www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Patio de butacas del Teatro Lara.
Ampliar
Patio de butacas del Teatro Lara. (Foto: Kjell Salters)

Abre sus puertas el Teatro Lara, la Bombonera de Don Cándido

martes 03 de septiembre de 2019, 08:14h

En un día como hoy, en el año 1880, abrió sus puertas uno de los teatros más conocidos de Madrid. Con una modesta capacidad para 460 espectadores y a escasos minutos de la Gran Vía, fue inaugurado el Teatro Lara para que en su interior se representaran todo tipo de aclamadas obras con el paso de los años.

Su emplazamiento se sitúa en la calle Corredera Baja de San Pablo y la construcción fue iniciada en 1879. Desde su estreno, un año después, fue conocido como la Bombonera de Don Cándido. La razón de este sobrenombre no fue otra que una referencia a su mecenas, Cándido Lara, un carnicero de la plaza de Antón Martín. Este trabajador se hizo millonario por abastecer a los ejércitos reales contra los carlistas y quiso utilizar el dinero para llevar a cabo uno de sus grandes sueños: crear un espacio en el que los mayores actores y directores interpretaran sus obras.

Influencia francesa y estilo burgués

En lo que se refiere a la estética del edificio, la fachada que da a la Corredera Baja de San Pablo se inspiró en el estilo francés de aquellos años. Tanto es así, que incluso los faroles utilizados en la misma fueron traidos de París. Otras características de la fachada principal son los reconocibles cuatro arcos y los huecos para colocar los carteles de las funciones.

Por sus habituales visitantes, el emplazamiento teatral fue considerado un teatro burgués. Los reyes Alfonso XII y XIII eran asiduos a él y en el Lara se llevaron a cabo numerosos estrenos de grandes obras de actores y directores de renombre en la época. Allí se estrenaron obras como Los intereses creados o El amor Brujo. En lo referido a los actores que pasaron por el escenario en los primeros años, se encuentran algunos como Lola Membrives o Ricardo Zamacois.

Al borde de la demolición

La historia del teatro estuvo a punto de terminar a principios del siglo XX, con la muerte de Cándido Lara. El inmueble fue heredado por Milagros, su hija, y en su testamento dispuso la creación de la Fundacion Lara para el sostenimiento de la escuela pública “Nuestra señora de La Paloma”. Sin embargo, se estableció la demolición del teatro para construir viviendas en el solar, de manera que la renta de las mismas sirviera para sufragar los gastos de la escuela.

Distintos vecinos de la zona y el personal del teatro presionaron para que éste permaneciera en su lugar y, en 1912, se aprobó un Real Decreto que el funcionamiento, financiación y bienes patrimoniales. Así, pudo seguir operando sin interrupción hasta los años 80, cuando fue cerrado hasta su reapertura en 1994.

Ya en 2007, el teatro comenzó una nueva etapa y su programación se volvió más comercial, así como se decidió dar cabida a la música, la poesía, o cualquier expresión artística. Sin embargo, se ha intentado mantener la esencia del mismo y, en la actualidad, sigue siendo un lugar querido por madrileños y visitantes de numerosas partes de España u otros países.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.