www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

La actual Puerta de San Vicente se inauguró el 25 de abril de 1995.
Ampliar
La actual Puerta de San Vicente se inauguró el 25 de abril de 1995. (Foto: Luis García)

La Puerta de San Vicente: ¿a la cuarta, la vencida?

jueves 25 de abril de 2019, 07:57h
El 25 de abril de 1995 se inauguraba la Puerta de San Vicente, la cuarta puerta que se ha alzado a lo largo de la historia madrileña en la glorieta del mismo nombre.

La confluencia actual del Paseo de la Florida, la Cuesta de San Vicente y el Paseo de la Virgen del Puerto era una de las entradas a Madrid en el siglo XVIII. En 1726, el Corregidor de la villa, el Marqués de Vadillo, encargó al afamado arquitecto Pedro de Ribera que construyera una puerta para sustituir a la conocida en la época como Puerta de la Florida, que se encontraba en estado ruinoso. De Ribera ideó un monumental pórtico de tres arcos y lo coronó con una estatua de San Vicente, por lo que empezó a conocerse como la Puerta de San Vicente. Estaba situada más cerca de la actual Plaza de España y no duró en pie ni medio siglo.

A pesar de llevar la firma de uno de los arquitectos más destacados de la villa, el Gobierno no dudó en derribarla en 1770 dentro de las actuaciones de remodelación de la Cuesta de San Vicente, con las que pretendía mejorar los accesos al Palacio Real.

Poco después, Carlos III encargó al arquitecto del Reino, Francisco Sabatini, la construcción de una nueva puerta que diese acceso a Madrid desde el, por entonces, también renovado Paseo de la Florida. El pórtico quedó levantado en 1775, también con tres arcos, pero con mayor diferencia entre el central -destinado a carruajes- y los laterales -para peatones- que su antecesor. Construida en granito y piedra caliza de Colmenar de Oreja, estaba adornada con piñas, trofeos de guerra, castillos y triglifos.

La puerta diseñada por Sabatini en un óleo de Ginés Andrés de Aguirre, hacia 1785.

Poco más de un siglo después, a finales del XIX, Madrid crecía a toda velocidad y los carruajes se multiplicaron por sus calles. Con el objetivo de regular el tráfico en la zona, se ordenó el desmontaje de la Puerta de San Vicente en 1890. A pesar de que se desmontó piedra a piedra, sus restos terminaron perdiéndose con el paso del tiempo.

Fue el alcalde José María Álvarez del Manzano quien se propuso recuperar la puerta de la glorieta de San Vicente y encargó al ingeniero Juan A. de las Heras Azcón una réplica lo más fiel posible del trabajo de Sabatini. El anteproyecto del arquitecto del Reino se encontaba en los Archivos Nacionales de París y el fotógrafo Jean Laurent había inmortalizado la puerta de Sabatini antes de ser derribada. De modo que la actual Puerta de San Vicente es casi un calco de la anterior, aunque el Ayuntamiento decidió colocarla en posición inversa. Además, las únicas piezas que se conservaban de la obra de Sabatini, las molduras de las cornisas superiores, se incorporaron al nuevo proyecto, que se construyó en hormigón chapado de granito y caliza.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.