www.madridiario.es
El presidente de CEIM, Miguel Garrido.
Ampliar
El presidente de CEIM, Miguel Garrido. (Foto: Chema Barroso)

La patronal asegura que "la herida será más grande cuanto más tiempo dure el parón de la actividad"

miércoles 13 de mayo de 2020, 11:10h

El presidente de CEIM, Miguel Garrido, ha advertido este miércoles de que "la herida será más grande cuanto más tiempo dure el parón de la actividad económica", aseverando que si Madrid no entra en la fase 1 supondrá un "coste importantísimo" en la actividad económica y se seguirá "con la sangría" de empresas y autónomos.

Así lo ha señalado el presidente de la patronal en una entrevista en 'Onda Madrid', recogida por Europa Press, en la que ha insistido en que desde CEIM se han advertido las consecuencias sobre la economía de no escalar en los planes de desescalada, negando presiones sobre el Gobierno regional.

"Serían malas noticias porque indicaría que Madrid no está en la situación sanitaria y sería muy mala noticia para la salud de los madrileños pero más allá eso sería una malísima noticia", ha recalcado a preguntas sobre si se niega de nuevo a la Comunidad de Madrid entrar en la fase 1.

Garrido ha incidido en que desde CEIM no se presionó a la Comunidad de Madrid para que solicitará la ascensión de fase, apuntando que desde el primer momento han sido escrupulosos con las decisiones de las autoridades.

"Los empresarios no hemos hecho otra cosa que colaborar. Lo hemos respetado siempre", ha reseñado reiterando que el coste para la sociedad si Madrid sigue en la misma situación "será enorme", dado que supondrá la desaparición definitiva del tejido empresarial y del empleo.

En esta línea, ha señalado que la realidad supera las previsiones internas que hizo la patronal sobre cómo afectaría el parón al tejido empresarial y ha indicado que habrá negocios que quieran abrir, pero no podrán. "Estos dos meses de parón supone una factura enorme y la vuelta a la actividad va a ser más lenta de lo que esperábamos", ha dicho.

En cuanto a los ERTEs, Garrido ha señalado que no tiene "justificación que se elimine una herramienta que estaba legislada cuando la causa económica es más que evidente" y ha indicado que "las empresas necesitan ahora proteger el empleo".

"Lo que hay que hacer es facilitar herramientas de flexibilidad a las empresas y que puedan sobrevivir para que vayan generando empleo. Pero que te las quiten no tiene ningún sentido. Hay que intentar ayudar, apoyar... No tiene sentido desincentivar la actividad económica", ha reprochado.

En contra de la cuarentena a turistas

Por otro lado, el presidente de CEIM se ha mostrado en contra la decisión del Gobierno de imponer una cuarentena a todos los que vengan del extranjero al considerar la medida "ridícula" y "sin sentido". Por eso, espera que el Gobierno "recapacite" y "rectifique", ya que supondría "agravar la ruina" a la que ya se enfrenta el sector turístico.

"Se supone que quien viene, no está contagiado y hay una metodología, que se puede controlar. Espero que se vuelva a la cordura y que la Unión Europea imponga unos criterios sensatos", ha reseñado indicando también que está decisión no está sustentada en razones sanitarias y que debería haber conversaciones con los sectores afectados por el impacto económico que esto supondría.

También se ha opuesto a la prohibición de las rebajas físicas y ha reclamado que exista "libertad empresarial", ya que el empresario es quien "arriesga su patrimonio y quien tiene responsabilidad en que su empresa sobreviva".

"El empresario debe tomar las decisiones legitimas para que su negocio salga adelante. Con la temporada de primavera perdida, hay stock al que se tiene que dar salida", ha dicho y ha criticado seguidamente que esta decisión "parece un capricho" para intentar regular al sector "hasta el extremo de decir hasta qué precio se puede vender un producto".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios