www.madridiario.es
    15 de diciembre de 2018

Patinetes eléctricos

Este lunes, 10 de diciembre, a las 11:00, se ha llevado a cabo una concentración frente a Cibeles para reivindicar la necesidad de regular el uso de los patinetes eléctricos, que suponen en muchos casos un peligro para los peatones, en especial, aquellos que son discapacitados y tienen más dificultades para sortear estos obstáculos.

El servicio de patinetes eléctricos compartidos sin estaciones fijas, Lime, ya ha retirado su flota de la vía pública tal y como le requirió el Ayuntamiento de Madrid. El objetivo de la compañía es cumplir con las demandas del Gobierno municipal para volver a prestar servicio "a todos los madrileños lo antes posible", según asegura la empresa en un comunicado.

El plazo dado por el Ayuntamiento para que las tres empresas a las que se ha denegado la solicitud retiren sus patinetes eléctricos de las calles de Madrid termina el próximo martes. Si realizan de nuevo los trámites y cumplen los requisitos, podrán volver a operar pasada la primera quincena de enero.

Lime, VOI y Wind tendrán que retirar sus patinetes eléctricos de las calles de Madrid en un plazo de 72 horas después de que el Ayuntamiento haya denegado sus solicitudes de autorización. El motivo: no han determinado en sus apps dónde pueden los clientes empezar y terminar el viaje, adecuándose a la nueva normativa. Las empresas podrán volver a realizar la solicitud si subsanan esta carencia.

Tráfico trabaja en la implementación de cuatro medidas para regular los patinetes eléctricos. Prohibirá que circulen por las aceras, así como el uso de auriculares de los usuarios. Además, se limitará su velocidad y los conductores podrán ser sometidos a test de alcoholemia y drogas. En un segundo paquete de normas, la DGT estudia la obligatorioedad de tener seguro y utilizar casco y chaleco.

La empresa de patinetes Ride Conga aterriza en Madrid con la iniciativa ecológica plantar un árbol por cada diez viajes. Cuentan con 20 patinetes distribuidos en la ciudad y no cobran por el desbloqueo.

Madrid tendrá un nuevo operador de patinetes eléctricos compartidos: Cabify se sumará "en las próximas semanas" a las tres compañías que ya ofrecen este servicio de movilidad en la ciudad.

El boom de los patinetes no cesa en la capital. Desde este lunes circula por Madrid Bird, un nuevo operador de este servicio que ha iniciado una prueba piloto con 20 patinetes repartidos por Ciudad Universitaria y Argüelles. Para utilizarlos es necesario descargarse su app gratuita y el coste es de 15 céntimos por minuto, además de un euro por desbloqueo. Por las noches una empresa subcontratada los recoge para cargarlos.

Hartos de ver patinetes eléctricos aparcados en mitad de la acera, ciudadanos anónimos se han unido bajo un hashtag de Twitter para colocarlos en su sitio, la calzada. La iniciativa Apartinetes, que nació en tono de broma, esconde así una reflexión que convierte al ciudadano en sujeto activo para conquistar -del todo- el lugar que le corresponde: las aceras.

Este miércoles entra en funcionamiento la nueva Ordenanza de Movilidad en Madrid. Los cambios en la circulación más significativos llegan con el límite de velocidad a 30 km/h en calles de un solo carril por sentido o carril único. También destaca la regulación de los nuevos vehículos de movilidad urbana, como los patinetes eléctricos, que hasta ahora vivían en un vacío legal. En cuanto a las bicicletas, solo podrán circular con ellas por las aceras niños menores de 12 años.

Del verde al rojo y de Lime a VOI. Apenas dos días después de que el Pleno aprobara la Ordenanza de Movilidad Sostenible, la ciudad de Madrid recibió una nueva 'hornada' de patinetes eléctricos de alquiler.

Apenas unos días de este verano le bastaron a los patinetes para convertirse en grandes protagonistas de la ciudad de Madrid. Los más queridos por unos son, también, los grandes odiados por otros. Esa pasión-aversión ha dado más de un quebradero de cabeza a la política municipal; la gestación de la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible ha dado buena cuenta de ello. La incertidumbre y el debate sobre cómo regular su uso se ha mantenido hasta el último momento: la noche anterior al Pleno extraordinario de este viernes, PSOE y Ahora Madrid han pactado una enmienda que regula su uso en la capital.

La política municipal se cita en el Palacio de Cibeles a las 8:30 del viernes. La Alcaldía debatirá la aprobación de la nueva ordenanza de Movilidad, que además de regular el uso de los patinetes eléctricos fija las normas de entrada y tránsito por Madrid Central. También llega a este Pleno extraodinario el plan especial de accesos al entorno del estadio Wanda Metropolitano, que recibió luz verde en la comisión de Desarrollo Urbano Sostenible el pasado miércoles.

Los grupos municipales han presentado este jueves sus enmiendas a la nueva ordenanza de movilidad para la ciudad, que será debatida en Pleno.

El Consistorio madrileño ha dado pie a que se permita la circulación de patinetes eléctricos en calles con un límite de 30 kilómetros por hora. Sabanés ha destacado que se puede "llegar a un acuerdo" y Chema Dávila ha recalcado que todavía queda pendiente debatir cómo se van a organizar estos patinetes.

El Ayuntamiento de Madrid se ha propuesto acotar el mercado del sharing de los patinetes eléctricos y acabar con el limbo legal en el que se encuentran: en la nueva Ordenanza de Movilidad se prevé limitar su utilización a las calles de la zona 30 y exigir a las empresas que hagan negocio con ellos una licencia municipal.

Lime, la empresa de patinetes eléctricos financiada por Uber, ya ha llegado a Madrid. Con un funcionamiento similar a Car2Go o BiciMAD, la primera compañía que ofertará estos vehículos en alquiler por minutos aterriza con un futuro incierto: su servicio podría dejar de ser útil en cuanto entre en vigor la Ordenanza de Movilidad aprobada ya por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid.
  • 1