www.madridiario.es
Rocío Monasterio y Juan Trinidad, en su reunión previa a la convocatoria de un pleno de investidura.
Ampliar
Rocío Monasterio y Juan Trinidad, en su reunión previa a la convocatoria de un pleno de investidura. (Foto: Chema Barroso)

Vox no permitirá la investidura de Ayuso hasta que Ciudadanos no firme el acuerdo a tres

lunes 01 de julio de 2019, 18:50h

No a nadie. Esa es la respuesta que Rocío Monasterio ha ofrecido a Juan Trinidad en su turno de la ronda de contactos que todos los grupos han de establecer con el presidente de la Asamblea para expresarle a quién apoyan de cara a la investidura. La líder de Vox ha roto toda posibilidad de que la máxima autoridad de la Cámara proponga a Isabel Díaz Ayuso (PP) para una primera sesión del pleno, ya que su formación no apoyará a nadie que no haya logrado la firma a tres bandas (se necesitan tres partidos para lograr una mayoría suficiente) de su acuerdo "mínimo" de Gobierno. Es decir, no dejará que la popular se haga con la Puerta del Sol antes del verano mientras Ciudadanos no les levante su veto.

Así lo ha manifestado Monasterio en rueda de prensa tras su reunión con Trinidad. La líder del partido en la Comunidad ha exigido a Ignacio Aguado que "firme" el documento con medidas que presentó la semana pasada y que, ha dicho, es modificable. De hecho, Monasterio ha confesado que ya había cedido hasta en seis ocasiones con el PP para hacer variaciones del mismo y ha asegurado que lo volverán a hacer "las veces que haga falta para llegar a un acuerdo".

"No entendemos que traten a nuestros votantes como si fueran inferiores"

Eso sí, también ha hecho valer los 12 diputados de Vox en la Asamblea y ha lamentado la actitud de Cs. "Se comportan como los separatistas supremacistas, excluyendo a algunos. No entendemos que traten a nuestros votantes como si fueran inferiores, no entendemos que nos pidan que entreguemos los votos a cambio de nada", denunció. Y recordó que, mientras Aguado exigió hasta 76 puntos a Cristina Cifuentes en su día, ellos ahora 'solo' exigen tres. "Y tienen que respetarse", exigió.

"Llevamos 35 días y 35 noches (desde el 26 de mayo) esperando que se reúnan con nosotros. Seguiremos estando con la mano tendida, pero no entendemos que el 'partido de la regeneración' no quiera cerrar chiringuitos", esgrimió. Y lanzó una amenaza clara: o firman el acuerdo a tres o las negociaciones seguirán hasta septiembre.

Este martes se cumple el plazo en el que la máxima autoridad de la Asamblea debe decidir si presenta a un candidato a la Presidencia o convoca una investidura fallida antes del 11 de julio. De darse la segunda opción, empezará a correr el reloj y, si en los dos meses siguientes no hay acuerdo de Gobierno, se convocará automáticamente la repetición de elecciones. "No sé si [a Ciudadanos] les hace falta pasar el verano para ir a consultar a Macron", ironizó Monasterio. "Pero los madrileños no están para resolver la crisis interna de un partido o la división entre quienes quieren apoyar al PSOE y quienes quieren apoyar al PP. No estamos para esperar a que se aclaren", apostilló.

Trinidad (diputado de Ciudadanos) seguirá con su ronda de contactos mañana por la mañana con Más Madrid y Cs y, por la tarde, con PP y PSOE. Sin embargo, Monasterio mantiene su límite en las 14 horas. Si antes de esa hora Aguado no ha firmado el documento de la discordia, Vox votará no a la investidura de Isabel Díaz Ayuso.

En este punto, la líder autonómica de Vox -que ha negado rotundamente apoyar a Ángel Gabilondo como candidato- ha pedido también a la candidata popular que "lidere" el acuerdo a tres "y consiga arrastrar a Cs". "En Vox no queremos esperar al 11 de septiembre. Hace falta formar gobierno cuanto antes. Que en Cs decidan donde quieren estar, que firmen un documento sencillo donde PP y Vox están al cien por cien de acuerdo", pidió.

Rocío Monasterio, en la rueda de prensa ofrecida en la Asamblea para anunciar su negativa a apoyar a Ayuso hasta que Cs no firme el acuerdo a tres bandas. (Chema Barroso)

Negociaciones avanzadas con el PP

Así, Monasterio confesó que, aunque no harán público el documento hasta que se firme a tres bandas, "en lo elemental" coinciden las tres formaciones de derechas. "Ni PP ni Cs se pueden oponer a bajar impuestos, desmontar chiringuitos, garantizar la libertad educativa o pedir que se cumpla con la legalidad con respecto a la inmigración", enumeró. Y añadió: "Con el PP tenemos todos los indicios de acuerdo y ya hay un documento muy avanzado. Si hace falta matizarlo algo más, estamos dispuestos. Pero insistimos en que solo hemos pedido tres puntos, no 76 (como Aguado a Cifuentes) ni 100 (como puso Ayuso encima de la mesa). Con 12 escaños es razonable. No podemos entregar nuestros votos a cambio de nada. ¡Lo que ellos no toleran a Pedro Sánchez se lo exigen a Vox!", comparó.

E insistió en que "Ciudadanos tiene que resolver la crisis interna que afecta también al Gobierno nacional. Tiene que decidir dónde quiere estar. Nosotros no somos responsables de las crisis internas de otros partidos. Nuestros votos son necesarios y no los vamos a dar a cambio de nada", resumió. "Queremos un programa único y sencillo firmado por las tres partes. Esa es la condición mínima necesaria. Quedan unas horas: hasta mañana, día 2, a las 14 h. Si en estas horas, Aguado está dispuesto a firmar y PP también, nosotros encantados y podremos tener pleno de investidura", detalló. ¿Y si no? "No podremos apoyar a nadie", concluyó.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Vox no permitirá la investidura de Ayuso hasta que Cs no firme el acuerdo a tres

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    14606 | oscar65 - 01/07/2019 @ 19:09:02 (GMT+1)
    Logico.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.