www.madridiario.es

EL MADRID SOCIAL: RSC Y FUNDACIONES

IMDEA Energía: hacia un mundo sin contaminación
Ampliar

IMDEA Energía: hacia un mundo sin contaminación

miércoles 17 de julio de 2019, 14:19h

Nueva entrega de la serie de reportajes El Madrid Social: RSC y Fundaciones, extraídos del octavo libro de la serie Foro Madrid Debate.

Desde su creación, hace más de 10 años, como fundación pública independiente, el instituto IMDEA Energía ha realizado actividades de I+D de elevado impacto en el sector energético. Su misión: allanar el camino, desde la investigación en fuentes de energía, hacia un mundo sostenible.

La fundación IMDEA Energía, uno de los institutos de investigación de excelencia de la Comunidad de Madrid, desarrolla sus actividades en el ámbito de las energías renovables y las tecnologías energéticas limpias con el objetivo de contribuir a la descarbonización de nuestro sistema energético.

La sede de IMDEA Energía es un edificio sostenible de 8.000 metros cuadrados en el Parque Tecnológico de Móstoles

Sus líneas de investigación se ajustan a los grandes retos sociales y los objetivos fundamentales del Marco Europeo de Clima y Energía para 2030. En especial, persigue la reducción drástica de emisiones de gases contaminantes, una penetración masiva de las energías renovables y un fuerte incremento de la eficiencia energética.

Entre sus principales temas de investigación se encuentran la producción de combustibles sostenibles, el desarrollo de sistemas y tecnologías de aprovechamiento de la energía solar y el incremento de la eficiencia del almacenamiento de energía. También, la gestión inteligente de la demanda de electricidad y la mejora de la eficiencia energética en edificios, procesos industriales y aplicaciones medioambientales, así como la valorización de CO2 para su conversión en productos de alta demanda en el mercado, la realización de estudios de sostenibilidad y la modelización de escenarios para la planificación energética.

La sede, un edificio sostenible

El Instituto IMDEA Energía tiene su sede en un edificio de nueva construcción de 8.000 metros cuadrados de superficie, ubicado en el Parque Tecnológico de Móstoles. Se trata de un edificio sostenible que ha recibido la calificación energética A y la prestigiosa certificación LEED Oro por la integración de geotermia, cogeneración, energía solar térmica, generación fotovoltaica y suelo radiante, así como por el uso eficiente del agua y la calidad del ambiente interior.

Estas características del edificio permiten a sus investigadores desarrollar su trabajo en un entorno acogedor con laboratorios de investigación, naves con plantas piloto e instalaciones de demostración bien equipadas. Las infraestructuras científicas y tecnológicas disponibles en el instituto hacen posible abordar proyectos de investigación desde la etapa inicial de laboratorio hasta el ensayo de prototipos y tecnologías precomerciales.

Con una plantilla aproximada de 100 personas, IMDEA Energía cuenta con investigadores de alta especialización, de los que un 55 por ciento posee el título académico de doctor. Como consecuencia de la estrategia de captación de talento científico, gran parte de estos investigadores proviene de centros externos a la Comunidad de Madrid.

Por otro lado, del orden de 60 estudiantes de universidades españolas y extranjeras colaboran cada año con las unidades de investigación de IMDEA Energía mediante trabajos fin de grado/master o prácticas en empresas, lo que, junto con las tesis doctorales en desarrollo, supone una apuesta decidida del instituto por la formación de jóvenes investigadores.

Más de 60 proyectos en 2018

Los resultados obtenidos en 2018 en las diferentes temáticas de investigación han dado lugar a 90 publicaciones en revistas científicas de prestigio y 115 comunicaciones en congresos, la mayor parte de ámbito internacional. Además, IMDEA Energía es titular de un total de diez patentes.

El número de contratos de I+D activos durante 2018 ascendió a 61, de los cuales, siete fueron proyectos con financiación regional; 23, con financiación nacional; 11, internacionales; y 20 contratos con empresas. Los ingresos procedentes de estos proyectos, sumados a las ayudas de personal obtenidas en convocatorias competitivas, han permitido al instituto alcanzar un grado de autofinanciación superior al 50 por ciento.

Entre los proyectos en marcha cabe destacar los dos financiados por el European Research Council (ERC), en su modalidad Consolidator Grant para investigadores excelentes (los que tienen, al menos, siete años de experiencia investigadora pos-doctoral). Estos constituyen un buen ejemplo de desarrollo de tecnologías energéticas avanzadas, como es el caso de la fotosíntesis artificial, o de gran actualidad como, por ejemplo, el de las baterías de flujo.

La autofinanciación del instituto supera el 50 por ciento

En el primero de dichos proyectos, HyMap (Hybrid Materials for Artificial Photosynthesis), se han conseguido ya notables avances en el diseño de fotocatalizadores con elevada actividad en la producción de hidrógeno, así como en la valorización de CO2. El segundo, el proyecto MFreeB (Membrane-Free Redox Flow Batteries), tiene por objetivo el desarrollo de un nuevo concepto de baterías de flujo en las que se eliminan las costosas membranas para la separación de los electrolitos. Además, se evita el uso de electrolitos tóxicos, lo que abre las puertas a su futura aplicación como sistema de almacenamiento a gran escala en sistemas de generación renovable.

En el ámbito de la producción de combustibles sostenibles a partir de energías renovables, cabe mencionar los proyectos europeos CASCATBEL y SUN-to-LIQUID. El primero de ellos fue ejecutado en el periodo 2013-2017 por un consorcio de 17 miembros coordinado por IMDEA Energía. Juntos llevaron a cabo el diseño de un proceso en cascada para la transformación, de forma eficiente, de residuos agrícolas y forestales en biocarburantes avanzados.

Combustible cien por cien solar

Por otro lado, el proyecto SUN-to-LIQUID ha permitido instalar en IMDEA Energía un campo de helióstatos en el que se realizan ensayos con un reactor solar. Mediante la aplicación de elevadas temperaturas (1.500ºC) y altas concentraciones de radiación solar, se produce gas de síntesis a partir de agua y CO2, que después se convierte en combustible líquido sintético. Dicho combustible, cien por cien solar, se puede aplicar en el sector del transporte aéreo para cumplir con sus objetivos de reducción de emisiones en 2050.

Dentro de los proyectos de colaboración con la industria y las empresas energéticas, destaca el proyecto RITSE (“Reduced Inertia Transient Stability Enhancement”), financiado por Red Eléctrica de España y que busca incrementar la estabilidad de las redes eléctricas en un futuro sistema con alta penetración de energías renovables.

El gran impacto social de las líneas de investigación del instituto, así como la excelencia científica y tecnológica de los resultados, han convertido en poco más de diez años a IMDEA Energía en un referente y reconocido actor internacional en investigación energética.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.