www.madridiario.es
Cadillac Fleetwood
Ampliar
Cadillac Fleetwood (Foto: Sergio Ríos)

ClassicMadrid: la historia del automóvil cobra vida

lunes 24 de febrero de 2020, 17:02h

La historia de la automoción tomó el pasado fin de semana la Casa de Campo con motivo de la celebración de ClassicMadrid, el Salón Internacional del Vehículo Clásico, que desde hace 25 años sirve de punto de encuentro entre los entusiastas del automovilismo clásico. Cientos de vehículos de todos los segmentos y épocas se dieron cita en una edición marcada por un aire reivindicativo y la presencia de grandes personajes del mundo del motor.

Desde el viernes 21 de febrero hasta el domingo 23, multitud de clubes de propietarios ocuparon los alrededores del Pabellón de Cristal en un fin de semana que acompañó con un tiempo primaveral. Desde los irremplazables y queridos SEAT 600 hasta modelos americanos menos frecuentes como los Cadillac Fleetwood o Pontiac Firebird de los años 70, pasando por ediciones especiales y variantes llamativas como un Simca 1200 ambulancia. Todo un abanico de opciones para todos los gustos.

Además, este año se expresó un mensaje común entre los presentes: los automóviles clásicos no son los principales culpables de la contaminación en las ciudades. A raíz de los diferentes protocolos anticontaminación en las grandes urbes, se ha extendido en todo el territorio nacional la petición de algún tipo de protección o garantía que garantice la circulación de estos automóviles. Dado que su uso es escaso a lo largo del año y cuentan con multitud de revisiones que garantizan su correcto funcionamiento, son muchos los propietarios que han protestado en contra de las penalizaciones que pueden recibir por poseer un coche antiguo.

Coches exclusivos y recambios de todo tipo

La zona exterior ya supuso todo un espectáculo, pero no se quedó atrás el interior del pabellón, cuyas tres plantas albergaron desde los vehículos más exclusivos hasta todo tipo de repuesto necesario para mantener cualquier coche o motocicleta clásico en las mejores condiciones. Es por ello que acuden anualmente al evento comerciantes procedentes de todas partes de Europa. Ya sea un simple emblema para la carrocería o un carburador para un modelo concreto, todo se puede encontrar en los puestos repartidos por el recinto. Cabe destacar, eso sí, que los precios de venta en ocasiones pueden dispararse en función de la rareza del vehículo al que pertenezca la pieza. Aun así, conviene detenerse a rebuscar entre todos los artículos a la venta para descubrir pequeñas sorpresas.

En cualquier caso, los vehículos son los verdaderos protagonistas del ClassicMadrid, y entre ellos, los participantes en el Concurso de Elegancia atraen todas las miradas de los asistentes. Modelos en estado impoluto que fueron fabricados hace más de 50 años llaman la atención por la peculiaridad de sus diseños, marcados por un estilo que hoy en día resulta impensable encontrar en un coche nuevo. Todos ellos harían girar cabezas a su paso por cualquier carretera, pero solo uno pudo ser el vencedor. En este caso salió victorioso un imponente Cadillac ElDorado de cuarta generación, fabricada en 1959 y 1960, con un poderoso motor V8 de 6,4 litros en su interior y un inconfundible diseño marcado por un largo capó y dos grandes aletas en la parte trasera.

'El matador', invitado estrella del fin de semana

Este fue uno de los momentos clave del fin de semana, pero esta edición guardaba algunas sorpresas para los asistentes. Este año, la competición también tuvo cabida con la celebración de RacingAuto, el Salón del Automóvil de Competición y del Karting. Vehículos procedentes de numerosas categorías estuvieron expuestos para todos los visitantes, pero el que más llamó la atención fue el Toyota Celica GT- Four ST165 de Carlos Sainz, coche que le ayudó a ganar el Campeonato del Mundo de Rally en 1990 junto a Luis Moya. En concreto, la unidad expuesta fue la del Rally de Portugal de 1991, el único coche de competición que Sainz conserva en su poder.

El piloto Carlos Sainz. (Foto: Sergio Ríos)Dada su repercusión en el deporte nacional, la presencia del piloto madrileño conocido como 'Matador' en el stand de la Real Federación Española de Automovilismo desató la euforia de los presentes. A sus 57 años y poco después de ganar el Rally Dakar por tercera vez, Sainz acudió con motivo del 30 aniversario de su primer Campeonato del Mundo de Rally para rememorar distintas fases de su carrera deportiva y aportar sus consejos para los jóvenes pilotos que se encuentran iniciando sus trayectorias.

Tras mostrar su apoyo a los jóvenes talentos, el piloto recalcó la necesidad de que las empresas nacionales presten su apoyo a los deportes de motor, de manera que las nuevas generaciones de pilotos puedan optar a competir en los campeonatos nacionales e internacionales gracias a los patrocinadores.

El mensaje de Carlos Sainz fue uno de los momentos más aplaudidos en el evento, pero más aún lo fue el anuncio oficial de la Federación, que le propuso como candidato al Premio Princesa de Asturias y solicitó el apoyo de todos los aficionados para que el piloto goce de un merecido reconocimiento por su carrera deportiva. Por su parte Sainz, tras agradecer el gesto, apuntó que igualmente se sentirá reconocido gracias al apoyo que siempre ha recibido por parte de la afición.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios