www.madridiario.es
El Congreso ovaciona a la diputada de En Comú Podem, Aina Vidal, que padece cáncer.
Ampliar
El Congreso ovaciona a la diputada de En Comú Podem, Aina Vidal, que padece cáncer. (Foto: Eduardo Parra / Europa Press)

Una votación ajustada pero sin sorpresas: Pedro Sánchez, presidente del Gobierno

Crónica de una investidura ajustada

martes 07 de enero de 2020, 16:30h

Esta vez, sí. A la tercera ha ido la vencida. El socialista Pedro Sánchez Pérez-Castejón, de 47 años de edad, ha conseguido ser investido presidente del Gobierno por vez primera tras unas elecciones generales. Si en junio de 2018 llegó a La Moncloa vía moción de censura -nunca antes había prosperado una- en esta ocasión presidirá el primer Gobierno de coalición de la actual democracia.

Lo hará apoyándose en unos socios (Podemos y ERC) de los que renegó en la campaña a los comicios del 10 de noviembre porque ninguno de ellos, argumentaba, podía aportar estabilidad al país. Pero la baraka que solía acompañar a Sánchez en sus apuestas arriesgadas le falló el 10N. El PSOE empeoró resultados (pasó de 123 a 120 escaños en el Congreso y perdió la mayoría absoluta en el Senado) y no mejoró sus opciones de formar Gobierno.

Menos de 48 horas después del 10N y para sorpresa de todos, Sánchez anunció un preacuerdo con el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, para formar un Gobierno de coalición que fueron incapaces de pactar tras las elecciones del 28 de abril. En las semanas siguientes, el PSOE inició una larga negociación con ERC para garantizar su abstención en la investidura, imprescindible para que ésta prosperase. De nuevo y frente a lo que defendió en campaña, Sánchez tuvo que mutar, enterrando su perfil más beligerante frente al independentismo y asumiendo un rol conciliador hasta el punto de acceder a crear una mesa bilateral con el Govern catalán para buscar una solución al "conflicto político" catalán.


Asumir el lenguaje del independentismo, que presenta la crisis en Cataluña como un conflicto con el Estado, frente al discurso que el propio Sánchez desarrolló en campaña sobre una crisis de convivencia entre catalanes independentistas y no independentistas ha sido quizás la cesión más evidente en la negociación del PSOE con ERC. Atrás quedaron promesas como la de recuperar en el Código Penal la prohibición de convocar referendos ilegales. En cambio, el PSOE se ha comprometido con ERC a someter a una consulta a la ciudadanía de Cataluña las medidas que lleguen a acordarse en su caso en esa mesa de diálogo entre el Gobierno español y el Govern catalán.

Este tipo de bandazos en los planteamientos políticos así como la asunción de riesgos han sido algunas de las características más notorias de Sánchez a lo largo de su carrera política. Aventurada fue su decisión de renunciar al escaño en 2016 para no votar la investidura de Mariano Rajoy, si bien con el tiempo su ausencia del Congreso se convirtió en uno de sus puntos fuertes en la carrera para recuperar la Secretaría General del partido, de la que fue expulsado por sus críticos en un drámatico Comité Federal el 1 de octubre de ese año.

Su rol de político en paro le permitió conectar con las bases del partido, que vieron en Sánchez al líder mejor capacitado para devolver al PSOE a sus esencias, después de que la formación, liderada por una gestora tras la dimisión forzada de Sánchez, hubiese facilitado con su abstención la investidura de Rajoy para evitar unas terceras elecciones. Más cuesta arriba se le hizo a Sánchez hacerse un hueco en la política española estando fuera del Congreso, desde su vuelta a los mandos de Ferraz en las primarias de mayo de 2017. Por más iniciativas que el PSOE se esforzaba en presentar, la ausencia de su líder en la Cámara Baja impedía a la formación levantar cabeza, como reflejaban los sondeos en aquel inicio de 2018.

