www.madridiario.es
    17 de octubre de 2019

Miguel Garrido

Miguel Garrido, nuevo presidente de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM), será el invitado de esta tarde en el último Com.Permiso de la semana. A partir de las 18:30, será entrevistado por Constantino Mediavilla y Nieves Herrero, con los que hablará de sus expectativas al frente de CEIM y otras cuestiones de la actualidad madrileña.

ENTREVISTA

Pocas horas después de su nombramiento oficial como presidente de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM), Miguel Garrido atiende a Madridiario para hacer un recorrido hacia detrás y hacia delante por los logros y retos de la asociación que representa a la mayoría de los empresarios de la región. En un momento de cambio político, Garrido no hace sangre con el anterior Ejecutivo de la ciudad de Madrid -hubo una "muy buena" comunicación, dice, con los de Carmena, aunque no se tuvieron en cuenta las necesidades del tejido empresarial- y prevé una "interlocución estupenda" con el nuevo alcalde, José Luis Martínez-Almeida. En la Comunidad, y a la espera de la investidura del próximo presidente regional, cree que la clave está en mantener una baja fiscalidad en Madrid y señala, no obstante, el acceso a la innovación como asignatura pendiente en la región.

El alcalde de Madrid recoge los "balones" lanzados por la Confederación de Empresarial de Madrid, que este martes ha elegido a su nuevo presidente: Miguel Garrido. Él ha pedido a la nueva Administración, precisamente, que se escuche a los empresarios, que se impulse Madrid Norte, que se revierta Madrid Central, que se prohíba la venta ambulante o que se racionalicen los horarios de los trabajadores siempre que eso no repercuta en la productividad de las compañías.

La Junta Directiva de CEIM-CEOE ha nombrado este miércoles a Miguel Garrido secretario general de la confederación de empresarios madrileña en sustitución de Sol Olabarri.

La Cámara de Comercio de Madrid estaría dispuesta a gestionar el Palacio de Congresos de Madrid, ubicado en el Paseo de la Castellana, para disponer de un espacio para acoger congresos en la capital.
  • 1