www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Monumento a Victoria Eugenia y Alfonso XIII
Monumento a Victoria Eugenia y Alfonso XIII (Foto: TripAdvisor)

El trágico desenlace de la boda de Alfonso XIII

jueves 31 de mayo de 2018, 07:58h

Lo que parecía un día feliz para los monarcas Alfonso XIII y Victoria Eugenia de Battenberg –bisabuelos del actual Rey Felipe VI– se convirtió en una pesadilla tras detonarse una bomba en la calle Mayor que dejó más de 20 muertos y un centenar de heridos.

El 31 de mayo de 1906 Madrid se engalanó para celebrar la unión en matrimonio del rey Alfonso XIII con la princesa británica Victoria Eugenia. Tras apenas un año de noviazgo, la feliz pareja se dispuso a casarse en la capital española convirtiendo su boda en el evento del año.

Este acontecimiento resultó ser la oportunidad perfecta para cometer un regicidio y Mateo Morral preparó minuciosamente su atentado. Anarquista catalán, Morral llegó a Madrid días antes del enlace y se instaló en el número 88 de la calle Mayor, lugar que le permitía tener una visión y alcance perfectos para cometer el regicidio.

El jueves de la ceremonia, el anarquista se encerró en su habitación para fabricar el arma con la que asesinaría a los recién casados: una bomba de tipo Orsini que con el mínimo contacto estalla, asolando todo a su alrededor.

Los reyes, recién casados en los Jerónimos, salieron desde allí en una carroza de caballos blancos para llevar a cabo un recorrido hasta el Palacio Real, pasando por la calles Alfonso XII, Alcalá, Puerta del Sol y Mayor, donde esperaba Morral desde su balcón.

Arropado por la decoración que en el hostal habían colocado, Mateo Morral escondió la bomba en un ramo de flores que, nada más llegar la carroza a la altura del número 88, dejó caer hacia los reyes.

El tiro no fue certero y la bomba tocó con los cables del tranvía, asesinando con su detonación a más de 20 personas que entre el público se encontraban e hiriendo a más de cien. Gracias a este contratiempo, los reyes salvaron su vida y huyeron del lugar.

Por su parte, y ayudado por otros compañeros anarquistas, Morral huyó hacia Torrejón de Ardoz, donde fue apresado y asesinó a un guardia civil, suicidándose supuestamente después.

Hasta el atentado del 11-M, el intento de regicidio contra Alfonso XIII y Victoria Eugenia fue el ataque más sangriento de la historia en la capital y el país y en la calle Mayor se encuentra una estatua que recuerda a las víctimas que perdieron su vida en un día que, supuestamente, era de celebración y alegría.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.