Pero de nuevo una apuesta arriesgada de Sánchez le salió bien, incluso mejor de lo que nunca pensó. La sentencia de la trama 'Gürtel' que dio por acreditada la existencia de una caja b en el PP al menos desde 1989 empujó al líder del PSOE a presentar una moción de censura contra Rajoy con el objetivo no tanto de ganarla sino de ganar perfil como líder de la oposición. El éxito de la moción obligó a Sánchez a formar un Gobierno en un tiempo récord, que fue bien acogido por la ciudadanía por su abundancia de perfiles solventes y el fichaje de independientes, como el astronauta Pedro Duque. Sánchez demostró así que, pese al triunfo inesperado de la moción, llevaba tiempo trabajando y preparando el momento en que llegaría a ocupar La Moncloa.

Iglesias y Sánchez se abrazan tras la investidura. (Foto: Eduardo Parra / Europa Press)

Tras los comicios del 28 de abril, la única opción factible que terminó teniendo sobre la mesa Sánchez para gobernar -ya que nunca llegó a abrirse una negociación con PP y Ciudadanos- pasaba por un Gobierno de coalición con Unidas Podemos que tendría necesariamente que apoyarse en ERC o Bildu para superar la investidura y después para sacar adelante otras medidas de izquierdas que quisiera poner en marcha el PSOE. Pero Sánchez argumentó que un Ejecutivo así no podría durar. Confiado en que el PSOE se mantendría como primera fuerza, vio más conveniente repetir elecciones porque creía que tras unas segundas elecciones aumentaría la presión sobre el resto de partidos para que le dejasen gobernar, sacara más o menos escaños y siempre y cuando PP, Ciudadanos y Vox no sumaran mayoría, lo que ningún sondeo estaba detectando.

Desde que ganara las primeras primarias que le hicieron secretario general del PSOE en 2014 frente a Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias -gracias al respaldo fundamental que le prestó la presidenta andaluza, Susana Díaz- Sánchez se ha presentado candidato a la presidencia del Gobierno en tres ocasiones, y sólo en esta última ocasión ha logrado superar un debate de investidura.

Doctor en Economía y Empresa, Pedro Sánchez habla inglés y francés, lo que le ha permitido ser el primer presidente del Gobierno desde el ingreso de España en la UE que podrá desenvolverse con sus colegas europeos sin intérpretes. Ha sido diputado en dos etapas, en la segunda legislatura del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, cuando llegó en 2009 para cubrir una baja y se fue con la disolución en 2011, y volvió en enero de 2013 en sustitución de Cristina Narbona, hoy presidenta del PSOE y una de sus colaboradoras.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Una votación ajustada pero sin sorpresas: Pedro Sánchez, presidente del Gobierno

    Últimos comentarios de los lectores (14)

