www.madridiario.es
    12 de noviembre de 2019

emvs

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, se comprometió durante el debate sobre el Estado de la Ciudad del año pasado a destinar 200 viviendas municipales a familias desahuciadas con dificultades económicas que se sumarían a otras 200 anunciadas en 2012 que adjudicaría Cáritas, Cruz Roja y Provivienda. Es decir, 400 viviendas en régimen de alquiler social en total. A día de hoy tan solo se han entregado 162 de ambos lotes, 98 de las cuales están efectivamente ocupadas y 64 en trámite, según datos del Ayuntamiento de Madrid.

El Ayuntamiento de Madrid, a través de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS), y la Fundación ONCE han firmado este lunes un convenio que facilitará el acceso de las personas con discapacidad a la vivienda pública, tanto a pisos protegidos totalmente adaptados, como a alojamientos adaptados temporales. Botella ha dicho que hay 90 viviendas reservadas para este fin en varios distritos.

Hasta el domingo 17 de noviembre, Ifema acoge el Salón inmobiliario de Madrid, SIMA, en el que el Ayuntamiento, a través de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS), muestra su oferta de vivienda protegida municipal facilitando el acceso a ella a través del registro permanente de solicitantes.

La Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS) ha pagado en tres años hasta 1,4 millones de euros por resoluciones judiciales, sentencias y consignaciones derivadas de fallos y vicios constructivos, motivo que ha llevado al portavoz de Urbanismo de UPyD, Mariano Palacios, a afirmar que "los únicos que han hecho su agosto han sido los abogados" porque "no se puede pretender (contar con) grandes nombres (de la arquitectura) con poco dinero".

De sobra es conocido que la crisis ha provocado una bajada generalizada del precio de las viviendas, tanto para comprar como para alquilar, independientemente de que sean nuevas o usadas. A esta rebaja general, sin embargo, parecen ajenas las administraciones públicas, pues mantienen los precios de las viviendas protegidas. Como resultado muchos de sus inquilinos renuncian a las adjudicaciones.

La muerte de una mujer de 45 años, por posible suicidio, fue atribuida este martes por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) a la recepción de una carta en la que se le anunciaba la no prórroga de su contrato de alquiler en un piso de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS). El Ayuntamiento lamentó la muerte y anunció actuaciones judiciales contra la plataforma por atribuirle una relación causa efecto con el suicidio.

El portavoz socialista ha señalado la "incapacidad de gestión" del ejecutivo de Botella así como ha señalado que la EMVS actúa contra sus propios estatutos en la venta de pìsos. Y ha señalado que el PSM estudia tomar medidas legales.

Este viernes, unos 30 manifestantes de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) han vuelto a encerrarse en el Ayuntamiento de Madrid como protesta por los desahucios que se han producido a lo largo de esta semana, y en concreto por el que se ha llevado a cabo durante la mañana de este viernes, que ha afectado, según la PAH, a una familia con cinco niños en Vallecas.

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha reclamado este viernes la paralización de los desahucios de cinco viviendas que se llevarán a cabo la próxima semana. Como protesta, después de entrar en Cibeles para pedir una reunión con responsables municipales, se han encerrado desde última hora de la mañana en la sede de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS). 

Shakira G.N., la niña de 7 años del poblado de Puerta de Hierro que padecía cáncer, ha muerto nueve meses después de que la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS) concediera a sus abuelos una vivienda social en el distrito de Tetuán.

Un juzgado de Madrid ha anulado el acuerdo de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Madrid (EMVS) que establecía, en 2009, los criterios de enajenación y regularización de los títulos de ocupación de los residentes de la colonia municipal Nuestra Señora de las Victorias de Madrid "por no ajustarse a derecho".