www.madridiario.es
    24 de octubre de 2021

FAPA Giner de los Ríos

La fapa (Federación de Asociaciones de Padres del Alumnos) Francisco Giner de los Ríos ha presentado este lunes en la Asamblea de Madrid el texto de una ILP (Iniciativa Legislativa Popular) para abrir los comedores escolares todos los días del año con el objetivo de erradicar la malnutrición infantil en la Comunidad de Madrid.

La Federación Regional de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (FAPA) Francisco Giner de los Ríos ha presentado este miércoles en la Asamblea de Madrid un escrito para exigir que se elabore un estudio sobre la desnutrición infantil, como se aprobó en junio. El presidente regional, Ignacio González, reconoció que hay un 0,2 por ciento de niños con problemas de desnutrición en la Comunidad.

La FAPA (Federación de Asociaciones de Padres y Madres) Giner de los Ríos ha convocado para el próximo 28 de noviembre la I Huelga Educativa de apertura de centros, coincidiendo con que es un día no lectivo para el sector educativo, y con el fin de romper con la tradicional huelga de 'paralizar' la actividad.

Varias asociaciones de padres denuncian que la Comunidad de Madrid ha denegado la libre elección de centro a un número importante de alumnos, obligándolos a elegir colegios o institutos a varios kilómetros de su residencia, incluso, fuera de sus municipios, si no eligen un centro concertado. La Consejería de Educación asegura que se trata de un porcentaje muy reducido y que se está garantizando la plaza pública a todos los escolares, contando con la opinión de los padres.

La FAPA Giner de los Ríos ha hecho balance de este inicio de curso escolar y ha considerado que es el "peor" desde que Madrid tiene las competencias de Educación. La Comunidad reconoce que faltan unos 250 interinos en los centros, pero que el curso se ha inicio "con normalidad".

La FAPA Giner de los Ríos ha denunciado que algunos centros de educación secundaria están eliminando asignaturas optativas cuya impartición estaba confirmada antes de vacaciones y pide colaboración a las familias afectadas para realizar un informe. La Consejería de Educación asegura que no hay ninguna orden al respecto y que son los propios institutos los que deciden que materias se programan.