajado este sábado a Madrid para manifestarse en la capital por el derecho a la autodeterminación y para mostrar su apoyo a los políticos juzgados por el procés.

Jordi Cuixart,presidente de Ómnium Cultural, quien ha eludido responder a las preguntas que el fiscal le realizaba relativas a cada una de las decisiones del Govern o el Parlament catalán que fueron suspendidas por el Tribunal Constitucional ha señalado que las desconoce en profundidad porque no es político, sino tan solo un "activista social".