www.madridiario.es
    15 de diciembre de 2018

patinetes

Este lunes, 10 de diciembre, a las 11:00, se ha llevado a cabo una concentración frente a Cibeles para reivindicar la necesidad de regular el uso de los patinetes eléctricos, que suponen en muchos casos un peligro para los peatones, en especial, aquellos que son discapacitados y tienen más dificultades para sortear estos obstáculos.

El servicio de patinetes eléctricos compartidos sin estaciones fijas, Lime, ya ha retirado su flota de la vía pública tal y como le requirió el Ayuntamiento de Madrid. El objetivo de la compañía es cumplir con las demandas del Gobierno municipal para volver a prestar servicio "a todos los madrileños lo antes posible", según asegura la empresa en un comunicado.

El plazo dado por el Ayuntamiento para que las tres empresas a las que se ha denegado la solicitud retiren sus patinetes eléctricos de las calles de Madrid termina el próximo martes. Si realizan de nuevo los trámites y cumplen los requisitos, podrán volver a operar pasada la primera quincena de enero.

La empresa de patinetes Ride Conga aterriza en Madrid con la iniciativa ecológica plantar un árbol por cada diez viajes. Cuentan con 20 patinetes distribuidos en la ciudad y no cobran por el desbloqueo.

Madrid tendrá un nuevo operador de patinetes eléctricos compartidos: Cabify se sumará "en las próximas semanas" a las tres compañías que ya ofrecen este servicio de movilidad en la ciudad.

El boom de los patinetes no cesa en la capital. Desde este lunes circula por Madrid Bird, un nuevo operador de este servicio que ha iniciado una prueba piloto con 20 patinetes repartidos por Ciudad Universitaria y Argüelles. Para utilizarlos es necesario descargarse su app gratuita y el coste es de 15 céntimos por minuto, además de un euro por desbloqueo. Por las noches una empresa subcontratada los recoge para cargarlos.
  • 1