www.madridiario.es
Borja Carabante presenta los nuevos patinetes que se desplegarán por la ciudad a partir de principios de mayo.
Ampliar
Borja Carabante presenta los nuevos patinetes que se desplegarán por la ciudad a partir de principios de mayo. (Foto: Chema Barroso)

Patinetes que no circulan por acera y pitan al aparcarlos mal, desde mayo en Madrid

miércoles 25 de enero de 2023, 17:15h

La flota de patinetes compartidos de Madrid se renueva el próximo mes de mayo. La oferta se reduce de los 10.000 vehículos actuales a 6.000 y los nuevos dispositivos incorporan tecnología puntera para evitar estacionamientos indebidos y circulación por zonas no permitidas. Los controladores del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) interponen una media de 380 sanciones diarias y el Ayuntamiento de Madrid busca reducir las molestias que ocasionan a los peatones concediendo licencia a solo tres empresas, Dott, Lime y Tier Mobility, que garantizan los mecanismos para que el aparato se detenga cuando se conduzca por aceras o que piten si se aparcan en espacios no habilitados para ello, ha informado este miércoles el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante.

Así, los nuevos patinetes de la capital impedirán a los usuarios moverse con ellos por las aceras mediante sensores de movimiento que detectan si están transitando o no por la calzada y con tecnología que diferencia entre los distintos pavimentos. Cuando el sistema constata esta práctica prohibida el vehículo comienza a frenar hasta detenerse por completo. Lo mismo sucede, gracias al GPS, cuando recorren cualquier zona peatonal.

La fórmula de pitido y multa se activará en casos en los que los patinetes no se estacionen en los puntos concretos destinados a tal fin en el distrito Centro. En el resto de la ciudad, se podrán aparcar fuera de estas reservas siempre que no exista una plaza para motocicletas, ciclomotores, bicicletas y VMP a menos de 50 metros del lugar de estacionamiento. Además, no se permitirá en ningún caso arrancar o finalizar el viaje en calles de prioridad peatonal ni en aceras o espacios contiguos a parques históricos como El Retiro, en cuya entrada frente a la Puerta de Alcalá suelen acumularse.

Las tres compañías que prestarán el servicio se han comprometido a la retirada de los vehículos que no estén debidamente aparcados o que resulten dañados en el plazo de una hora a partir de su detección. Asimismo, deberán incluir un registro de estacionamiento mediante apps para que los usuarios puedan subir fotografías y agregar la ubicación exacta del patinete abandonado con el objetivo de comprobar que el aparcamiento se ha realizado conforme a la normativa.

Patinetes en la calle de Alcalá. Foto: Chema Barroso

Merma de patinetes para esquivar problemas de convivencia

Madrileños y turistas podrán estrenar estos patinetes a partir del 2 de mayo, cuando vencen las autorizaciones de los patinetes actuales. Desde ese momento, las empresas los irán distribuyendo de forma paulatina, esperando que el día 9 haya al menos 3.000 listos para utilizarse en la vía pública. La nueva distribución acordada marca que se agrupen en un máximo de cuatro aparatos por punto y que no se localicen alrededor de paradas de transporte público, de taxi o de reservas para personas con movilidad reducida.

El cien por cien de la flota lucirá la etiqueta ambiental CERO de la Dirección General de Tráfico. Todos los patinetes son nuevos y disponen de luces, timbre y elementos reflectantes homologados, cuentan con baterías extraíbles y con un sistema que posibilita la geolocalización.

Las primeras licencias para operar patinetes compartidos en Madrid las otorgó el Gobierno de Manuela Carmena en febrero de 2019. Se estableción un límite máximo de 10.000 dispositivos y las concesiones se repartieron entre 18 empresas. Varios de estos operadores abandonaron el servicio, que quedó en manos de seis compañías que suman en la actualidad 4.800 vehículos. La reducción en un 40 por ciento del número límite de patinetes respondea "la protección del entorno urbano estableciendo un despliegue del servicio ordenado y equilibrado territorialmente para evitar una extensión indiscriminada que suponga un problema de convivencia y un uso abusivo del espacio público", explican desde el Consistorio. No obstante, podrán ampliar las autorizaciones en fución de la demanda.

Menos infracciones

En esta jornada de presentación de los nuevos patinetes, el Ayuntamiento ha ofrecido también un balance de las infracciones por estacionamientos indebidos. Según trasladan, los controladores del SER han denunciado a 138.750 Vehículos de Movilidad Personal (VMP) durante 2022, 11.273 menos que en 2021, lo cual supone un descenso del 8 por ciento. Los patinetes acaparan 94.927 multas -el 68 por ciento-, seguidos por 28.245 motocicletas sharing y 15.578 bicicletas. Unas cifras que arrojan una media de 380 sanciones diarias. Por barrios, los que acumulan más sanciones son Recoletos, con 9.872 denuncias totales, Palacio con 7.286 y Embajadores con 7.063.

Desde Cibeles destacan que la reducción de multas "evidencia una mejora en los hábitos de los usuarios" a la hora de estacionar estos vehículos en la ciudad "gracias al incremento en un 30,6 por ciento el número de horquillas para estacionamiento de bicis y patinetes desde 2018", pasando de 9.402 a 12.272 a cierre del año pasado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
2 comentarios