www.madridiario.es
La Justicia decide: los 'privilegios' que están en juego entre los taxis y las VTCs
Ampliar
(Foto: Kike Rincón)

La Justicia decide: los 'privilegios' que están en juego entre los taxis y las VTCs

lunes 19 de febrero de 2018, 07:43h
El próximo abril, en apenas dos meses, la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia se verá las caras en el Tribunal Supremo con el Ministerio de Fomento. En juego está la regulación de las licencias VTC, de las que viven 'apps' como Cabify o Uber, y su liberalización.

El sector del taxi y aplicaciones como Cabify y Uber viven, desde hace tiempo, una guerra fría. Huelgas, agresiones, insultos, faltas de respeto... ha habido de todo en una batalla que ahora se traslada a los juzgados.

El principal problema -y la principal reivindicación de los taxistas- es que, actualmente, no se cumple la norma de que debe haber una licencia VTC por cada 30 taxis. Según han explicado en reiteradas ocasiones el Gobierno y la Comunidad, esto se debe a que se solicitaron muchas licencias de este tipo en los años en los que el sector no estaba regularizado: el PSOE comenzó a liberalizar esta actividad en 2011 pero no fue hasta 2015 cuando el PP lo regularía. Así, todas las licencias que fueron solicitadas en esa etapa lo han recurrido ante los tribunales, quienes les han dado la razón.

De ahí surgió un crecimiento exponencial de Cabify y Uber que, pese al maltrato continuado por parte de varias empresas subcontratadas a sus trabajadores y pese a llevar a cabo un cambio de tarifas por ser "insostenible" el sistema de precios fijado por recorrido y no por demanda, han ido teniendo más y más actividad hasta llegar a morder de la misma manzana que los taxistas.

En este sentido, y una vez que se vieron amenazados, estos convocaron una huelga que terminó con una sentada frente al Congreso de los Diputados y una amenaza de huelga indefinida que nunca se ha llegado a disipar.

Sentada de los taxistas frente al Congreso en su último paro.

Pero esto no es todo. Después de que la CNMC recuriese el reglamento de 2015 a la Audiencia Nacional y ésta no la admitiese a trámite por no ser competente, la institución llevó al Supremo el mismo recurso. Así, el próximo abril la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia y estas 'apps' se verán las caras con Fomento y asociaciones de taxis. En juego están las "restricciones" impuestas a Cabify y Uber que hacen tener, según la asociación, "ventajas al sector del taxi".

Esas ventajas u obstáculos a la competencia, según quién sea el encargado de definirlas, se resumen en cuatro grandes ámbitos que la CNMC pretende suprimir con su recurso.

La más importante, y también la más conocida, es la petición de revocar la negativa automática por parte de Fomento a la concesión de más licencias VTCs cuando exista más de una autorización de este tipo por cada treinta licencias de taxi. Según la institución, esta norma "limita de forma sustancial" la entrada en el mercado de transporte urbano de viajeros y la posibilidad de que los consumidores puedan "beneficiarse de una mayor disponibilidad de vehículos, un menor tiempo de espera y una mayor competencia en precios, calidad e innovación".

Otra reivindicación que revolucionaría totalmente el mercado es que el Supremo tumbase la norma que está reflejada en la legislación sobre la contratación previa del servicio. El Real Decreto establece la obligación de contratar previamente los servicios VTC, prohíbe que circulen con pasajeros sin un contrato de arrendimiento e impide que estos conductores busquen clientes en la vía pública como lo hacen los taxis, algo que podría cambiar e igualar más las condiciones entre 'apps' como Cabify y Uber y el sector del taxi.

En este sentido, la CNMC también pide que los vehículos de transporte con conductor puedan trabajar por todo el territorio español y no se limite su actividad a la región en la que está domiciliado. De igual forma, se pretende que se elimine el número mínimo establecido por la ley para que una empresa pueda operar en este mercado -ahora mismo fijado en siete vehículos- y en la antigüedad que se solicita -como mínimo diez años-.

"Nos hemos dado cuenta de a quién defiende el Estado"

En este conflicto se juegan mucho los taxistas, que se muestran expectantes. Pero no es su único sentir. En declaraciones a Madridiario, Jesús Fernández, vicepresidente de la Federación Profesional del Taxi, cuenta que también están decepcionados porque durante este tiempo el sector se ha dado cuenta de a quién defiende al Estado. "Pensábamos que el Estado estaba con nosotros pero nos hemos dado cuenta de que solo defiende sus intereses. Es triste", opina.

Respecto al conflicto con la CNMC, Fernández recuerda que es algo que "viene de lejos": "Están en contra de la estructura del sector y quieren revolucionarlo y liberalizarlo". Además, el vicepresidente explica que, pese a sus argumentos, el sistema sólo está liberalizado "en dos ciudades de la Unión Europea".

Abren las puertas a la modernización

Sin embargo, el sector del taxi sabe que la lucha de la calle no va a ser lo único con lo que consigan que el auge de las 'apps' como Cabify y Uber quede en nada. También quieren modernizarse y plantarles cara con sus propias armas. Así, y tal como ha desvelado en los últimos días Miguel Ángel Leal, presidente de Fedetaxi, está en su mente ofrecer un servicio de 'taxi compartido' a través de una aplicación para viajeros cuyo destino coincida.

Además, pretenden introducir "flexibilidad" en sus tarifas con un precio precontratado para un determinado trayecto, una reivindicación de muchos años por parte de los consumidores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.