www.madridiario.es
El Ayuntamiento y un equipo de psicólogos acompañan a familiares de fallecidos por Covid-19 en su 'duelo en soledad'
Ampliar
El Ayuntamiento y un equipo de psicólogos acompañan a familiares de fallecidos por Covid-19 en su "duelo en soledad" (Foto: PIXABAY)

El Ayuntamiento y un equipo de psicólogos acompañan a familiares de fallecidos por Covid-19 en su "duelo en soledad"

miércoles 22 de abril de 2020, 07:40h

“Lo que recibimos cada día, pese a la situación, es un agradecimiento inmenso por parte de todo el mundo al que llamamos”, dice a este diario Ana Santos Olmos, una de las psicólogas que forma parte del equipo psicológico encargado de dar servicio telefónico de duelo a los familiares de fallecidos en esta crisis sanitaria.

Desde hace muy pocos días, Ana y sus compañeras se encargan de cumplir con esta iniciativa “fundamental” promovida por el Ayuntamiento de Madrid ante “esta situación sin precedentes”, tal y como indica la jefa del Departamento Programación, Evaluación y Desarrollo de la Dirección General de Mayores, Pilar Serrano Garijo. Un fallecimiento es algo muy doloroso para cualquier familia, a pesar de que pueda llegar a ser una liberación ante un proceso largo, pero en situaciones en las que no hay acompañamiento, despedida, un último 'te quiero' o un 'gracias', ni tampoco entierros o velatorios, el duelo se complica”, relata Serrano. A esto se suma, además, “que para muchos es un duelo en solitario”, sin manos a las que agarrarse o abrazos que reconforten.

Ante todo ello, el Consistorio madrileño, en particular el Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social dirigida por Pepe Aniorte, impulsó un servicio telefónico de duelo para poner a disposición de los afectados un acompañamiento telefónico y pautas para afrontar la pérdida de su ser querido de la mejor manera posible. Fuentes del Ayuntamiento explican que la iniciativa va destinada en concreto a los familiares de aquellos usuarios dados de alta en alguno de los servicios municipales ofrecidos a mayores, como los servicios de teleasistencia, centros de día o de ayuda a domicilio, entre otros.

En el caso de los allegados de usuarios de teleasistencia y centros día el contacto ha sido más constante y fácil debido a que se ha ido llevando a cabo un seguimiento más constante del estado de estas personas, bien porque había mecanismos tecnológicos para hacerlo o bien porque el personal de los centros tenía un contacto más directo”, explica Serrano. Al apoyo de estas familias se suma ahora el destinado a aquellas cuyos parientes hacían uso de servicios municipales más puntuales, como los de comida a domicilio, rehabilitación o cuidados, entre otros.

Así, los servicios municipales de mayores que reciben la notificación del deceso de uno de sus usuarios ponen en conocimiento de este hecho al equipo del que forma parte Ana, el cual depende del Grupo Psicología Álava Reyes en colaboración con el Consistorio. A partir de ese momento, el procedimiento consiste en una llamada inicial por parte de un psicólogo o psicóloga, quiennes además de darles el pésame se interesan por su situación actual desde el punto de vista emocional y de las posibles necesidades que tengan, y tras una valoración inicial se pauta la frecuencia de las llamadas posteriores.

Nos encontramos con personas que han perdido a su cónyuge, por ejemplo, quien era el encargado de determinadas cosas de las que ellos no se pueden hacer cargo. Este tipo de necesidades también tratamos de paliarlas desde el Ayuntamiento una vez conocidas a través de estas llamadas”, cuenta Serrano. Sin embargo, lo que más se están encontrando es “gente con necesidad de desahogarse, de contarte lo que ha vivido y lo que ha sentido, de todo lo que no ha podido hacer o de lo que ha tenido que hacer y no quería y lo que esto les supone”, relata.

