www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Antiguo tranvía en Canalejas.
Ampliar
Antiguo tranvía en Canalejas. (Foto: EMT)

El viaje final del transporte más singular: el tranvía se despide de Madrid

sábado 01 de junio de 2019, 09:11h
Inadaptado a los tiempos, el tranvía sufría el acoso del remozado transporte madrileño. Los autobuses urbanos y el Metro habían acaparado sus viajeros y tan solo quedaban dos líneas en lucha contra la desaparición. El triste desenlace se produjo la noche del 1 de junio de 1972, fecha en la que se puso fin a sus 101 años de servicio en Madrid.

La urbanización de la ciudad y el desarrollo del transporte privado, así como del Metro -hoy centenario- y el autobús, habían reducido la red vial del tranvía a su mínima expresión. En 1971, tan solo circulaban por Madrid 60 coches, repartidos en cuatro trayectos: San Blas-Plaza de Castilla, Estrecho-Peñagrande, Pueblo Nuevo-Pegaso y Estrecho-Fuencarral. Con Ciudad Lineal como último bastión, resistió un año más hasta el cese de la actividad tras guardar los convoyes de las líneas 70 y 77 la madrugada del 1 al 2 de junio de 1972.

Atrás quedaban viejos tiempos de gloria y fotos de postal, con el tranvía atravesando el arco central de la Puerta de Alcalá o llegando a la Plaza de las Ventas abarrotado en San Isidro. Su funcionalidad lo catapultó al éxito temprano y aunque nació como un medio de transporte para los barrios de mayor poder adquisitivo, con un viaje inaugural entre la calle Serrano y Argüelles, pronto se rindió al ritmo frenético de la clase obrera, que se subía en él cuando el sol aún no había hecho acto de presencia para ir a trabajar.

De los 24 coches con 120 animales como medio de tracción 'de sangre' con los que empezó su andadura en 1871, pasó a contar con decenas de líneas que conectaban el centro con la perfieria, los mercados con las estaciones e incluso a la capital con otros municipios como Leganés. Tras las mulas llegó el vapor, y ya en 1898 el tranvía eléctrico. Sin embargo, el desarrollo alcanzado en las primeras décadas sufrió un estancamiento fruto de la falta de apego por parte de las administraciones como de la escasa inversión por parte de las compañías privadas que lo gestionaban. Así, la infraestructura se quedó obsoleta.

Tres décadas después de interrumpir su funcionamiento y con los raíles sepultados bajo el hormigón, la fiebre por el tranvía en otras urbes nacionales alcanzó Madrid. En 2005, la capital estrenó el Metro Ligero (distinta denominación, pero mismo mecanismo) con 27 kilómetros de red y 36 estaciones en el oeste de la región. Además, ese mismo año Parla inauguró uno propio de más de ocho kilómetros.

Del antiguo solo quedan la nostalgia y las anécdotas:

- Un tranvía abarrotado y sin frenos se precipita al Manzanares

- El trágico desenlace de la boda de Alfonso XIII

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • El viaje final del transporte más singular: el tranvía se despide de Madrid

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    14237 | Ana Sánchez - 01/06/2019 @ 10:56:45 (GMT+1)
    Ojalá volviera este medio de transporte para dar servicio al sur de la ciudad.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.