    17738 | Mou - 08/01/2020 @ 12:29:42 (GMT+1)
    Ana Sanchez es un troll, no le alimentéis. Por lo demás, buen día para España. Época ilusionante. Y esperad un acoso mediático sin precedentes. Ya vimos una cosa bestial en los años de Carmena como alcaldesa. Pues eso se va a quedar en nada comparado con lo que nos viene en los siguientes años.
    17736 | manuel - 08/01/2020 @ 12:24:42 (GMT+1)
    El odio, mala educación e insultos que destila el personaje Ana Sánchez no es normal. Gente como "ello" vive continuamente enajenada, encabronada y biliosa. Una pena.
    17735 | Pablo - 08/01/2020 @ 12:09:10 (GMT+1)
    En muy poco tiempo vamos a ver como esta coalición va a hacer saltar por los aires la constitución del 78 y para colmo hay que aguantar todos esos insultos y tergiversaciones interesadas.
    17732 | Ana Sánchez - 08/01/2020 @ 11:03:11 (GMT+1)
    ¡Vaya, ya salió el bufoncico de turno de la Secta! Este pobre hombrecillo, el juglarete de la Sexta, le tocan el cascabel y sale rápido. Anda, infórmate un poquillo que estás más perdido que gaviota en Bolivia (sí, esa que conocen tan estupendamente los que te dictan los panfletos). Venga, reconócelo, tontorrón. Sí os encanta cualquier cosa que implique romper España. Y por eso os aliáis con los etarras, con ERC y con lo que haga falta. Si lo vamos a ver prontito, ya verás.
    17731 | Paco - 08/01/2020 @ 10:09:54 (GMT+1)
    El manejo obsceno que se hace con las victimas del terrorismo por parte de la derecha con apoyos de dirigentes de las asociaciones ,por ejemplo Angeles Pedraza, pagada con un puesto de 90.000 €, es vomitivo. Solo algunos datos para los abducidos por la derecha, en 1998 gente de Aznar ( Zarzalejos,Fluxa, Arriola, etc)se reúnen con gente de Batasuna, ofreciendo " paz por progreso" también en este año Aznar ofreció a ETA " proceso de paz ,con dialogo y reinsercion, el señor Mayor Oreja también en este año decía " frente al terrorismo de ETA merece la pena hacer el esfuerzo de la generosidad,si con ello conseguimos la paz" aquí me quedo,pero tengo mucho mas para acallar a esta gentuza de la derecha hipócrita.
    17730 | manuel - 08/01/2020 @ 09:26:40 (GMT+1)
    Que me dice Ana Sánchez, o lo que sea: ""UPN-PP y HB negociaron los Presupuestos de Navarra en 1993, año que ETA asesinó a 14 personas"".
    17729 | manuel - 08/01/2020 @ 09:23:24 (GMT+1)
    Ana Sánchez, o el trolete al servicio de la ultra y ultra ultra derechaza sigue con sus insltos tabernarios y de mala educación, emulando lo que hemos vivido estos dias en el Congreso salido de las fauces de sus acólitos. Hay que saber perder, es lo democrático. Tómese un barreño de tila y cálmese.
    17726 | Uno cualquiera - 08/01/2020 @ 00:14:30 (GMT+1)
    Ana, su capacidad para el insulto hacia quienes no piensan como usted sólo es comparable a la falta de educación insuperable de los diputados de derechas que hay en el Congreso. La actitud vergonzosa de la derecha da alas a los ultras que reclaman golpes de Estado (pese a utilizar "golpista" como un insulto), fusilamientos (como la diputada de Vox por Teruel), tamayazos (como el que vivimos en Madrid no hace tanto) y demás perlas super mega hiper demócratas y constitucionalistas.
    17725 | Ana Sánchez - 07/01/2020 @ 22:49:48 (GMT+1)
    Bilis vamos todos los españoles con un mínimo de ética que tragar al pensar en todos y cada uno de los asesinados de ETA que ahora se los van a pasar Sánchez y los bolivarianos por el arco del triunfo. En cambio, otros van a tragar otro tipo de fluidos más reproductivos, sobre todo cuando los votantes de los socialistas y los bolivarianos se acuerden de los viejos tiempos y recuerden que, unos, van a gobernar con la "casta" de la "cal viva" y, otros, van a dormir tan estupendamente con los que hace unas semanas no "dejaban dormir" a Pedro Sánchez si estuvieran en el gobierno. Para los bolivarianos, el 15-M ahora van a significar las 15 mierdas que se van a tener que tragar. Pero lo que me precoupa no es eso, es la memoria de los asesinados de ETA, de los que defendieron España de esa banda asesina y de los civiles que simplemente pasaban por allí, cerca de alguna desgraciada bomba, y que ahora, esta gentuza se va a cepillar su memoria en dos por tres.
    17723 | Antonio - 07/01/2020 @ 20:49:29 (GMT+1)
    España hoy es de los que asesinaron 829 personas sin contar los amenazados. Para eso sí que hay que tener buenas tragaderas y muy poca ética.
    17722 | Paco - 07/01/2020 @ 20:47:07 (GMT+1)
    No solo los terroristas y los separatistas marcan la agenda, también lo hacen,los anarquistas, los bolivarianos, los comunistas,los ácratas, los republicanos,etc,etc, gente de mal vivir,verdad Doña Ana, en fin lo importante es que Rocío Monasterio no firme los proyectos, sin licencia.
    17720 | manuel - 07/01/2020 @ 20:18:15 (GMT+1)
    Bilis, mucha bilis tienen que tragar hoy los que no aceptan perder porque creen que España es suya.
    17718 | Ana Sánchez - 07/01/2020 @ 19:01:24 (GMT+1)
    Para España, mucho. No lo dudes. Hoy los terroristas y los separatistas marcan la agenda de España. Y eso solo le puede gustar a los imbéciles y a los que quieren mal para el país. Elija.
    17715 | Dype - 07/01/2020 @ 17:02:31 (GMT+1)
    Día duro Ana Sánchez.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.