www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Templo de Debod al atardecer.
Ampliar
Templo de Debod al atardecer. (Foto: Kike Rincón)

El Templo egipcio de Debod abrió sus puertas

viernes 19 de julio de 2019, 15:18h

Traído desde Egipto como regalo del presidente Gamal Abdel Nasser a España, el Templo de Debod fue inaugurado un 20 de Julio de 1972. Sería el acalde de Madrid de aquel entonces, Carlos Arias Navarro, quien haría los honores. Esta ofrenda a España llego como agradecimiento de Egipto por su colaboración en la campaña de la Unesco de los años 60 para salvaguardar los santuarios de la región de Nubia. Esta acción fue necesaria debido al peligro que afrontaba el templo.

Riesgo de inundación

El presidente Nasser, con la financiación de la Unión Soviética, anunció la construcción de la presa alta de Asuán en 1960, que dejaría 22 monumentos nubios bajo amenaza de acabar sumergidos. Así, la Unesco hizo un llamamiento para la reubicación de estos templos, siendo España uno de los Estados que más financiación facilitó: casi medio millón de dólares. El resto de los templos fueron destinados a otras capitales del mundo y museos. Sería en 1968 cuando Egipto donaría el templo mencionado a España y comenzaron entonces las labores de transporte.

El templo, desmontado y con un recuento minucioso de sus piezas y las instrucciones para su reconstrucción, emprendió su viaje, pasando por Alejandría, para después viajar por el Mediterráneo en barco hasta llegar a puerto en Valencia. Finalmente fue transportado por numerosos camiones hasta Madrid, a la Montaña del Príncipe Pío.

Comienzan a descifrar las inscripciones

No sería hasta el año 2004 cuando un grupo de científicos españoles comenzó a descifrar los jeroglíficos presentes en las paredes del santuario, dedicado al dios egipcio Amón Ra.

Mediante tecnologías avanzadas de desciframiento digital se inició así la investigación que pretendía conocer las leyendas inscritas en las paredes, deterioradas por los años y las inundaciones que el templo sufría incluso antes de la construcción de la presa.

El grupo fue dirigido por Miguel Ángel Molinero, profesor de la Universidad de La Laguna, y Alfonso Flores, responsable de la División de Investigación Arqueológica del Museo Municipal de San Isidro, y financiado por el Gobierno regional canario.

Tras un arduo trabajo, los egiptólogos lograron descifrar hasta 110 inscripciones. Gracias a ellas se puede observar cómo aventureros, viajeros, fieles, o ladrones, de religión cristiana o islámica, y otros muchos, dejaron su huella esculpida en el templo.

Se reconocieron las inscripciones más antiguas como pequeñas oraciones que los fieles redactaban para los dioses del santuario. De la época cristiana también se encuentran pequeñas cruces realizadas con muescas inscritas para ahuyentar aquellos dioses del pasado del templo. Además, se hallaron dibujos de la época medieval y palabras como bismillah de la época islámica.

En peligro por la contaminación

El templo que hoy luce en la zona de Argüelles se ve ahora amenazado por la contaminación, humedad y condiciones meteorológicas adversas que sufre la ciudad de Madrid, según informó el diario ABC en 2012. Es por ello que desde hace tiempo se han planteado diferentes alternativas para salvaguardarlo. En 2007, el centro de la Unesco de la Comunidad de Madrid ya demandó la protección del santuario y sugirió la instalación de una cúpula acristalada. Aun así, hoy en día el templo sigue estando expuesto a las amenazas climatológicas, ya que por el momento no sea formalizado ninguna de las decisiones sobre las alternativas de protección.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.