Desde su experiencia, Ana cuenta a Madridiario que estos días se están encontrando a “muchas personas tienen un gran apoyo familiar y de amigos, en la distancia, pero lo tienen. Sin embargo, hay otros que están muy solos y no tienen facilidades para encontrar ese apoyo social que en esos momentos es tan necesario”. A estas personas es a las que se llama con más asiduidad y a quienes se insta a “compartir su dolor y sus sentimientos, una parte muy importante y fundamental de cualquier proceso de duelo” y a celebrar de manera personal despedidas, ya sea “escribiendo una carta, recopilando fotografías o recuerdos”, algo que recomienda a todos los afectados.

El “duelo en soledad” que estos días viven miles de personas en todo el país, que en muchos casos se da debido a que los mismos familiares están ingresados o aislados por haber estado en contacto con el Covid-19, dificulta que se “cierre el círculo de la despedida de nuestros ser querido”, en especial debido a la prolongación de los tiempos y de la espera constante a tener noticias.

Aquellos que tienen un familiar ingresado reciben cada día una llamada en la que se les da información sobre el enfermo, y es un momento que es muy esperado pero a la vez muy temido porque en muchos casos hablamos de un deterioro grave. Por otro lado, una vez que se les avisa del fallecimiento, estos no han podido despedirse o cogerle la mano, por lo que sienten que lo han abandonado en su enfermedad”, relata Ana.

Tras comunicar la defunción, los familiares “en ocasiones tardan días en saber dónde está el cuerpo de su allegado, si está en la morgue del hospital o en el Palacio de Hielo, por ejemplo, y eso crea también mucha confusión y desasosiego”. La falta de celebración de los tradicionales ritos funerarios, tanto en personas religiosas como en las que no, también compromete el proceso natural del duelo, puesto que lo hace incompleto e “inusual” y crea en esta ocasión sensación de “haber abandonado a la persona tras su muerte”.

Pasados unos días, ante la falta de rutina y de contacto social, la psicóloga cuenta que es habitual que los familiares sientan que “están en una especie de paréntesis, como si lo que les hubiera pasado no fuera real”, y explica que será cuando “volvamos a la cotidianidad cuando estas personas van a revivir esta pérdida, cuando comiencen a echarlas de menos en momentos concretos, les salga llamarles por teléfono o tengan que ir a sus domicilios a hacerse cargo de lo que dejan”.

El trabajo de Ana y del resto de equipo del que forma parte, al tiempo que esencial, conlleva una importante carga emocional. “Para los psicólogos también es difícil porque nos encontramos con una situación excepcional, no hay una experiencia previa con la que se pueda comparar”, relata a este diario. A pesar de ello, “y de todas las historias que escuchas”, a día de hoy siente un gran “agradecimiento por tener la oportunidad de ayudar a todas estas personas en un momento como este”.

Teléfonos de ayuda y acompañamiento ante la crisis del Covid-19

El Ayuntamiento de Madrid y Adopta un Abuelo han dispuesto el programa 'Minutos en Compañía' para el acompañamiento telefónico a personas mayores aisladas durante el periodo de confinamiento debido al COVID-19. Su número gratuíto es: 919 490 111

La Comunidad de Madrid tiene a disposición de aquellos que lo necesiten un servicio telefónico y 24 horas de ayuda a la gestión emocional provocada por la situación de alerta social y sanitaria derivada de la crisis del COVID-19. Su número gratuito es: 900 124 365

Los ciudadanos de la Comunidad de Madrid pueden plantear sus dudas y consultas sobre la crisis del COVID-19 a través de Whatsapp al número de teléfono habilitado por la Comunidad. Su número gratuíto es: 628 000 012

La Comunidad de Madrid tiene habilitado un número de teléfono para emergencias, síntomas o información sobre el COVID-19, así como para la localización de las personas falledidas por la enfermedad y cuyas familias tengan dudas de la ubicación del cadáver. Su número gratuíto es: 900 102 112

El Ministerio de Sanidad y el Consejo General de Psicólgos han habilitadoun servicio telefónico de apoyo para la población afectada por la COVID-19: el 917 007 989 para familiares de personas enfermas o fallecidas como consecuencia del coronavirus; el 917 007 990 para profesionales con intervención directa en la gestión de la pandemia como sanitarios, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado o Policía Local, entre otros; y el 917 007 988 para la población en general con dificultades derivadas del estado de alerta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios