www.madridiario.es
Bravo Murillo, repintada por Greenpeace
Ampliar
Bravo Murillo, repintada por Greenpeace (Foto: Greenpeace)

Así sería la calle ideal de Greenpeace

jueves 22 de septiembre de 2016, 12:13h
Una treintena de activistas de Greenpeace han repintado los carriles de la calle Bravo Murillo para reclamar "menos coches y menos contaminación" en los núcleos urbanos, dando más presencia en su diseño a peatones y ciclistas.

La organización ecologista ha hecho coincidir la acción con el Dia sin coches que se celebra este jueves y ha elegido la travesía madrileña por la que circulan 22.000 vehículos al día, la mayor parte de paso hacia otras partes de la ciudad.

Los activistas han pintando los siete carriles (dos para aparcamiento y otros cinco de circulación) del tramo entre la calle Feijóo y la Glorieta de Quevedo para representar los usos que deberían tener grandes calles como esta, donde las personas y el transporte público tuvieran prioridad frente al coche particular. Treinta activistas han pintado 2.000 metros cuadrados de calle con el objetivo de "soñar una ciudad de movilidad sostenible".

Al amanecer, los carriles de la travesía madrileña han aparecido simulando la manera en que debería reordenarse su utilización para que la ciudad fuera más sostenible y respetuosa con el clima: dos carriles para peatones, otros dos para ciclistas, otros dos para autobuses, y uno para automóviles y motocicletas, que en un futuro no muy lejano deberían ser de motor eléctrico. También portaban una pancarta con el mensaje "menos coches, menos contaminación".

"Este modelo, que podría trasladarse a cualquier ciudad, debería constituir la esencia de las políticas de movilidad y urbanismo de los próximos años: la reducción en el número de automóviles que circulan en nuestras ciudades mediante el rediseño de nuestras calles, y el reparto más equitativo del espacio público entre las personas y los medios de transporte", ha declarado Mariano González, responsable de la campaña de Movilidad de Greenpeace.

Greenpeace ha elegido una calle como Bravo Murillo al ser una vía representativa del dominio del automóvil en las ciudades ya que de los 28 metros de anchura 19 de los mismos se dedican a la circulación (cinco carriles) y aparcamiento (dos carriles) de automóviles. "Es decir casi un 70 por ciento del espacio público se encuentra dedicado al uso prioritario del coche", ha indicado la organización.

La organización pide reordenar parte del espacio dedicado al coche para usos sociales no exclusivamente de tránsito como parques infantiles, huertos urbanos o lugares de esparcimiento.

Carmena valora la "colaboración"

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha asegurado este jueves que Greenpeace quiere "colaborar con la Semana de la Movilidad o la Celeste" al pintar esos 2.000 metros cuadrados.

Así lo ha asegurado ante los medios de comunicación en un acto con motivo del Día sin coches, en el que ha añadido que es "una manera de expresar todo lo que tienen de movimiento movilizador".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.